sábado, abril 10, 2010

Grandes Metidas de Pata Mundialistas, Vol I

Ah, las metidas de pata...esos momentos en que el sentido común se nos esconde detrás del culo y la razón sólo vuelve después, en el momento en que estamos lamentándonos y pensando "Ah, qué marica bruto burro idiota que soy". Cuando una decisión tomada con la costura de las bolas resulta en una gran metida de pata no hay nada más que esperar que la cosa no trascienda. A menos que uno esté en un mundial y el universo entero vea el grado de perfección bruta que uno puede alcanzar. Cómo el de éste brutal (?) Recuento histórico de Metidas de Pata Mundialistas, auspiciado por la campaña "Pastr*na merece otra oportunidad para arreglar el país, 2014-2018".
Uruguay 1930: El tira y afloje (?) para que Luis Monti juegue la final del Mundial
Hace un millón de años el fútbol se jugaba con el objetivo de hacer más goles que el contrario. En esa premisa el sistema preferido era un audaz 2-3-5, siendo el "3" una línea de volantes donde destacaba el Centrehalf, o volante central, que en los equipos clásicos repartía en dosis iguales balones y pata. En la Selección Argentina que jugó el Mundial del 30 el Centrehalf era Luis "Doble Ancho" Monti, grandísimo (en tamaño) jugador propenso a apuntar a la canilla del rival como medio disuasivo (?), pero a su vez un eje fundamental del funcionamiento de la albiceleste.
La imagen del cagado (?)

Argentina llegó a la final del Mundial en medio de una terrible campaña de malísima onda llevada por los aficionados uruguayos, que se dedicaron todo el torneo a verter mierda con el cuentagotas dañado: serenatas macabras en el Hotel de los argentinos, anónimos amenazantes al estilo "Si ganan la final no salen vivos grandísimos zoquetes pelafustanes" (así insultaban en esa época (?)) y muestras de repudio en la calle. En esa pesada atmósfera Luisito reflexionó/se cagó, y le dijo a los dirigentes que no quería jugar la final ni por todo el oro del mundo. A ver: en estos casos uno debe ser sensato y aceptarle la churretada al compañero, para que se vaya a su casa y no le cague el trabajo a uno; pero en vez de eso los responsables de la selección hicieron lo imposible por convencer a Monti que jugara la final. Y para rematar, que la jugara pero se cuidara de repartir pata para evitar que el público uruguayo se emputara (¡ya sabemos que el público uruguayo es bastante calmado!). En resumen: lo estaban convenciendo que saliera a la cancha con el culo atiborrado de preguntas (?) . Como en efecto pasó luego que Monti aceptara a regañadientes: fué una tristísima y ancha sombra estacionada en la mitad del Centenario, que celebró el 4-2 que le dió el primer título Mundial a Uruguay.
Francia 1938: Adhemar Pimenta se cree O mais putas
Brasil no siempre fue Bra-sil: en los dos primeros Mundiales no asustaban a nadie y quedaron eliminados en primera ronda sin hacer mucho escándalo. Pero para Francia 38 se armaron un equipazo que contaba con jugadorazos como Leónidas (máximo goleador de ese mundial), Domingos da Guia, Tim, Brandao y otros cracks de pre-Guerra que ahora pocos conocen pero que eran como Kaká y Robinho, pero en blanco y negro y con la sexualidad definida (?). Jugando muy bien eliminaron a Polonia en Octavos y a Checoslovaquia en Cuartos, tocándole en semifinales nada menos que Italia, vigente campeón olímpico y mundial. Aquí es que entra el DT brasileño, un tal Adhemar Pimenta, que antes del partido declaró que "Je (en realidad tuvo que decir "Jou", dado que es brasileño, pero las crónicas no especifican en éste sentido): qué nos vamos a preocupar, si nosotros a Italia le ganamos con los peores 11 jugadores de nuestro plantel... Je!" y decidió sacar a ¡¡¡¡¡7!!!!! titulares. Ganó Italia, claro, por ser mejor equipo y por la ayudita que le dió Adhemar Pimenta, que tuvo que devolverse a Brasil vía Guayana Inglesa disfrazado de recolector de caucho.

La B de Brasil no puede frenar a los italianos
Suecia 1958: Argentina se dedica a la siesta

Hubo una época en que los argentinos pensaban que en el fútbol eran los mejores del mundo. (Vé, qué raro en los argentinos...) Pero es que entre 1937 y 1957 habían ganado 8 de las 12 Copas Américas jugadas en ese lapso, exhibiendo un fútbol de alto vuelo y pariendo figuras al mundo como Alfredo Di Stéfano, Néstor Rossi, Omar Sivori, Omar Orestes Corbatta, José Manuel Moreno y muchos más. Pero la AFA por los motivos que les cantaron en las gónadas no asistió a los mundiales de 1938, 1950 y 1954 (algunos dicen que en 1950 no fueron porque su fútbol estaba desangrado, por un vulgar acto de piratería cometido por otra nación sudamericana, esa misma que le dió por llamarlo El Dorado). Total que sólo fueron hasta el Mundial de Suecia en 1958 con una nómina que exhibía bastante calidad pero tambien prominentes barrigas y muchos años encima. Argentina sólo ganó un partido (A Irlanda del Norte) y perdieron los otros dos (3-1 contra Alemania y el muy humillante 6-1 contra Checoslovaquia), demostrando que se habían quedado dormidos jugando fútbol de trotecito y pasecito y toque inútil y y gambetita, generándoles un shock del que sólo se repondrían en 1978.

Los checoslovacos no respetan las canas (?): Pipo Rossi queda al borde del infarto
Chile 1962: Un piccolo artíccolo (?) in la Gazzetta...

Para el Mundial de Chile 1962 a los locales les tocó compartir en primera ronda con Alemania Federal, Italia y Suiza, que auguraba tremendas batallas futbolísticas para los australes. Y de otro tipo, porque los chilenos, que no son para nada resentidos (?), se enteraron de un reportaje que hicieron dos periodistas italianos, unos tales Antonio Ghirelli y Corrado Pizzinelli, los cuales hicieron un post, digo, un artículo desbordante de rigor periodístico (?) para el periódico "Il Resto del Carlino" (????seh, así se llama????) titulado "Santiago, el confín del mundo: La infinita tristeza de la capital chilena", que exhibía perlas periodísticas como ésta:

"Desde que estoy en Chile tengo la curiosa sensación de llevar el mundo sobre mis espaldas. Se le siente encima igual que la tristeza de los habitantes, y ello provoca un malestar curioso que se agrava por los enormes saltos de temperatura. [...] La sangre se torna torpe y parece faltar en las venas, y después de permanecer algún tiempo en Chile uno se siente extraño a todo y a todos. El virus de la lejanía más abandonada, más solitaria, más anónima, se mete en el ánimo de todos y creo que ello incidirá en el estado anímico de los atletas.
En vano los chilenos, como para consolar a los italianos, dicen que Santiago se parece a Turín [...] Y ello tal vez para tratar de hacer olvidar la realidad de ésta capital, que es el símbolo triste de uno de los países subdesarrollados del mundo y afligido por todos los males posibles: desnutrición, prostitución, analfabetismo, alcoholismo, miseria... Bajo éstos aspectos Chile es terrible y Santiago su más doliente expresión, tan doliente que pierde en ello sus características de ciudad anónima."

En definitiva, nada que no fuera cierto (?). Pero la cosa fue un agravio total para los medios chilenos y el público en general. Sobre todo cuando los fascistas de El Merc*rio volearon cizaña y divulgaron la nota días antes del partido que iba a enfrentar a las dos selecciones. El resultado fue la famosa y terrible Batalla de Santiago, uno de los vergueros más cargados de mala leche vistos en una cancha en un Mundial de Fútbol (algún día haremos post de ésto). No sabemos qué pasó después en la vida de Antonio Ghirelli y Corrado Pizzinelli, pero suponemos que la crisis Emo provocada por Santiago de Chile no se les pasó por un largo tiempo.


"Quétepasaitalianoculiao"
Inglaterra 1966: Rattin se equivocó y pagó (?)

Ese 23 de Julio de 1966 Argentina salió a la cancha del mítico Wembley a enfrentar a los locales en cuartos de final, más prevenidos que Ur*be entrando sólo a un baño en la Universidad Nacional. Es que en ese mundial se notó feo la manito que le tiraron los europeos en contra a los equipos sudamericanos poderosos: a Brasil los cagaron búlgaros y portugueses a golpes en los partidos de su grupo; a Uruguay lo atracó un árbitro inglés a mano armada en cuartos de final contra Alemania. Y Argentina se veía con destino similar, jugando de visitantes contra una Inglaterra que había pasado de ronda con un fútbol más vacío que un álbum de Arjona. Así que su estrategia se basó en tres cosas: 1) Jugar a la táctica 1-9-1, 2) Enfriar lo más posible el partido y 3) Tratar de no provocar al público inglés. La última parte se fué al carajo cuando el árbitro alemán Kreitlein expulsó al capitán argentino, Antonio Rattín, por sacarlo de quicio (!!!) al exigirle insistentemente un intérprete. Ahí se armó la marimorena (?): Rattín no quería salir de la cancha y no quería creer que había sido expulsado (en ese mundial aún no se había implementado lo de la Tarjeta Roja), hasta que el argentino salió después de interminables minutos...y no se le ocurrió una mejor idea que ir a sentarse en la alfombra roja de la reina! Y complementó estrujando el banderín del corner con la bandera inglesa! Fué horrible: el ambiente se hizo más pesado y a Rattín finalmente se fué a vestuarios acompañado de 70.000 almas gritando "Animals! Animals!" . Después el tipo se pasó de fresco y dijo que en realidad se había sentado a ver el resto del partido y no se fijó donde se sentaba...seeee, como no... milagro no dijo que se iba a secar las huevas con un trapo y vió uno blanquirrojo por ahí tirado y tampoco se fijó...

Próxima entrega: más metidas de pata mundialistas. Envíanos la tuya personal: no es para publicarla, sino para cagarnos de la risa (?)

12 comentarios:

  1. Este es un anexo para los suscriptores del libro de Peltre?

    entrada monserguística como siempre don YSEC, donde la cagadota mas remarcable resulta siendo la de los brasileros...

    Por cierto, será entonces que el termino pechifrio se acuñó luego de la triste actuación de Luis Monti?

    ResponderEliminar
  2. Grosso post. Inglaterra 1966 fue de lejos el peor y de mayor atraco en la historia de los mundiales.

    Odio a Horacio Pagani, pero me hierve las venas de orgullo cuando se refieren que a los europeos que tienen como 300 paises, les caguemos la vida a pesar que tenemos 8 países (a Venezuela y Bolivia no los podés contar...)

    ResponderEliminar
  3. Compadre YSEC, llevo ya muuuuuucho rato leyendo el blog, incluso una noche llegué hasta el primer post.

    Siempre excelentes.

    Solo un lunar: Debe renunciar a lo que hace, porque le quitan tiempo para hacer más posts.

    PD: Cree twitter... por esa herramienta he promocionado el blog que da miedo... y ya he convencido a uno que otro. :D

    ResponderEliminar
  4. Ah, bueno, en el anterior comentario lo de twitter era algo ambiguo... quería incitarlo a que creara twitter... es interesante, el de bestiario del balón está por ahí también.

    ResponderEliminar
  5. Excelente post (para variar) sobretodo el Quetepasaitalianoculiao, genial. Pero eso significa esperar más por los 4 volumenes del libro de peltre??? Ya estaba casi listo el album Panini!

    ResponderEliminar
  6. JAJAJAJA, "quetepasaitalianoculiao".

    Maestro, una recomendación... termine el libro de Peltre, que ya me tienen los cojones secos los suscriptores (?) diciendo que hasta El Tiempo trae el álbum de Panini completo, y uno nada que lo termina (?????)

    ResponderEliminar
  7. Bravo Don YSEC! Qué Blogazo! Fenómeno!

    ResponderEliminar
  8. No se si esta sugerencia deba ir como metida de pata o como grandes tongos de la humanidad, pero el Argentina-Peru del 78 fue definitivamente uno de los eventos mas bizarros que se hayan visto en los mundiales...

    ResponderEliminar
  9. ¿Seguro que Adhemar Pimenta regresó a Brasil vía Guyana?

    Podría pensarse que primero pasó por Manizales, donde sus rebeldes planteamientos técnicos serían imitados varias décadas después.

    La otra posibilidad es que se haya escondido en el sur de su país, tal vez en la ciudad de Londrina.

    ResponderEliminar
  10. "Más vacío que un album de Arjona". Majestuoso.

    Darío, no se meta con Garpani, me ha alegrado muchas mañanas. Botador de chupo excelso, si los hay.

    ResponderEliminar
  11. levi-strauss sleeps naked4/14/2010 12:20 p.m.

    se mitificó la desmitificación del mito de monti y los tanos?

    fueron mitómanos y no míticos los mitológicos uruguayos, finalmente?

    pucha.

    ResponderEliminar
  12. Bueno don ysec aca habrá q nombrar millones de cagadotas de los mundiales (milla-higuita),(jeque de kuwait-seleccion francesa del 82)ahhh y si por ahi esculcamos en los "anales" de la historia vera q en el año 38 los italianos estaban tan metidos fabricando uniformes para los fascistas q se les olvido mandarle una pantaloneta de repuesto al gran Giuseppe Meazza y cuando se le soltó(?) el caucho le tocó cobrar un penalti con la idem sostenida con las manos (y yo q pensaba q esto solo pasaba en Colombia), pero una q particularmente me afecta fue la churreteada monumental q se pegó la holanda del gran johan cruyff en la final del 74 ya q estaban ganando 1-0 a los 56 SEGUNDOS del partido y se petrificaron del culillo hasta que Gerd Muller con la complicidad(?) de Jongbloed (el peor arquero en la historia neerlandesa, fijo antepasado de John Freddy Van Stralhem por lo de Van)

    ResponderEliminar