martes, enero 31, 2012

The Black Power: los jugadores negros pioneros en las selecciones europeas - Parte I

Lo hemos expresado varias veces aquí: tan idiota como el racismo hacia los jugadores negros de fútbol, es la moral de cartón esgrimida por la sociedad de hoy: se pretende meter en el mismo vagón al hincha que le grita "¡negro hijue*&%$!" a un jugador rival y al Jefe de Propaganda del KKK en Atlanta. Porque al menos yo (y creo que todos) cuando le gritamos esa barbaridad a uno del equipo contrario que tenga la particularidad de tener raíces lejanas en el Alto Zambeze (?), no es para expresar nuestro deseo de aniquilar la nación negra; es para que el otro se ponga incómodo, mal, desubicado, fastidiado, llore… y así sea más susceptible de entregarnos el balón y de fallar los goles en frente de la puerta. Esa moralidad pendeja está condicionando muchas cosas que son del folklore del fútbol, y por andar pendiente de nimiedades como esas se pierden de vista temas como los descerebrados de los barras bravas y la merma de calidad en el deporte. Ahora se castiga hasta cuando uno se refiere a un negro como "negro" (!!), como si le dijeras a alguien "tullido" o "retrasado". Dejemos la mariconada: hay negros, blancos, morenos, indígenas, chinos y otros: ¿cuál es el misterio?

Pero si quieren leer más de éste tema, pueden consultar en la tesis de 452 paginas que hicimos al respecto en 1979, en la Universidad Patrice Lumumba de Moscú, titulada "Ноневеситоъуеестесарриба параъуерертеглориосодим - Ел цонсентидо де ла афицион Еееееселподоеородим", para nuestro doctorado en Lenguas Asintomáticas y Plurales con Variaciones Exógenas.

Hablamos de esto para introducirles de a poco (?) en éste post: recordaremos aquellos jugadores negros que fueron los primeros de su raza en jugar en las selecciones europeas reconocidas. Porque a los que hoy ven un partido de la selección de Francia o Inglaterra tal vez no caen en cuenta que, hasta hace 30 años, ver un jugador negro en una selección europea no era sólo extraño, sino casi exótico. Hoy ves salir a Francia a la cancha y de primerazo piensas que está jugando el combinado de Barbacoas (Nariño): me imagino que el blanco es objeto de comentarios desobligantes de sus compañeros (“¡Ejjj, blanco tenías que ser, fille-de-pute!”). Para mi generación fue objeto de comentarios varios ver al gran Marius Tressor sacando hasta misiles aire-tierra del área, pero no fue el primero, como veremos en ésta compilación que arranca desde el más reciente hasta el más antiguo:

(Y aclaración: no incluímos aquí a africanos o brasileños nacionalizados, sino no tiene gracia)


Noruega: John Carew (debut el 18-Nov-1998 en un Egipto 1 – Noruega 1)

Somos ampliamente convencidos que si el conocido John Carew se hubiese llamado Jonas Carlssön y de negro tuviese apenas los guayos, su carrera hubiese transcurrido en cualquier club mediano de Inglaterra. Como fue John Carew, el noruego negro (o el negro noruego, como sea menos cacofónico (?)), tuvo más resonancia en el mundillo del fútbol, ese mismo que se come el cuento de Maxi López o de Nelson Rivas. Carew (de padre gambiano) no fue un fracaso rotundo (de hecho fue campeón con el Valencia de Rafa Benítez), pero no es para nada el clon de ese crack llamado Palermo (?????) que nos quisieron vender. Carew es de esos delanteros que tienen la particularidad de que uno ni le para bolas en todo el partido, de repente te saca la pierna y hace un gol, te ilusionas con él, y desaparece otros 5 partidos. Así se mantuvo (en la selección y en la mayor parte de su carrera su promedio es de un gol cada casi 4 partidos: casi Aristizabalesco (?)), y en Noruega, donde si eres capaz de correr el Biathlon y puntear el balón más de 50 metros en un ángulo de 45° te convocan a la selección, es (o era) figura fija.


España: Vicente Engonga (Debut 23-Sep-1998 en un España 1 – Rusia 0)


Si somos maliciosos podemos decir lo siguiente: dice mucho del racismo latente de la sociedad española el hecho que una selección, que desde los años 50 refuerza su nómina nacionalizando extranjeros sin rubor alguno, sólo hasta 1998 haya incluído a un jugador de raza negra (sí, somos maliciosos, je). Que no era extranjero, sino español: el correcto e impasable Vicente Engonga nacido en Barcelona, e hijo del señor Engonga (?) de Guinea Ecuatorial. Engonga lo conocimos por primera vez como defensa en aquel Valladolid de Pacho Maturana. Era un defensa central-volante defensivo poco vistoso pero efectivo, como Dúmar Rueda, y me atajo aquí porque me estoy yendo a la mierda. Engonga debutó ya viejo (33 años) con la selección española de Javier Clemente, pero aún así le alcanzó para coronar 14 partidos con la Furia Roja y hacer un gol.

Dinamarca: Carsten Dethlefsen (Debut 9-Mar-1994 en un Inglaterra 1 – Dinamarca 0)
 

Aquí empezamos con los de los 15-minutos-de-fama. Éste muchacho jugó toda su vida en clubes de su país natal (Viborg y Odense), y esto es bastante diciente en una liga que exporta jugadores apenas cumplen la mayoría de edad a todas las divisiones de Alemania e Inglaterra. Tuvo su debut en un amistoso bastante depresivo en el propio Wembley contra Inglaterra (ambos quedaron eliminados del Mundial de ese año), y al mismo tiempo fue su despedida, porque no volvió a oler de cerca la sagrada camiseta roja. Total de goles con la selección: 0. Porcentaje de recordación de un hincha danés promedio de su participación con la selección: 8.54%. El mismo porcentaje si hubiese sido carapálida: 0.16%.

Suecia: Jean-Paul Vonderburg (debut 14-Feb-1990 en un Emiratos Árabes Unidos 2 Suecia 1)


De esos jugadores simpáticos (?) que de vez en cuando son tenidos en cuenta para rellenar la nómina de su selección en amistosos atravesados (cuando el DT dice “Vamos a probar varias alternativas” = “Mierda, ni Samuelssön ni Magnussön quieren jugar éste amistoso…toca llamar a éste muertënsson!”). Debutó en un amistoso previo a Italia 90 y se ilusionó con jugar el Mundial. Pero la ilusión es tan pasajera como una brizna de paja que se mueve en el campo por el viento estival: vió desde la casa como a su selección la humillaban escoceses, brasileños y costarricenses. Jugó 4 partidos en total (dos en 1990 y los otros en 1991) y no volvió a jugar hasta el solanssön de hoy.

Irlanda: Chistopher Hughton (debut 29-Oct-1979 en un Irlanda 3 – Estados Unidos 2)


Después de penar históricamente en el fútbol europeo, los irlandeses tomaron la decisión de convocar a cualquiera que tuviese algún grado de irishness en la sangre. Las islas británicas están llenas de irlandeses y descendientes de, así que lo más fácil era rebuscar en las ligas inglesa y escocesa a ver quién podían llevar. Claro, porque si mirabas en la liga irlandesa te encontrabas a lo sumo borregos y caballos. Esa política permitió el surgimiento de la selección irlandesa en los 80: emblemas como John Aldridge, Tony Cascarino, Mick McCarthy, Paul McGrath eran ingleses de nacimiento, y otro como Ray Houghton escocés. O como Chris Hughton, inglés de nacimiento con una larga y respetable carrera como defensa en el Tottenham Hostspur, que debutó de 21 años con su selección (¿cómo que cual? La irlandesa…) en un amistoso contra Estados Unidos. A Hughton tenías que mirarlo más de dos segundos para afirmar que es negro, y aún así tenías que volver a mirarlo para constatar que no fuera un marroquí camuflado, pero bue, se cuenta oficialmente como el primer jugador de raza negra en la selección de Irlanda. Jugó 53 partidos internacionales y metió un gol.

Inglaterra: Viv Anderson (Debutó el 29-Nov-1978 en un Inglaterra – Checoslovaquia)
"What´s your problem, fuckin´ pirobo (?)"

Defensor con una muy notable carrera de 21 años en la liga inglesa, Vivian “Viv” Anderson (menos mal que no era colombiano, aquí lo hubieran llamado desde pequeñito “Vivi” y de grande hubiera montado una peluquería en Nechí) fue uno de los pilares del sorprendente Nottingham Forest bicampeón europeo de finales de los 70. Según informes de nuestro asesor Don Peyo, al pobre Viv le remachaban constantemente en el campo el hecho de ser negro, tirándole bananos y dedicándole cariñosos cantos de onda racista. Pero a Viv eso no le afectó en su rendimiento, manteniendo un alto nivel que lo llevó a ser considerado para la selección de manera más o menos esporádica hasta 1988 (30 partidos y 2 goles), convirtiéndose en el primer jugador de raza negra en jugar con Inglaterra. Pero su carrera en los Pross quedó en deuda: era tan de malas que el DT encontraba justo en las competiciones importantes a otro más apropiado que él para el puesto. Fue a dos mundiales (1982 y 1986) de paseo, aunque participó en eliminatorias en uno que otro partido. Su último juego en la selección fue, para que vean ustedes, aquel que enfrentó en Wembley a los locales contra Colombia en 1988. Sí, ese partido del 1-1 con gol del gran Andrés Escobar.

Alemania: Erwin Kostedde (debut el 22-Dic-1974 en un Malta 0 – Alemania Occidental 1)


Jaaaaaaaaaaaa, a éste no lo tenía nadie (?). Fruto de la pasión prohibida (?) de una alemana con un negro estadounidense, Erwin Kostedde tuvo una muy respetable carrera entre 1965 y 1983 como delantero en las ligas de Alemania Occidental (en esa época habían dos Alemanias: una era el infierno capitalista en el que se vivía muy bien y otra era el paraíso socialista en donde se vivía como un culo), Bélgica y Francia, siendo goleador de la liga de los últimos dos países en una oportunidad. A pesar de sus números (un gol cada dos partidos) en la selección jugó apenas 3 veces, sin mojarla. Se puede interpretar esto como un acto velado de racismo, si no tuviésemos en cuenta que en su mejor época coincidió con tipos como Gerd Müller o Uwe Sëeler, pero al menos te puedo cuestionar porqué llevaron a un Jürgen Grabowski, por ejemplo, con números notoriamente inferiores a Kostedde. Alemanes putos (?). Hoy está en la ruina por causa de un “asesor financiero” que se le llevó todos los marcos. O sea, un narco que se le llevó los marcos. Con los números de Kostedde en el fútbol de hoy se lo hubiesen peleade entre Real Madrid, Barcelona, Inter y algún club ruso.

(Continuará en el próximo post...)

7 comentarios:

  1. Que buen post Maestro. Quedo atento a la proxima entrega donde nos hable del debut de JuanMa(?)

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, Juanma nos puede compartir aquí con quién y cómo debutó (?)

    ResponderEliminar
  3. Excelente Post Lord YSEC ... Ya se de dónde se copiaron los Argentinos eso de llamarle "Negro" a cualquiera que tenga la piel un tono más Oscura que el blanco Común... Si había leído muy brevemente lo del primer grone en la Selección de Alemania, pero creía que era un total muerto como ese Asamoah....

    ResponderEliminar
  4. Me dejaste por fuera el primer negro sueco que vi en mi vida y ahí supe que la tierra era redonda ! Martin Dahlin !!!!

    ResponderEliminar
  5. El politburó siempre a la vanguardia de las politicas de integración social y de lucha contra la discriminación. Proximamente me imagino que se publicará un post sobre la comunidad LGBT en el futbol.

    ResponderEliminar
  6. gran post don Carlos. Habría que hacer uno inverso con jugadores blancos en selecciones africanas (?)

    ResponderEliminar
  7. Gran post, don YSEC. Llamó la atención ver al mimado de Basile (?) y un clásico de los PC Fútbol entre tanto señor cuya existencia desconocía.

    Saludos. U Rola.

    ResponderEliminar