viernes, agosto 29, 2014

¡Qué pereza tanto aparecido en la liga colombiana!: un editorial + un breve repaso histórico de estos clubes de mierda (?)

Momento: antes que todo debo aclarar para los posibles saltarines venenosos (?) que no solo este su humilde servidor y aspirante a vivir el resto de su vida atendido por una consorte de azafatas suecas topless con edad de mochileras en una mansión de 1913 metros cuadrados en la cual haya salones enteros dedicados a libros, música, fútbol, cultivos hidropónicos, asados y reuniones con los amigos, sino todo el Politburó de La Monserga del Fútbol, somos unos fieles soldados desde siempre de la Primera B y la existencia de un sistema de ascensos y descensos en el fútbol colombiano (quitando el temita ese feo del promedio y lo del puntaje para el recién ascendido). Siempre hemos aplaudido hasta que se nos pongan coloradas las manos, la necesidad de un sistema que genera sobre todo renovación y una insana competencia que al final castiga a los que están haciendo las cosas mal. Y, sobre todo, que premia a clubes que de alguna manera han hecho las cosas bien y tienen la oportunidad de medirse con la élite y el glamour sofisticado, primermundista y morbidamente lujurioso de Nacional (?).

Aclarado lo anterior, entramos en materia: queremos confesarle al mundo entero la grima, pereza, jartera, pingarria moral y bajoneada que sentimos de ver el torneo de la A lleno de clubes con menos historia que una novela mexicana. Lo que aburre no es tanto ver que en la A haya tantos nuevones, sino darse cuenta que esos mismos por su estructura, convocatoria y peso le están dando de a poco a la liga colombiana un aire terrible de torneo interempresarial. De por sí verse un partido de fútbol colombiano deprimiría hasta al Papa Francisco, ahora imagínate si a eso le añades el espectáculo tétrico de un pesado silencio de fondo llenado parcialmente por los gritos de técnicos y jugadores y el "¡buf!" de las reventadas de balón.

¿Y cómo así que como así que como fue (?) que se llenó la A de esos clubes nuevos? Para verlo algo más claro (creo) repasemos qué clubes han ascendido como campeones de ese semi infierno folclórico que es la Primera B desde su primer torneo en 1991: Envigado (dos veces), Huila (dos veces), Cortuluá (dos veces), Tolima, Bucaramanga, Cúcuta (dos veces), Unicosta (!!!), Pasto (dos veces), Real Cartagena (tres veces), Pereira, Quindío, Centauros de Villavicencio, Chicó (cuando era de Bogotá), Equidad, Itagüí, Alianza Petrolera y Uniautónoma. Aparte de estos, también ascendieron gracias a ese parto de varios días que es la serie de Promoción, Patriotas en 2011 (la primera vez que asciende un equipo por promoción, le ganó a... bueno, ya saben quién) y Fortaleza el año pasado (se bajó de un hondazo (?) al Cúcuta). ¡Y cómo olvidar ese Triangular de Promoción de 2001 que quedó impregnado en nuestros corazones y que significó el inesperado ascenso del viejo y querido Unión Magdalena!

O sea, de los mencionados, tanto Tolima, Bucaramanga, Cúcuta, Pereira, Unión y Quindío hacen parte de los "tradicionales" o históricos del fútbol colombiano, de esos que uno se acostumbró a verlos por TV en los noticieros de los domingos, con el terroso transfondo del Eduardo Santos, o el tono sepia del General Santander, o las tribunas llenas de humedad del Hernán Ramirez Villegas. Mejor dicho: esos clubes no vienen de la B sino que ascendieron después de descender de la A, por lo que no contamos con ellos al hablar de "los nuevos". De todos esos solamente uno sigue hoy en día en la A: el Tolimita, el único de todos al que el trauma de descender le dio un cachetazo tan grande que le abrió lojojo: se reestructuró para dejar de ser el eterno último a ser un equipo ganador salvo en finales (?). Hoy en dia la B se ve honorificada por la presencia de los restantes mencionados más la impresionante y shockeante presencia del prestigioso y multiganador América.

Ahora echémosle una mirada a los demás ascendidos - los "no tradicionales" -. a los que podemos categorizar en dos grandes aglomerados (?):

1) Los que son de ciudades que no tenían fútbol profesional: Aquí se vienen Huila, Pasto, Cortuluá, Real Cartagena (que en realidad apareció en la A pero, muy reciente...), Centauros, Patriotas y Alianza Petrolera. Todos ellos son clubes que - fundados hace poco o no  - están o estuvieron asociados como parte de la identidad de la ciudad (Neiva, Tuluá, Cartagena, Villavicencio, Tunja y Barrancabermeja) y/o departamento, y que llenan un vacío existente en la afición. Casos más, casos menos: la convocatoria del Cortuluá o Alianza no es la misma que la de Pasto por cercanía geográfica con ciudades con equipos ya afincados. La suerte de ellos ha sido dispareja: Pasto ha sido campeón, Huila y Real Cartagena han llegado a finales, Cortuluá jugó Libertadores. Centauros desapareció. Patriotas y Alianza Petrolera intrascendentean a morir.

El Atlético Huila en el año de su primer ascenso
2) Los que son de (o nacieron en) ciudades en las que hay uno o dos equipos tradicionales que acaparan el 99.989865545% de la afición: Aquí entran Envigado, Itagüí, Unicosta, Chicó, Equidad, Fortaleza y Uniautónoma. Y con estos queremos ensañarn... digo, concentrarnos:
  • Veamos: Envigado e Itagüí (hoy devenido en "Águilas Doradas" y mudados a Pereira) no son estrictamente de Medellín, pero por el hecho de ser de dos ciudades casi totalmente asimiladas dentro de esa hermosa ciudad hace que es casi absolutamente imposible que hagan hinchada. Y eso que el trabajo de ambos (sobre todo de los naranjas) ha sido serio y han sacado muchos jugadores que terminan en clubes más grandes, y hasta selección Colombia. Pero por ejemplo Envigado lleva 23 años jodiendo por ahí y si mucho ha hecho 200 hinchas fieles que van, orgullosos y soberbios, a hacer el aguante y soportar burlas cordiales, siempre de visitantes en su estadio. El caso de las Águilas Doradas es más jodido: ¡si es difícil hacer hinchada primero en una ciudad totalmente dominada por el Rojo y el Verde y después en otra en donde llegó de colado, ahora imagínate si el nombre del club es más apto para una banda de narcocorridos que para un equipo de fútbol! ("...con ustedes....las Águilas Doradas de Sinaloa!!!!"...). Y eso que las Águilas tienen algunos años de historia: el club nació y vivió gran parte de su vida en la ciudad de Itagüí desde su nacimiento como el -óigase bien - Deportivo Industrial Itagüi (!!!) a principios de los 90, pero ha tenido más cambios de nombre que Colombia desde la independencia: Deportivo Antioquia, Itagüí F.C., Bajo Cauca F.C. (cuando se mudó a Caucasia), Itagüi a secas. Ya sabemos lo que pasó este año: abandonaron su ciudad natal y se fueron de colados a Pereira, llamándose ahora Águilas Doradas (hasta ese momento el apodo del club) y cambiando su uniforme a un híbrido sospechosamente parecido al del Deportivo Pereira. Un irrespeto y una cagada con la gente de ambas ciudades.
Viejos tiempos de Itagüí, cuando ascendieron, todavía se llamaban como su ciudad de origen y no eran las "Aguilas Coladas"
  • Unicosta fue un club barranquillero con menos tiempo de vida que un programa cultural en la TV colombiana. Se fundó en 1995 por el famoso empresario multiactividades (?) Enrique Chapman, con la camiseta de Boca pero sin su mística (?). Ascendió en 1997, jugó dos torneos con una nómina llena de "no tienen cabida en Junior entonces que jueguen en Unicosta" y descendió sin pena ni gloria en 1998, para desaparecer en 1999. No se extraña su ausencia hoy en día.
  • El Chicó era en principio una ideota que terminó siendo una idiota. Se formó con el impulso de ese prohombre lleno de amor y paz llamado Eduardo Pimentel como una alternativa a los clubes tradicionales de Bogotá. La alternativa consistió en asignarle el nombre de un sector Estrato 5.5 y tratar de identificarlo con los barrios play de Bogotá. Pero el enojoso detalle que jugaban de local en la Universidad Nacional o en el viejo estadio de Techo perjudicó la idea original. Después de años sin generar hinchada, se mudaron a Tunja en donde terminaron opacando los clubes de la B locales. Y hasta terminaron siendo campeones en 2008. Hay que ver qué convocatoria hubiera tenido Patriotas si no tuviera a este infiltrado en su ciudad...
  • La Equidad sí tiene muchos más años de historia que los anteriores: se fundó en 1982 en Bogotá por la empresa de seguros del mismo nombre y comenzó su participación en los famosos torneos del Olaya. También le pasó lo del Chicó: nunca pudo hacer hinchada dentro de Bogotá. Aparte con Alexis García de DT jugaban un  fútbol que provocaba sacarse los ojos y botarlos a una alcantarilla y automaldecirse por toda la eternidad para evitar volver a ver algo tan horripilante y burdo... entonces así menos enamoró a la gente...
  • Fortaleza F.C.: Primero hay que dilucidar bien de donde putas es el club: ¿Es de Soacha? ¿Es de Bogotá? ¿Es de Zipaquirá? No sabemos bien, porque el club en su corta historia ha tenido más sedes que la Iglesia de los Piraquiv*, y eso le quita un arraigo de por sí difícil en un departamento cuya tradición futbolística se ha decantado por Millonarios, Santa Fe, Nacional (?) y EquiJAJAJAJAJAJA... mentiras, esos tres primeros. El club como tal se fundó en 2010 (con el impulso de ese gran artillero de las cámaras (?) Ricardo "El Gato" Pérez), al comprar la ficha del club Atlético Juventud de Soacha (que en su último año de vida se mudó a Girardot pero pegaron menos que el nazismo en Colombia), participante sin éxito de la Primera B entre 2007 y 2010, y que a su vez le había comprado la ficha al Atlético (!!) Bello. Después de dos campañas medio pelo los fortachones (?) ascendieron a Primera en 2013 luego de ganarle la promoción al Cúcuta
Las tribunas deliran con el juego de Fortaleza
En la página oficial aparece la "Visión" de Fortaleza: "Consolidar a Fortaleza Fútbol Club como un club deportivo que sea un buen ejemplo dentro y fuera de la cancha y desde un primer campeonato  esté en los lugares de privilegio en los torneos en los que participemos y poder pensar en  disputar a partir del tercer (3) año  el ascenso a  la Primera división de Fútbol Colombiano", lo que nos hace pensar que, al parecer, les hace falta actualizar el ejercicio de planeación estratégica. O la página web. O ambos...

  • Y por último tenemos a Uniautónoma de Barranquilla. En una ciudad que respira por todos sus poros el amor por el Junior y por la Kola Román (?), es muy jodido que llegue un nuevo a hacer roncha en la gente. Así lo vivieron el viejo Sporting en los 80 y el ya mentado Unicosta en los 90. No hay nada que indique que en estos tiempos que corren, un equipo fundado en noviembre de 2010 al comprarle la ficha al Atlético La Sabana de Sincelejo, que le había comprado la ficha en 2008 a Córdoba Fútbol Club de Montería, que le había comprado la ficha en 2006 al Florida Soccer de Itagüí, antiguamente llamado Beta Video Río Claro, haga consquillas en la afición barranquillera. Mientras tanto ahí están, jugando de local siempre en el asustador marco que da el Metropolitano vacío. 
Retomemos: de los ascendidos, Envigado, Itagüí, Equidad, Fortaleza y Uniautónoma juntos tienen menos convocatoria que un Quindío (lo cual es mucho decir). Pero ahí están, y de alguna manera se mantienen a pesar de los deseos insanos de muchos de nosotros por que bajen ellos de un plumazo y suban América, Bucaramanga, Cúcuta, Pereira, Real Cartagena, Unión Magdalena, Quindío y hasta Cortuluá. Pero tampoco se puede, viejo, si los tradicionales no han sido capaces de ponerse bien la pija, entonces se queden los que están. 

Al final ¿de quién es la culpa que esto esté taquiado de esos clubcitos? ¿Es de la Dimayor? A la hora del té no creería que la Postoyor se ponga a maquinar un autoboicot para lograr que cada día la liga colombiana sea vista en vivo por más policías y camilleros que hinchas. El tema de fondo es que los clubes de siempre están pagando años de malas administraciones y de torcidos económicos, de los que no se han podido reponer y de los que - salvo uno que otro ejemplo - las respectivas hinchadas no se han puesto las huevas para exigir cambios. Entonces, viéndolo de una manera desapasionada, la presencia de tanto club nuevo y entusiasta sobre tanto club viejo y decadente es una manera de democratizar el fútbol colombiano. Pero lo que criticamos acá no es eso sino que los que vienen son, casualmente, equipos que se formaron hace 3 o 4 años por el impulso de algún empresario afiebrado y que lo hacen en condiciones que no permiten generar hinchada, más allá que administrativamente sean tan límpidos como nalga de recién nacido. Una alternativa satisfactoria es que al menos suban los clubes de ciudades exóticas (?) como el Valledupar F.C., Llaneros, Jaguares o Universitario, tan siquiera porque se alegren las vidas de los locales - esperando que generen la convocatoria de Pasto, Real Cartagena o Huila - y dejemos de ver tan horriblemente gris, tan duro de ver, tan desmotivante y mediocre al campeonato colombiano. Y que cuando el equipo de uno vaya de visitante uno vuelva a sentir esa sensación de estar jugándose la vida fuera de su casa, en vez de tener la sensación de estar en un lánguido amistoso.


17 comentarios:

  1. creo que la culpa si es de la DIMAYOR (pronunciar con acento de niño de pasto) tal vez no inciden directamente pero el formato de ascensos y descensos es IN-MUN-DO por ejemplo america ha sido el mejor de la reclasificacion en los dos años que lleva padeciendo, pero eso no sirve de nada por que por hay el que entro de 8 a cuadrangulares le pone la pata y termina ascendiendo el 6 o 7 de la reclasificacion, y los promedios si que son una burrada usted puede terminar mediocremente todos los torneos de ultimo pero si se enchimba en uno se salva. con ustedes los deportes..........dimayor de meirda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, eso sí es un buen punto. Lo de América ha sido cagoneada pero también el sistema permite que ascienda uno enrrachado. Pero igual, un club como América debe estar encima de esas cosas, no puede ser que se haya cagado tan seguido, ojalá este año suban sí o sí.

      Eliminar
    2. Lo de América es mas que tienen los calzones "aguados" y no una confabulación de la Dimayor. Esa es una excusa facilista y de cierto modo refleja el desespero de los hinchas americanos. O sino que digan cuantas veces se miaron en la Copa Libertadores. América es el resultado de un desgreño administrativo y un proyecto deportivo paupérrimo (ejemplo, los "refuerzos" españoles). Están donde se merecen.

      Eliminar
    3. el de arriba tiene razon, America fue la burla de suramerica por mucho tiempo y ahora ni esta en el mapa futbolistico. Que no se las vengan ahora a dar de victimas y de confabulaciones en su contra. Si no juegan con los grandes, es porque son chicos. Punto.

      Eliminar
    4. Epa, decirle "chico" al América es, eh, desmedido...

      Eliminar
    5. No no digo que america siga en la B por culpa de la dimayor, digo que la dimayor si es en parte culpable de que la b se llene de equipso con historia y de que en la A haya un monton de aparecidos.

      Eliminar
  2. Ufff la descripción del profe Alessis en la página de Fortaleza es la mejor: http://www.fortalezafc.com/index.php?option=com_content&view=article&id=571&Itemid=226

    Todos Descendidos (TTDD)(?)

    ResponderEliminar
  3. Maestro, un post simplemente IM PE CA BLE, creo que no le quita ni le pone nada a la realidad y se hace un breve pero preciso repaso histórico sobre los equipos que son "aparecidos" y sin hinchas, pero que por esas cosas que solo pasan aquí(?) hacen las cosas bien, futbolísticamente hablando.

    Siempre he pensado igual, sobre todo en los criterios que la Mafiayor tiene en cuenta para determinar los ascendidos y descendidos, pues en "honor a la justicia" es una "inyusticia" (Leer con el aceto portugués de cierto modelito,disfrazado como crack de fútbol(?)) que el ascendido sea el equipo que gane la final, y el descendido se defina por algo tan diferente como un promedio.

    Y es muy cierto el dato sobre el América. Ha sido el mejor equipo de la B en la reclasificación de los 2 torneos que ya jugó, pero eso para NADA le ha servido.

    Sinceramente, creo que se debería examinar mejor el criterio para el descenso y eliminar el promedio. Acá deberíamos parecernos más a los ingleses, pero insistimos en copiar a los argentinos(?)

    ResponderEliminar
  4. Y no me detuve mucho en el caso de Alianza Petrolera, que tenía todo para hacer afición pero por el temita ese de volverse filial del Nacional y mudarse a Guarne se cagó en el posible entusiasmo que hubiera podido recibir de su ciudad.

    ResponderEliminar
  5. Grandisimo post, la verdad yo quisiera ver un torneo en donde esos que ascienden, vinieran de ciudades exoticas pero que el equipo tenga una hinchada y un sentido de pertenencia con la ciudad. La dimayor tiene que extenderse a otras regiones y no crear equipos y cambiarlos de nombre tipo MLS. Ahora de acuerdo las regiones, todavia no entiendo en ciudades como en Quibdo, Buenaventura, que han dado futbolistas importantes o explorar en otras ciudades como Arauca, Riohacha y demas regiones del pais que practicamente parece que no le importara a la dimayor, y ahi podrian invertir en infraestructura deportiva y asesorar deportivamente pero bueno, eso ya seria demasiado pedir.

    ResponderEliminar
  6. Excelente apunte! Aunque quiero poner en consideración estas perlas:

    1. Recuerdo mucho que Unicosta fue ese otro lánguido intento de hacer otro equipo alternativo al Junior. Incluso ellos lograron llenar el viejo Romelio en una época en que Junior estaba de capa caída (fue memorable un triunfo 5-4 sobre Atlético Córdoba). Recuerdo también que el último año en la A, en 1998, tuvieron la idea de dar la entrada totalmente gratis al Metropolitano cuando ellos jugaban en el coloso de la Ciudadela. Incluso fue gratis un decisivo partido ante Nacional, que fue la única vez que el Metro se llenó para ver un partido de Unicosta. Perdieron 2-3 (iban ganando 2-1) y fue una pelea con los hinchas de Nacional. Fue un partido sin Dios ni ley, donde la autoridad brilló por su ausencia y hasta la gente se subía al techo del Metro. Ciertamente el final de Unicosta en la A fue tan triste como un martes de Carnaval por la noche. Luego de haber vendido la ficha actualmente Unicosta es un club aficionado adscrito a la Liga de Fútbol del Atlántico.

    2. De Uniautónoma podemos decir que la única hinchada (si acaso) es la de sus estudiantes, que tienen todas las prebendas del mundo y ni así llenan las dos tribunas del Metro que le son concedidas. Cuando jugaban la B, disputaban sus partidos en Sabanalarga, municipio que les dio un verdadero apoyo. Cuando ascendieron, tuvieron que enfrentarse a la soberbia del Junior y de una norma que advierte que NO PODÍAN HABER DOS EQUIPOS DE LA MISMA PLAZA, DE LA MISMA CIUDAD (Y cómo hacen con los de Bogotá y Medellín?), pero al final esa disputa fue resuelta en los escritorios, como siempre. Se me olvidaba, cuando ganaron el ascenso, los jugadores "delfines" llevaban camisetas con la inscripción: "DOÑA SILVIA, ESTE TRIUNFO ES SUYO."

    3. Centauros de Villavicencio no exactamente desapareció. Vendieron su ficha al Universitario de Popayán.

    ResponderEliminar
  7. Si son clubes de mierda y estan en la A que se podra decir de los historicos que llegaron y se acomodaron en la B y pareciese no tener afan de volver a la "maxima" categoria.

    ResponderEliminar
  8. Que buen analisis de la situacion de nuestro fútbol, yo veo varias razones para este fenomeno (?):

    1) Los clubes, sean grandes o chicos, se manejan a las patadas, por eso el America sigue en la B y Las "Aguilas" cambian de nido cada campeonato.
    2) No hay categorias inferiores que permitan fomentar la aparicion de clubes pequeños. Hoy llega un dizque empresario con plata, compra una ficha en la B y en 2 años llega a la A (teléfono Gato).
    3) Los municipios intermedios o pequeños no se interesan por fomentar el fútbol a nivel profesional/semi-profesional. Prefieren jugar en torneos aficionados dentro de sus ligas a aventurarse en una categoria como la B, viajar por todo el país, y ni siquiera ganar unos cuantos hinchas.
    4) En las ciudades grandes los clubes tradicionales se quedan con la gran hinchada, pero ni ahí se ven los estadios llenos. En este caso los pocos equipos que pasan a ser profesionales no consiguen hinchadas (caso Envigado o Equidad), y los demas se quedan siendo aficionados (como el resto de equipos que en Bogota juegan el torneo del Olaya y que tienen más años de existencia que Fortaleza) para no entrar en más gastos.

    Al final me parece que somos muy pocos los hinchas de ir a la cancha a ver cualquier partido de barrio, y más lo que se quedan en la casa viendo futbol por tv.

    ResponderEliminar
  9. El caso de Alianza Petrolera me parece una oportunidad desperdiciada tremenda. Después de años de pelear en la B y de algún modo generar identificación con Barranca, terminan ascendiendo en Guarne y con la ficha alquilada a un tercer equipo. Ahí ves gran parte de las razones del porqué juegan ante 100 gatos cada partido.

    ResponderEliminar
  10. El nazismo si pego en colombia para el record, se transformo en Uribismo y ha seguido su ascenso en forma brutal

    ResponderEliminar