sábado, septiembre 19, 2009

Lecciones de Vida, por Javier Álvarez (Brevíssimas LMDF)

Interrumpimos nuestra habitual emisión para comentarles que Javier Álvarez, el flamante técnico campeón vigente del fútbol colombiano, se destapó en SoHo. No, por favor, no se asusten: se destapó metafísicamente, mostrándonos a todos los sentires y recovecos de su alma cuando, bajo su mando, la selección colombiana Pre-Olímpica regresó de vacaciones de Londrina (Brasil) trayéndose 9 goles contra los locales en aquel famoso partido.



Recomendaríamos la nota si no fuera porque quedaría raro decirle a alguien "Marica, conoces la revista SoHo? Esa dónde salen las viejas más buenas del país mostrándolo casi todo? Bueno, te recomiendo que te leas una nota de Javier Álvarez" (!!!!) . Pero cuando tenga tiempo, o si usted es muy casto, paga leer la nota. Sobre todo atrapa (?) el hecho que se empiece desde el primer párrafo soltando frases como la que resaltamos en rojo arriba, que presagian una lluvia de Ogmandinismo con fuertes dosis de cuahtemocismo a ultranza. Cosas que casi hacen pensar que en la nota editaron la parte donde Javier Álvarez dice que el título del Once Caldas de 2009 se comenzó a gestar el día de La Masacre de Londrina.
Lamentablemente faltó por parte de Javier dar en la nota un detalle más específico de la charla en entretiempo, algo que suponemos fué más o menos así:
Javier Álvarez (de pie ante los jugadores, gesticulando y tratando de mirarlos a los ojos): Muchachos, en ustedes está el poder del cambio, la revolución interior, el ser auténticos e intrínsecos ganadores, vamos que esto lo damos vuelta puesssss... confianza es la que nos sobra...
Robinson Zapata (para sí mismo, mirando al techo): Ay mamita, esos negros nos lo van a enterrar hasta el fondo en el segundo tiempo.
JA (gesticulando y aplaudiendo): ... confianza en nuestra capacidad, en nuestro talento, en nuestra entrega y sobre todo: mucho compromiso...
David Montoya (mirando al DT con convicción) Ajá, claro que sí, profe (y pensando): Ajá, claro que sí, pero a ver si me metés a la cancha, pirobo, que al menos la camisetica de Brasil me llevo, pues.
JA (sudando desaforadamente): ....porque hay que comprometernos todos, jugar en equipo, el que no juega en equipo se muere, piensen en cómo estaban los aliados en el Día D en Normandía, en Aníbal cruzando los Alpes, en Napoléon durante la batalla de Austerlitz, en Leónidas en el paso de las Termópilas...
León Darío Muñoz (en voz baja a Fabián Vargas): Oe, oe, quienes son esos Aníbal, Napoléon y Leonidas que menciona el profe, yo no los ví jugar, parcero... oe, será que los pondrán los brasileños pal segundo tiempo?
Fabián Vargas: Nosséhuevón.
JA (alzando aún más la voz): ... porqué hay que dejar el nombre del país en alto, recordar que Colombia es lo máximo, es nuestro lar...
Mayer Candelo: (En voz baja, a Alexander Posada) Pssst, Alex, vení... ahora que vayamos a salir a la cancha, preguntale al profe sin nos darán de todos modos los premios si quedamos eliminados.
JA (arengando): ...lo cual nos debe infundir carácter, perseverancia, enjundia, actitud...
Pepe Portocarrero (fastidiado, pensando): No jodás, ejte man hablando de enjundia y persenosequé, si supiera que es esa joda estaría en la Universidad ejtudiando y no aquí pa que me baile ese tal Gaúcho...
JA: ...así que vamos pues a empatar, que sólo son cinco goles! (?) Listo! Recuerden...qué somos?
Todos a coro (con voz quebrada): Triun-fa-do-res!
JA: Essso! (?)
En resumen esperábamos más detalles morbosos (tal como corresponde a la esencia de la revista en donde publican el artículo) y no una nota a mitad de camino entre la autocrítica y la auto-motivación. Pero no es mal ejercicio leerla: agradecemos que no fue Jorge Luis Pinto porque empezaría diciendo "A mí me sacaron algunos jugadores maldadosos, que ellos saben quienes son, y la prensa colombiana. Si no hubiera sido por eso hoy estaríamos clasificados al Mundial con 6 puntos arriba de Brasil" y volaría mierda por todos lados.
Lo que sí explica Javier es que "cuando el árbitro dio por terminado el partido el primero que se me acercó a darme aliento fue el arquero Julián Viáfara". Claro, y como no iba a agradecerle Viáfara por dejarlo quietecito en el banco!
Nada más que comentar. Eso era todo, sigan con sus habituales ocupaciones (?).

11 comentarios:

  1. Jajajajaja... como siempre excelente la parte, y bueno leyendo ese verso del entretiempo, entiende uno el por que nuestros 'gladiadores' sucumbieron en Londrina.. todo por no saber de historia... así pues que ahí está la clave señores.. démosle unas clasesitas de historia y listo(?)

    ResponderEliminar
  2. Y lo de Viáfara no es tan risible pensarlo. En ese mismo catálogo de avisos erótico-cómico-literarios alguna vez publicaron el testimonio del arquero salvadoreño que recibió diez goles en el mundial 82. La cosa el que el man contaba que miraba al banco y lo que veía era al arquero suplente cagado del susto peleándole al técnico para que no lo fueran a meter.

    ResponderEliminar
  3. panchocristal9/20/2009 2:43 p.m.

    Deplorable este man Alvarez, como ya escribi enantes.

    Una letal mezcla de filosofia barata e ineptitud. Un culebrero sin plaza y sin culebra. Una version pobre, provinciana y mal vestida de Pa$how.

    ResponderEliminar
  4. Excelente artículo don Ysec... no creo necesario comentar mas

    ResponderEliminar
  5. Que recuerdo tan malo el de ese partido...
    Leon Dario Muñoz no fue el que le pidio a los defensas brasileños que lo dejaran hacer un golcito?
    y Javier Alvarez el "motivador" porque de tecnico no tenia un cu...
    se nota que se volvio un ganador de tiempo completo(?)

    ResponderEliminar
  6. "Armé un equipo lleno de talento y condiciones, prueba de ello es que la mayoría de esos muchachos luego triunfaron, están vigentes y jugaron en el exterior como Alexánder Viveros, Róbinson Zapata, Jairo Castillo, Mayer Candelo, Fabián Vargas, Pepe Portocarrero y León Darío Muñoz, entre otros."

    Uuuu claaro, Viveros juega en el Olympique de Lyon, Pepe Portocarrero en el Real Madrid y Leon Dario Muñoz fue figura en la juventus...claro claro claro...

    Jajajaja de risa ese articulo de ese señor tan patetico, pero hay q decir q para decir esas vainas tiene un valor tremendo q se da con motivacion claro esta.

    ResponderEliminar
  7. grande javier alvarez jajajajajaja todo un triunfador!!!

    ResponderEliminar
  8. Pues hombre, yo acá de extemporáneo porque no alcancé a leer el post anterior que es el que quería comentar... (Igual lo hago porque estamos en confianza):

    El nivel de nuestro fútbol es muuuy pobre (las evidencias sobran); el Cali es un equipo chimbo que vive del 'orgullo' que les genera el tener estadio propio y plata (el primero para hacer conciertos y la segunda para comprar jugadores mediocres, sindicalistas y vagos)

    Y por último, para los americanos es todo un orgullo volver a disfrutar de los goles del Pipa. Yo confieso por este medio -y sin pena- que este fin de semana me lo encontré en una tiendita de Cali, me tomé una foto con el man y le gasté un par de cervezas. (Y que la foto se la voy a mandar a todos mis amigos caleños. A los mismos que les mandé la foto de "Todo circo pobre tiene su enano viejo y este 'enano viejo' tiene su hijo bobo"

    Y ya. No era más. (Y me perdonás el exceso de desconfanza y la falta de irrespeto)

    ResponderEliminar
  9. Maestro decirle otra vez que el post es buenisimo puede parecer una eterna repetición, pero este espacio siempre se ha destacado por la calidad del material escrito que se expone para que bloggers, desocupados y demás hinchas del fútbol podamos deleitarnos con la magia desbordada aqui.

    Me dejó sin palabras esa frase de que el 9-0 "era de no creer, pero me ayudó a ser un ganador"... Frase digna de un estudiante de la Universidad del fílósofo Pa$how Maturranga...

    ResponderEliminar
  10. Gracias por los comentarios, colegas y compañeros.

    Creo que estamos todos de acuerdo en que lamentablemente a Javier Álvarez la motivación le alcanza sólo para convertirse en un personaje de figurín que logra alimentar blogs de desocupados como éste (?). Que si tiene virtudes técnicas (indudablemente las debe tener) se las come su Fiolosofía de "Túereselmejorvamos!" digna de (como bien apuntaron) el Oráculo de Chocó (?), que además lo llevan a disminuir la autocrítica al punto mínimo de "Lo intenté todo pero las circunstancias no me favorecieron".

    Y que como muestras las frases risibles de "Me ayudó a ser un ganador" y "jugadores que después triunfaron".

    Pienso en, por ejemplo, Carlos Bianchi, que de verdad motiva a sus dirigidos hasta el punto de lograr que armarios como Anibal Matellán o Cristian Traverso hayan sido campeones de América, me hace concluir que el método de Javier requiere una fuerte reingeniería (?)

    ResponderEliminar
  11. Tiene más motivación un enfermo terminal, lo aseguro.

    ResponderEliminar