domingo, diciembre 19, 2010

Carta abierta de LMDF a los Papas del Fútbol Mundial: No más Copas de mierda, por favor

(Como nuestros pensamientos, nuestra alma y nuestro corazón (?) no son algo vedado a la fiel tropa de 3 seguidores de La Monserga del Fútbol, publicamos aquí una carta que el Politburó de LMDF en pleno firmó y envió a Josep Blatter, Michel Platini, Nicolás Leoz y otro man ahí (?) hace unos días. Nunca obtuvimos respuesta, así que la mostramos aquí para ver si algún alma revolucionaria se la hace llegar a alguno de los mencionados por cualquier medio que consideren apropiado para cumplir tal fin. ¡Que vuelva el fútbol de barriada!).
*********************************************************************
Medellín, Colombia, Diciembre 12 de 2010.

Señores:

Josep Albeiro Blatter
Michel Eugenio Platini

Nicolá$ Leo$

Ramón Jesurum
E.S.D.
Estimados señores míos (?):
Empiezo ésta sentida misiva recordando a nivel personal la época en que yo era un niño ingenuo y amante del fútbol, lejanos años en los que el 96.21% de los bloggers colombianos eran apenas una velita en el Cielo esperando turno para ser encendida (?). De esos días me acuerdo de las ganas y la pujanza que hacía todo el año esperando:
  • La Libertadores entre febrero y junio de cada año.
  • El Mundial a mitad de año, cuando tocaba.
  • La Copa América, ídem.
  • La Intercontinental, en Diciembre.
  • Y la final del Fútbol colombiano, en Diciembre también.
Aclaro que en la ingenuidad de mis años pre-púberes ansié, en interminables noches de desvelo, ver al DIM disputando la intercontinental enmarcado por el destemplado sonido de las chicharras del fútbol en Tokio, o al menos, cagándose a patadas con el local en el Centenario, Monumental o Morumbí. Pero el asunto es que en esos años, eran pocas pero prestigiosas las Copas que se disputaban, todas con esa aureola de categoría que daba el hecho de ser disputadas entre los mejores de un lado contra los mejores del otro. De saber que un club tenía que tener definitivamente a Espartaco, Máximus y Atila el Huno para clasificar - y no hablemos de ganar - a un torneo de esos. Como si tú solo con los recursos que Dios te dió te levantaras a la vieja más buena de toda la universidad, esa a la que todos le tienen ganas, y que en teoría se la lleva el man pintoso y de plata (o sea, en teoría no es para uno (?)).
Sí, ya voy al punto, Sepp, Nico, Ramón y Michi (?), paciencia. Es que menciono ésto porque ahora me parece, no sé, creo yo, o sea, digo, es mi parecer, no sé si estoy elucubrando: ahora se ven tantas Copas en el año que se pierde toda la gracia. Y es por eso que nos tomamos la atribución de escribirles a ustedes, que son algo así como los Papas del fútbol mundial, para pedir que nos expliquen, desde lo más profundo de su mustio y agrio corazón (?), cosas como éstas:
1. Al Mundial va hasta Felicidonia

Entendemos que hay que abrir el Mundial a todos los países, pero, ¿no será que se están pasando un poquto? ¿Será que el fútbol centro y norteamericano tiene tanta calidad como para que haya la oportunidad de que clasifiquen 4 equipos de la Concacaf a un Mundial? O sea, saquemos a México y Estados Unidos, que no serán el Brasil del 70 (bueh, ni siquiera el del 90) pero le hacen pelea a cualquier selección, ¿y qué nos queda? Honduras, Costa Rica, El Salvador, Jamaica, Trinidad y Tobago o Canadá, además de (horror de horrores de las profundidades), Guatemala, Panamá, Nicaragua o cualquiera de las 100 islitas del Caribe en las que el deporte preferido de sus 3,000 habitantes es el cricket y la tomadera de ron de caña, lo que genera que sus seleccionados tengan para el fútbol la ductilidad de la costura de las huevas. Total: seleccionados que si mucho le harán fuerza al equipo del Sindicato de Telares de Porto Alegre.
Lo que resulta en una de dos cosas: o a) partidos aburridos y duelos cerrados en donde los más débiles meten
en el arco propio hasta el bus que los transporta del Hotel, o b) en espectáculos casi enternecedores de ingenuidad tercermundista (?), como las exhibiciones de torpeza de los hondureños en el mundial pasado. Conociéndote como te conozco, Sepp, sé que estarás pensando en la idea de ampliar a 36 o hasta a 42 equipos la fase final del Mundial, todo con tal de seguir ganándote los votos de la Federación de Fútbol de Maldivas, Malawi o Filipinas para reeligirte hasta que seas un cadáver embalsamado decorando tu oficina vitalicia en Zürich. Ojalá que no, porque si ya es una cagada ver el Mundial 2022 en Qatar, mucho más va serlo esperar que comiencen los duelos del grupo L con Brasil, Turkmenistán, Somalia y Venezuela.
2. La Copa Sudamericana es de mentira

Hace poco vimos por TV a un equipo argentino ganándole una final a un club brasileño por penales. Pero esa frase, que antes se aplicaba a Vélez contra Sao Paulo, o a Boca contra Palmeiras, se refiere ésta vez a Independiente contra Goiás, en la final de la nueva y defenestrada Copa Fox Sports Sudamericana. Recordemos que Independiente de Avellaneda es como Amparo Grisales: el poco prestigio que le queda hoy es por lo que hizo hace muchos años (?). Se, el torneo que acaba de terminar lo coronó de último (!!), y apenas está a 10 puntos de la promoción, y a 15 del descenso directo en los promedios. Y por el lado del frente la cosa no estuvo muy cargada de jerarquía tampoco: el Goiás, que nunca ha quedado campeón de nada en Brasil, descendió éste año a la B. En resumen: era la final entre los perros de presa de Avellaneda contra los muertos caminantes de Goiánia. Y era una final: por obra y gracia de la Conmebol, se está ¿consolidando? a punta de marketing y de propaganda insuflada por el canal de mierda ese éste torneo de cuarta que agrupa a los clubes que-no-son-tan-buenos de Sudamérica, y que supo ganar alguna vez Internacional, Liga de Quito y Boca, pero también equipuchos como Arsenal de Sarandí, Liga de Quito (?), Pachuca y Cienciano de Cuzco.
Lo más patético de todo fué ver en TV a dos equipos con menos calidad que los automóviles chinos y menos marca que la ropa de un Sanandresito peleando por obtener un campeonato de cabotaje, que servía para que sus hinchas celebraran que ese año de mierda no importaba, sino quedar campeón de la Sudamericana, papá.
3.
Nos cagaron la vieja y querida Libertadores
Ganar la Libertadores antes era una cosa más jodida que ganarse el Baloto: clasificaban sólo los 2 mejores de cada país (campeón y subcampeón, generalmente), que se agrupaban en grupos de a 4 en los que pasaba a la semifinal solamente el ganador de grupo (ufff); de ahí en dos grupos de a 3 (se les unía el campeón de la edición anterior) del que sólo pasaba de ronda el primero, que iba a la final con el ganador del otro grupo. Muy jodido, y muy selectivo. Claro, era un sistema que hacía que, por ejemplo, por Venezuela llegaran Pepeganga y Minervén mientras en Argentina no clasificaba Boca o River o San Lorenzo. Pero estamos de acuerdo, Nicolás, que es preferible ese viejo sistema a ver un torneo en el que jueguen hasta 6 clubes del mismo país, 5 de los cuales que harán una campaña de mierda. Ahora sentarse a ver la Libertadores en la primera ronda genera tanta emoción como ver la enésima repetición de Friends en Warner TV: ver a Aucas contra Universidad de Sucre o Emelec contra Coquimbo Unido lo lleva a uno a pensar seriamente en considerar la idea de las telenovelas mexicanas como alternativa de entretenimiento.
4.
"Campeóooon, campeóooon, campeón no hay uno sólo..."
¿Qué cuento con dividir el torneo local en dos campeonatos por año? ¿Qué torneo agarra seriedad cuando, con sólo tener una buena racha de 3 meses, puede un equipo cualquiera decir que quedó campeón nacional?
Un año = Un campeón, así funciona el Universo (?).
5. La Europa League: el torneo que corona al mejor de los perdedores

Michel, no te hagas el marica que también para tí hay: ya de por sí ampliar la Champions hasta a 4 equipos por país (bueh, los grandes) desvirtuó el concepto de "Campeones" hasta un nivel de cuarto. Pero lo peor fué acabar con las viejas copas UEFA y Recopa, que le daban validez a los torneos locales de Copa y la debida importancia a quedar segundo, para crear la Europa League, a la que clasifican los (igual que en la Sudamericana) no-tan-buenos de cada país, y (cosssadelocos) ¡los que no pudieron clasificar a la siguiente ronda de la Champions! O sea, le dan un premio al que quede de 3ro en un grupo de 4, mientras que uno que quede de primero puede quedarse sin nada en la Champions. Así, ganar la Europa League y jactarse de ellos es comparable a levantarse a una vieja regular en una discoteca, después de haberse pifiado con 3 de las buenas, y hablar mierda al día siguiente.
6. La Copa Postobón: Oh largo y eterno bostezo...

La idea de crear un torneo con formato de Copa en Colombia, incluyendo a los clubes de la Primera B es buena en el fondo. Pero si la forma se traduce en formar grupos de 6 para una interminable ronda de partidos de ida y vuelta, el torneo se convierte en un larguísimo bostezo, ni siquiera sonoro. Porque al segundo partido ya la novedad se acaba. Al tercero se cae de la obviedad que la política de los clubes de colocar a los suplentes a disputar el torneo "para foguearse" es más para desehuesarse. A los 10 partidos ya no sabe uno en qué fase del torneo está. A los 30 lo agarra a uno desprevenido la noticia que se disputa la final.
Así que
, humildemente desde nuestra posición como el blog de fútbol más leído del municipio de Vegachí entre julio y agosto de 2010, les pedimos a ustedes que se coloquen como propósitos para éste 2011 que ya va a empezar:
  • Volver al formato del Mundial con 24 equipos, eso sí, quitando eso de los mejores 3ros.
  • Mandar la Copa Sudamericana al mismo lugar donde tienen almacenado la Supercopa, la Copa de Oro Nicolás Leoz y la Merconorte.
  • Volver a la Copa Libertadores de 20 clubes, redistribuyendo los cupos para que haya un máximo de 3 por país (ya todos sabemos qué paises quedarán (¿quedaremos?) con uno (?)).
  • Un año = Un campeón. Cualquier otro pensamiento es de consumidor puto compulsivo celebrador de fiestas no tradicionales.
  • Resucitar a la Recopa y convertir a la Europa League en torneo de esos de pretemporada a jugarse en Kuala Lumpur.
  • Formatear (?) la Copa Postobón en rondas de emparejamientos con partidos de ida y vuelta.
Si no se cumplieren (?) éstos puntos, sepan ustedes que no dudaremos en montar un grupo de Facebook clamando por la inmediata destitución de los cargos que ostentan. ¡Todos saben el grandísimo y aterrador poder que tienen las iniciativas de personas desconocidas en Facebook!
Atentamente
El Politburó de LMDF

"Jefe, venga lo relaciono con éste pelao que tiene ganas de organizar un torneíto..."

11 comentarios:

  1. Impecable como siempre don ysec, como se extraña el mundial con solo 24 equipos, asi sea con mejores terceros; y como se extraña esa copa libertadores q uno seguia entusiasmado desde la primera ronda.... Pero ahora por la plata van unos equipos de damier al mundial y a la libertadores....
    Ahhh, y q vuelva la intercontinental en un partido unico en Japon entre el campeon de Sudamerica contra el campeon de Europa....

    ResponderEliminar
  2. Pero un Mundial de 24 sin opción de mejores terceros dejaría sólo doce clasificados.

    Eso generaría llaves donde se aplique otra de las genialidades del fútbol actual (al menos el colombiano), la figura del "perdedor afortunado".

    ResponderEliminar
  3. No FArias, se puede hace como en el 82, 4 grupos de a 3. Los ganadores a semifinal.

    ResponderEliminar
  4. Acabo de ver como el mejor equipo de todo el año (tolima) se quedo sin el pan y sin el queso, e inclusive a santa fe le paso lo mismo. Ya estoy mamado de que siempre quede campeon el equipo que se embala en las ultimas fechas, queda comprobado que para ser campeon en el futbol colombiano simplemente hay que "caminar" pa quedar entre los 8 mejores y metersela toda a las ultmos 8 partidos y listo.

    ResponderEliminar
  5. Apoyo la moción!!!... y eso maestro que se le olvidó mencionar esa vaina del Mundial de Clubes... que definitivamente es otro torneo de mentiras... NADA COMO LA QUERIDA COPA INTERCONTINENTAL!!!

    ResponderEliminar
  6. De acuerdo, muchachos, con el Mundial de Clubes perrata ese, pero me jodió el argumento el Inter cagándola contra el Todos Putos Mazembe...

    ResponderEliminar
  7. Me parece que faltó la mención del hecho de invitar a paises asiáticos a la copa América...

    ResponderEliminar
  8. Que put* risa la foto JMS y Blatter, EPIC LOL!!

    ResponderEliminar
  9. claro que gracias a que en el mundial clasificaban los mejores terceros, fue que colombia por unica vez en su historia pudo clasificarse a una segunda ronda en italia 90.

    ResponderEliminar
  10. El Mundial está bien con 32, y que pasen 2 por grupo.

    Los torneos internacionales de clubes deberían eliminar eso de repechajes o "primera fase".

    Y los campeonatos nacionales deberían ser anuales, a dos vueltas (como las ligas de verdad); y la Copa de eliminación directa.

    Eso sí: de lo peor que ha pasado en el FPC es el haber ampliado a 18 los equipos. Comprobado que el fútbol está hecho para múltiplos de cuatro.

    futbolrebelde.tk

    ResponderEliminar
  11. No, pero si quieren revivir torneos inspipidos, que ni pintada la propuesta de revivir la Recopa (Como muchos de los ganadores de Copa llegaban a Champions, entonces no había quién la jugara)

    Por otro lado, la Europa League ha tenido llaves más que decentes ultimamente (Un Juventus-Ajax en Octavos de Final, por ejemplo)

    ResponderEliminar