domingo, enero 09, 2011

Mentiras e Inventos Volumen II: Seis delanteros seis

Qué mejor que comenzar éste año que apenas comienza (?) hablando de mentiras e inventos varios. Porque en éstas épocas es donde todos, después de unos momentos de autoevaluación y autoreflexión matizados por la euforia del fin/principio de año, salimos con cosas como "Ya está bueno de tanta rumba y trago: éste año siento cabeza", "Mi amor, quiero que éste año nuestra relación se consolide", "Éste año bajo de peso", "Éste año sí tenemos equipo para salir campeones" (?). En fin: sofismas de distracción o sentencias cuya duración va hasta que vemos otra invitación a rumbear, conocemos a otra vieja calentona con intenciones de darlo, nos topamos con otra bandeja con chicharrón, o nuestro equipo participa en otro Torneo oficial. Así que seguiremos la línea que empezamos en éste post de por acá, mencionando brevemente a aquellos hijos de la chingada (?) que resultaron o ser un bluff total, o que nunca se les vió un carajo por mucho que hablaban maravillas de ellos. Específicamente hablaremos del difícil puesto del Delantero, el cual tiene la particularidad de necesitarse como mínimo la cualidad de meter goles. Claro, requisito básico que, aunque usted no lo crea, muchos delanteros que pululan por ahí no lo tienen. O lo tienen para enfrentar a la Unión de Vendedores de Chance de Marmato pero no en contra de (ni siquiera) Millonarios. Dále al Play, Gumersindo!
Julián Vásquez
(Fuente de la foto)

Seee, un despropósito llamar "mentira" a un tipo como Julián Vásquez, el cual se cansó de meter goles (y varios muy decisivos) con Envigado y América, a pesar de portar una cara digna del mejor William H. Macy. Pero al final Julián nunca concretó del todo lo que alguna vez prometió (¿y es que sí lo prometió?), lo que nos hace reflexionar acerca de si su éxito fué flor de un verano ayudado por el bajísimo nivel del campeonato local de unos años para acá (de hecho se destapó ya con muy avanzada edad, después de varios años sin trascendencia en la A y en la B), o si el chip de la Grandiosidad le falló en el momento clave. Estuvo en Newell´s Old Boys una temporada, en la que hizo 15 goles (con la curiosa particularidad de hacer como 7 en los primeros 10 partidos, durar como otros 15 sin meterla, y hacer otros 8 en las últimas fechas, o algo así) y en Estudiantes, con un sólo gol. Y se devolvió, porque para uno quedarse como delantero en Ñuls se necesita, aparte de meter goles, no inspirarle a la hinchada leprosa la idea de gritar algo como "Andáte, colombiano pecho frío". La metía, el Julián, pero era de esos delanteros a los que uno nunca les agarró fé.

Gian Luigi Lentini


A principios de los 90 lo vendieron como la encarnación de Poseidón en la tierra. Y eso porque el superpoderosísimo Milan de Arrigo Sacchi y Fabio Capello pagó por él lo que en su época fué la transacción más cara de la historia, lo que hizo que toda la gente fuera de Italia (yo al menos doy fé de la de Colombia (?)) se comenzó a preguntar quién putas era ese tal Lentini, que de donde salió, que si era calidoso, que porqué Carlos Julio Guzmán hablaba maravillas de él. Se supo entonces que en el Torino (de donde lo compró el Milan) era una cullebra (?) desde su posición de alero, marcando no demasiados goles pero haciendo un mierdero en las defensas rivales. Pero la verdad que en su primera temporada en el rossonero todo fué pura insinuación, de esos jugadores que uno no le ve gran cosa pero le dice a los amigos "mano ese man juega mucho, sionó" pero para no quedar como un ignorante (?). Al final del primer año no tuvo mejor idea que estrellar su carro a 200 Km/hora contra un árbol que se le atravesó en el camino a un entrenamiento. Se fracturó la cabeza y quedó vivo de vainas. Se recuperó pero sólo para ser permanente visitante de la banca milanista, y no estamos hablando del sistema financiero lombardo, aclaramos. Su carrera después se puede describir como normalita, pero si tenemos en cuenta que en su momento fué el jugador más caro del mundo, clasifica como baldoseada. Hoy sigue jugando (!!!) en una división regional de su país, y nos lo imaginamos como el centro de atención en el 3er Tiempo de cada partido, sentado en una mesa llena de birras en el parque principal de Nizza Monferrato, gordo y viejo, rodeado por los compañeros que lo escuchan contar anécdotas de Berlusconi y Capello.
Pedro Pineda



Un torpisimo y tronco delantero mexicano que salió a la fama por ser uno de los pocos extranjeros en el Milan noventero, en una época en que la Ley Bosman era sólo delirio de un bajonazo de bareto. Lo vimos en Colombia en algún torneo amistoso donde participó la selección preolímpica mexicana, y por sus antecedentes casi que la gente esperaba ver a un Marco Van Basten pero con rasgos toltecas (?). Pasa que al final resultó ser un man voluntarioso y bien ubicado. Y nada más. En la liga mexicana tuvo una destacada campaña haciendo bastantes goles. Sí, y también Guille Franco, así que, sharap.

Sergio Herrera

(?)
El hecho que el grueso de los delanteros surgidos en nuestras inferiores tenga 1.70 m y 65 kilos en promedio histórico hace que la afición, la prensa y los técnicos de juveniles tengan cierta debilidad por los delanteros grandotes y con mediano criterio para no errar el pase a menos de 5 metros. O sea, el prototipo criollo de delantero europeo, o lo que uno pensaba que era tal, no sé. Así fue que cuando el país conoció a Sergio Herrera en el Preolímpico de 2004 muchos se mojaron (?): era medio torpe pero no un asco, cabeceaba bien, definía con precisión, se ubicaba donde era y pivoteaba con soltura. Bien manejado hubiese podido ir a algún equipo argentino o brasileño como trampolín a sus 23 años. Lástima que le faltó ese detalle del manejo (?). El burro éste se fué al fútbol de Arabia Saudita (!!!!) a enterrar en la arena su carrera y su fútbol contra equipos de nombres impronunciables, y para rematar tuvo tremendo lío con su pasaporte: se escapó disfrazado de camello (nada más se tuvo que colocar la giba y montarse una carga de datiles) en el puesto fronterizo de Al-Rumishak con Jordania.
Meho Kodro

"Puta, yo que hago acá" (Fuente de la Foto)
El primer bosnio que se hizo conocer en el fútbol, especificamente como centrodelantero en la Real Sociedad del 92 - 93 - 94, en donde metía goles hasta cuando le protestaba al árbitro por un fuera de lugar. Así que cuando el Barcelona de Johan Cruyff se lo llevó en el 95 para reforzar la delantera del su-per-com-bazo que tenían, el comentario general era que al Barca sólo le faltaba el papa Juan Pablo II y el Jefe de la Logia Masónica para lograr la supremacía mundial. Pero Kodro tuvo una mala temporada cofcofcoflepesólacamisetacofcofcof, y después de un año con registros goleadores pabloluguerciescos lo mandaron de castigo al Tenerife. Del que sólo salió para reflotar en clubes del montón, con números ídem.
Gerhard Rodax


Rodax con su selección, en el partido que le ganaron a la USA prehistórica de Tony Meola en Italia 90 (Fuente de la foto)
De unos 30 años para acá el fútbol austriaco está como el Partido Liberal: caído y sin salir en las noticias. Lo último que medio se vió del fútbol de los ex-Habsburgo fué en los 90, en donde aún lucieron algunos jugadores de mediana calidad y uno que otro crack, como el gran Anton Polster. Y uno que otro relleno, como éste Gerhard Rodax, delantero del Admira Wacker que se cansó de hacer töres (?) en la liga austriaca. Y el Atlético de Madrid corrió a comprarlo en 1991 esperando encontrar otro Toni Polster (que llevaba un par de años rompiedo toors (????) en Sevilla). Lo que resultó más o menos como cuando San Lorenzo de Almagro compró a Pepe Portocarrero esperando que saliera igual que Iván Ramiro Córdoba...eh... Después Rodax se volvió a Austria y su carrera terminó hundida en las marismas de la normalidad, de la que no hubiera salido sino fuera por el ojo clínico del Atlético para contrataciones...

7 comentarios:

  1. Ahora que habló de mexicanos recuerdo a tres troncazos de ese país: Luis García, que "jugó" en el Atlético de Madrid, el pájaro Hernández que nos clavó unos golazos en una Copa América y luego fracasar en Boca y un tal García Aspe, con carita de protagonista de novela junto con Bibi Gaitán o con Thalía; ah pero que ridículo tan hp el que hizo en River.

    Buen post don YSEC. un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muy cierto lo que comentó de "La Banca" Herrera. La cagó feo y por ponerse de Pesetero a irse tan rápido a jugar a Arabia. Falta ver si fue que se enmozo con alguna de las 15 esposas de un Jeque Arabe y allá lo tenían de las huevas por huevon (?). Ahora bien a parte de Julián Vasquez al resto no lo vi Jugar, se me hace familiar (?) el Rodax ese, no es un Ex-taxista y Ex-futbolista que Baldosea en el Quindío???

    PD: Lo Mató a Herrera poniendo la foto del Papá que falta de Códigos(?)

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. En mi humilde opinión, a esta lista habría que sumarle a Alberto Gilardino, quien las metía hasta con la cabeza de la pija en el Parma por allá en la temporada 2004-2005, por lo cual fue fichado por el Milan para la siguiente temporada, pero la camiseta la quedó grande.. y Pues hoy día el señor Gilardino anda en la Fiorentina, que no es que sea precisamente un "Club Grande" de Italia como si lo es el Milán...

    ResponderEliminar
  5. Buen post y hablando de bosnios, ojo con el jugador que acabó de comprar el Manchester City llamado Edin Dzeko que ahorita la esta rompiendo mal y puede salir un tremendo crack u otra mentira para pegar en estos posts.

    ResponderEliminar
  6. Heiller, ese que usted dice es Carlox Rodax (mode-Rexistentex-off) (?).

    La sección no sé si dá para muchos posts, pero indudablemente hay mucho material para escoger.

    Darío, me parece que Dzeko es un goleador de la puta madre, pero tiene razón: puede ser un bluff total. Si en Alemania Lucas Barrios es goleador!!!

    ResponderEliminar
  7. Falta Alex Comas, excelso goleador atlanticense que se merece un post aparte.

    Saludos Desde Madrid
    Un anti juniorista!!!!

    ResponderEliminar