lunes, septiembre 12, 2011

Tetrálogo de fé para nosotros los seguidores de Jorge Horacio Serna, el gran Goleador

Concientes de la importancia manifiesta que ha tomado el fenómeno del Messismo Enanista y el Cristianoronaldismo Firuletero, el Politburó de LMDF decidió crear una tercera vía, que aglutine de una vez los valores nacionalistas, populares, pueblerinos y obreros que tanto hacen falta en éste fútbol de hoy pletórico de marketing y escarchas multicolores. Todos admiten que el Boricua Zárate es Di2s, pero a éstas generaciones no las seduce el recuerdo en blanco y negro de un rústico defensa que dejaba 3 huevas en cada partido. Por lo tanto, escogimos un jugador que además de ser de nuestro gusto, se presta como potencial fuente de veneración debido a su origen humilde, su carrera modesta pero respetuosa y su andar trabajoso y errabundo (?). Compañeros (?), en éste día nos declaramos fanáticos del Camello Jorge Horacio Serna, y procedemos por tanto a divulgar al mundo el Tetrálogo Camellista, para futuras generaciones de fieles. ¡Creed o reventad!


1. Biografía (lo que todo un buen Camellista debe saber)
Jorge Horacio Serna nació en Medellín, en la casa del señor Serna y la señora del señor Serna, un 27 de Octubre de 1979. Éste día será conocido en adelante como el natalicio del Camello, por el hecho de ser el día en que nació el Camello. Fácil de memorizar, ¿eh?. Delantero de fina estampa, paso gallardo, andar rítmico y crines marrones, jugó al fútbol desde pequeño destacándose como un goleador oportunista. Todos sabemos lo que eso significa: no se gambeteaba al poste de luz, pero siempre estaba debajo del arco metiéndola. Finalmente se probó en el equipo más grande de Colom...que digo de Colombia: del mundo e Inframundo, el Deportivo Independiente Medellín, alternando entre la titular, la suplencia y la sistemática extracción de pedazos de pasto del Atanasio. En 2001 se le dió la titular y quedó goleador del equipo, siguiendo con registros importantes de goleo en 2002.

Le fué tan bien que se lo llevo el Como. ¿Como? Si, ese. El equipo italiano decidió adquirir los servicios del popular Camello, hecho que le sirvió al Bombardero para inaugurar las hojas de su pasaporte, que en los siguientes años tuvo más estampadas que un uniforme de equipo de fútbol centroamericano. No sé porqué lo devolvieron (indudablemente tuvo algo que ver el hecho que no metió goles), pero finalmente recaló en el Poderoso en el 2004, siendo partícipe importante de la cuarta estrella ante un club cuyo nombre no quiero mencionar para no llenar de mala vibra el blog, aunque el recuerdo de esa final me da una cochita chabrocha (?). Luego de eso el Paladín del Arco jugó en Peñarol, Colo-Colo, Real Jaén de España (!), Deportes Tolima, Deportivo Quito, Caracas, Alianza Lima, Envigado, Atlético Paranaense, y otra vez Envigado, en donde sigue marcando goles a todos los equipos, pero aún sigue siendo ignorado para la Selección Colombia, que en vez de tener un goleador comprobado de raza como él tiene a unos manes que están ahí dizque por ser goleadores en Europa, Argentina y México. ¡La rosca nunca nos va a dejar progresar!

2. Dogmas de fé (Lo que todo un buen Camellista debe creer)

Es importante que todo seguidor del Camélido Romperredes asimile ciertos dogmas que deben ser esgrimidos con fiereza (?) ante todo antagonista. Sí, porque existe gente que no ve al Dromedario del Arco como ese gran asesino del área que todos sabemos que es, por increíble que le parezca. Por favor, cada mañana recíte los siguientes dogmas de fé frente al espejo, hasta que ya pueda decirlos de memoria hasta cuando esté montado en el Transmetro y le estén rasgulando el culo con un maletín de mensajero:
  • El Camello no se come goles, él los quiere hacer difíciles.
  • El Camello no es torpe, él tiene los dos pies hábiles pero se mueven independientemente.
  • El Camello no es desbaratado, él tiene el centro de gravedad diferente a los demás.
  • El Camello no es feo, él, eh...
  • El Camello no es baldosero, a él le queda Colombia chiquita.
  • El Camello no ha sido un convocado fijo en la selección Colombia porque no tiene glamour.
  • Los goles que nos hicieron falta para clasificar a los Mundiales de 2002, 2006 y 2010, estaban sentados en una casa en Medellín, Caracas o Envigado...
  • Al Camello le fué mal en Italia porque a los colombianos nos tienen rabia en Europa.
  • Al Camello le fué mal en Perú porque no es Figuretti (?).
3. Confesiones (lo que todo un buen Camellista debe admitir)


Para ser seguidor de alguien, uno debe reconocer sus errores, sus fallas, sus deslices de fé.

Yo putié en la cancha al Camello.

Sí, lo sé, no merezco ser Camellista. Pero fué un momento de debilidad, un desliz imperdonable que no tiene justificación. ¡Maldito sea el momento en que me dejé llevar por la maléfica verba de la multitud reunida en el Atanasio! Fué en la Libertadores del 2003. Nos tocó el Cerro Porteño en la vuelta de Octavos en el Atanasio, y nosotros estábamos hinchados de confianza porque teníamos un combo más terrible que el de la película Los Mercenarios: David González en su esplendor, Amaranto Perea, David Montoya, Mao Molina, Choronta Restrepo, Tressor Moreno. Y el Camello en la banca, apreciado pero resistido por parte de la gente porque recién venía de Italia con menos movilidad que una sesión plenaria del Congreso. El partido pintaba para fiesta, porque en la ida habíamos ganado 1-0 en La Olla de Asunción. Pero en éste partido de vuelta al equipo se le llenó el culo de preguntas, se hizo un manojo de nervios, le pasaba el balón a los paraguayos y tiraba centros a Norte y Sur. Y peor cuando a los 7 del ST nos metieron el gol que llevaba todo a penales. Luego del cual, el otrora técnico Víctor Luna decidió meter al Camello a la cancha, generando un muy audible murmullo de desaprobación en las tribunas. Y un bastante claro "¡¡¡Ajjj, cómo vas a meter a ese taburete, ommme!!!" que escupió con desespero un señor que estaba detrás de mí en Oriental, mientras mandaba a la mierda un viejo cojín con el escudo del DIM. El murmullo se transformó en un bramido (?) cuando el Camello mandó fuera un precioso pelotazo de Amaranto, sólo frente al arquero y en la raya del área chica. Pero yo no dije nada. Hasta que vino la tanda de penales, y adivinen qué pasó con el cobro del Camello: lo colocó preciso en el poste. Ahí ya no fuí yo (?) y me dediqué, como el resto del público, a recordarle al Camello la ascendencia por parte materna desde que el primer Serna se apareció echando machete por Santa Elena. 

Perdón, Camello.


 4. Oraciones (lo que todo buen Camellista debe rezar)

Y por último, para los que deseen pasar del Camellismo Militante al Camellismo Fundamentalista, hay que recitar la siguiente oración todos los días, a las 4:30 a.m., mirando en difección a la ciudad de Medellín:

Gran Camello Serna
Desbarata tu humanidad
Extiende en el área tu pierna
Otro gol al verde clavad
Asegura que este año
El Envigado a la B no baje
Ese equipo no hace daño
Pero Tu presencia es Salvaje (?)
Dios mío, misericordioso
Ilumina al gran Leonel
Para que no hagamos más el Oso
En las Eliminatorias sin Él
Camello, Camello
Danos a todos aquello
No aquello que tiene vello
Sino el gol, que és Tu Sello!

Amén (?)

9 comentarios:

  1. Si hay iglesia camellista, me declaro a muerte fundador de los Bonnerahmedianos (?)

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja excelente Maestro, muy buena propuesta, pero yo ya opté por la Iglesía del Anthony de de Ávila de los santos de los últimos días! donde el piso es verde, y espantamos al diablo con daga en mano a medianoche(?)

    ResponderEliminar
  3. lo malo es que ahora no van a faltar los aristizabalistas mirando a ver cómo organizan un partido político o algo así...

    home, si el Camello es el profeta, entonces Calanche Zulbarán viene ser qué?

    ResponderEliminar
  4. Calanche viene a ser el hijo Bobo de Lucifer (?)

    ResponderEliminar
  5. Jajajajaja Maestro se salió con la suya... muchos seguidores de las iglesias messi-anicas y cacor-ronaldistas apuntan a la conversión hacia el camellismo fundamentalista(?).

    Yo por mi parte, igual que mi Bro, hago parte de la iglesia del pipa de ávila, donde los muertos resucitan 10 años después para recordarle al mundo lo que es un goleador de raza, haciendo le gol al rival de patio

    ResponderEliminar
  6. Y donde será que uno se puede conseguir el Tetralogo de la Fe de la iglesia "Cachazista"?

    ResponderEliminar
  7. Puede ser, voy a indagar entre los seguidores Cachacistas...

    ResponderEliminar
  8. Yo tambien pertenezco a la iglesia Anthony de Ávila de los santos de los últimos días

    Ay q añejar un pokito al camello, para que ya viejito c la unda al cali, algo para lo cual es fecundo

    ResponderEliminar
  9. Mi hijo y yo nos vamos para el Estadio http://bit.ly/PROMOFUTBOL

    ResponderEliminar