domingo, marzo 30, 2014

Antihéroes, Infortunados y troncos históricos de las selecciones de los Grupos A y B - El Libro de Peltre del Mundial 2014 / Vol VI

La historia de los mundiales de fútbol no solo está marcada en torno a partidos épicos, batallas memorables, cracks inmortales o negociados turbios y misteriosos de la FIFA. También han hecho su aporte una cantidad importante de seres terrenales que se logran consagrar a pesar de virtudes que sobrepasan con mucho esfuerzo la media (traducción: manes como usted o como yo). O muertos importantes cuya torpeza se ha visto expuesta ante el universo entero. O nombres ilustres que tuvieron la mala suerte de tener su (a veces único) descache no en el triangular de la empresa sino precisamente en el evento futbolístico más importante del mundo. A esos antihéroes, desafortunados y/o petardos históricos de las selecciones de los Grupos A y B los homenajearemos hoy en el fabuloso (?) Libro de Peltre del Mundial 2014. Si se nos pasa alguno que creen que merezca hacer parte de esta lista coméntennos por acá y téngannos paciencia: tengan en cuenta que este post se escribió en compañía con el señor Alzheimer (?).

Antihéroes

Jorge Campos (México - USA 94, Francia 98)


Para nosotros los del Politburó de La Monserga del Fútbol es claro que la carrera de Jorge Campos se vio beneficiada por haber coincidido con la cresta de la ola de la revolución neo-kistch (?) noventera. Esa que reivindicaba la estética nacional-boleta-popular y en la cual el portero mexicano fue el abanderado detrás de Manu Chao y Café Tacuba (?). Se inició como delantero en el Pumas de la UNAM, equipo en el que alternaba como portero a pesar de sus 1.69 m (!!!!) de altura. Pero terminó de hacerse famoso en la selección mexicana, en la que debutó en 1991 y con la que participó en tres mundiales (dos de ellos como titular). Campos no era malo del todo: de hecho era muy ágil y eso lo ayudaba para manejar su área de manera sólida y segura. Pero para nosotros su figura fue sobredimensionada por el hecho de ser portero-delantero, por su talla inferior a la de peso mosca tailandés, y por sus bizarras y estrambóticas combinaciones cromáticas en su uniforme.

Benjamin Massing (Camerún - Italia 90)

Aquí Massing echándole ojo al balón y/o al Diego en ese partido inaugural de Italia 90
El debut de la vigente campeona mundial en Italia 90 pintaba para victoria fácil. Porque nadie pensaba que una casi desconocida Camerún pudiera oponérsele a la selección Argentina de Maradona y... a ver, quién más... ehhh (ruido de papeles), ehh... y compañía (?). Los cameruneses presentaban un mix (?) entre rendidores y/o habilidosos habituales de clubes franceses (el único que jugaba en un equipo europeo no francés era el gran Thomas N´Kono, titular en Espanyol) y voluntariosos y más que todo torpes de la liga local. Y juntos lograron desnudar la gran limitación de ese equipo argentino cuyas ideas se reducían a lo que pudiera aportar un diezmado Dié y una aparición que incomprensiblemente Bilardo dejó en el banco: el habilidoso, culebrísimo y punzante Claudio Paul Caniggia. El técnico soviético de Camerún dispuso un sistema de marcación por escalas para frenar el ataque argentino y le funcionó. Sobre todo porque el trabajo de dichas escalas no se limitaba a ser un obstáculo sino un campo minado: cuando alguno de los argentinos medio se escapaba de las trincheras, llegaba por detrás el tractor barredor en forma de defensor de Camerún y chaz, lo bajaba sin preguntarle para donde se dirigía. La labor para el segundo tiempo fue más difícil porque Bilardo decidió al fin darle entrada a Caniggia para que volviera locos a los limitados defensas africanos. Y sí, lo hizo. Aunque no bastó para ganar el partido (ganó Camerún 1-0) sirvió para dejar una imagen sobrecogedora y casi conmovedora por el esfuerzo y la voluntad basada en la auto-conciencia de la propia mortandad (?): faltando tres minutos para el final del partido el defensor Benjamin Massing le metió un planchazo a Caniggia que haría palidecer de terror a Orlando "El Animal" Rojas o al "Gringo" Palacios. El cipote de viaje que le mandó Massing a Caniggia, el guayo volando, los empujones indignados y medio disimulados de los argentinos, y los gestos de Massing al árbitro como diciendo "todo bien, todo bien, no le pasó nada... mirá que el man me dio tan duro que perdí el guayo" son la-glo-ria.


Gaston Taument (Países Bajos - USA 94)

Limitado delantero neerlandés surgido en el Feyenoord, que hoy fuera uno de esos nombres que surge en las tertulias de fútbol noventoso dos segundos después de acordarse de Shota Arveladze y de Mariano Bombarda (?) si no fuera por la fama que logró por convertir el gol con el que su selección le ganó trabajosamente a Arabia Saudita en 1994. El partido lo comenzaron ganando los árabes con gol de, no sé, Al-Jaramondá, y a los cinco del segundo tiempo lo empató Wim Jonk. Y cuando todo se encaminaba a un deslucido empate de los neerlandeses apareció ese muerto de sudadera que estuvo cuatro mundiales para los árabes bajo el nombre de Mohammed Al-Deayea, para dejar suelto un inofensivo centro a la desesperada de Frank de Bóer que le quedó de papayita a Taument - ingresado 20 minutos antes por Marc Overmars y que hasta ahí había tenido menos efecto que una Cola&Pola - para meter de cabeza el 2-1 y celebrar con el gesto de "Dios, esto de verdad me está pasando a mí" (?). El siguiente partido lo jugó de titular pero su actuación fue acorde a su nivel real y fue reemplazado. Hasta ahí le duraron sus quince minutos.



Nigel De Jong (Países Bajos - Sudáfrica 2010)

El autor de la patada más impresionante de los últimos tiempos por encima de la del final de "Karate Kid" (?) jugaba para esa época en el Manchester City y era titular fijo en el medio neerlandés. Para la final del mundial de 2010 se dejó llevar (?) y le mandó cipote de viaje a Xabi Alonso que en cualquier parte del mundo le hubiera valido demanda penal y hasta muerte política y que para el juez Howard Webb apenas le mereció una amarilla.


Infortunados

Joseph Antoine Bell (Camerún - USA 94)


Ilustre y respetado portero de Camerún elegido por algunas encuestas como el mejor portero africano de la historia. Con una sólida carrera por el fútbol francés a Bell lo mató que coincidió en el tiempo con esa gloria del arco llamada Thomas N´Kono, por lo que le tocó ver desde ese incómodo puesto del banco como su colega se consagraba en España 82 e Italia 90. Su oportunidad mundialista le llegó en 1994, a punto de cumplir 40 años y al borde del retiro, y después de una temporada irregular con su club. Tal vez fuera la edad o la falta de ritmo apropiada o el verano yanqui o la combinación de las anteriores o fue que lo entrevistó algún periodista deportivo colombiano de bigote (?), lo cierto es que la actuación de Bell en ese mundial fue horrible, con menos reacción que la campaña de Enrique Peñalosa a la Presidencia y más inseguro que caminar por el centro de Medellín de noche. Tan mala fue su actuación que la afición de su país reaccionó como cualquier hincha común y corriente lo haría en circunstancias parecidas: le quemó su casa (?). Al pobre Bell solo le quedó ver como su carrera se hizo, literalmente, humo (jijijiji).

Barbosa (Brasil - Brasil 50)


La historia del pobre Barbosa es bastante triste. Como portero no era para nada un muerto: fue figura por diez años del Vasco da Gama que fue multicampeón carioca entre 1945 y 1955 con actuaciones tan destacadas que lo llevaron a convertirse en el primer arquero de raza negra de la selección brasileña. Con su selección ganó la Copa América de 1949 y era titular indiscutido para el Mundial en casa en 1950 que parecía destinado para la consagración brasileña. La gloria le duró hasta esa tarde del 16 de Julio de 1950 en la que el uruguayo Alcides Ghiggia le clavó el 2-1 que culminó una de las hazañas más épicas de la historia del fútbol. Los aficionados brasileños, que de por sí son unos burros irracionales (?) señalaron a Barbosa como el culpable de esa derrota (sin tener en cuenta que los defensas Bigode y Juvenal - que según algunas crónicas llegó borracho a la concentración la noche anterior al partido (!!!) - fueron un colador toda la tarde y parecían la Avenida Oriental) y desde ese momento fue un maldito para los aficionados. Tanto que ni se recuerda que fue elegido por la FIFA el mejor arquero del torneo.

Cardeñosa (España - Argentina 78)

Histórico delantero del Betis que jugó apenas ocho partidos con la selección española. Entre ellos, los tres que su selección disputó en Argentina 78, en el que se recuerda con especial cariño por la afición española ese contra Brasil que fue testigo de uno de los no-goles más traumáticos de todos los tiempos. A Cardeñosa le quedó un balón solo frente al arco vacío de los brasileños pero, en vez de rematar, esperó uno, dos, tres... muchos segundos (?) para hacerlo, y cuando lo hizo soltó un tiritititito que fue facilmente tapado por el defensor Amaral. La jugada marcó por siempre a Cardeñosa y está enmarcada con letras doradas en el Libro Negro de 90 años continuos de cagadas y churreteadas de las selecciones españolas


Arconada (España - España 82)


Otro ilustre de clubes españoles. En este caso de la Real Sociedad, con la que fue campeón capitán y figura de los dos únicos títulos ligueros del club txuri urdin y en el que es no un ídolo, sino un mito en la institución. Era un arquerazo y por unos años estaba considerado entre los mejores del mundo, pero lamentablemente para él en el único mundial que le tocó jugar - y para colmo en casa - su actuación fue de mediocre para abajo. Tanto que después del mundial en algunos países hacían el cuento que se llamaba Arco-Nada. Después del Mundial fue figurón en la Eurocopa 84 pero la cagó, precisamente, en la final.

Troncos

Julio Salinas (España - USA 94)


El típico centrodelantero inhábil que mete goles precisamente en el momento en que uno está diciendo "este man hay que cambiarlo". Inhábil y burdo nueve del Athletic Bilbao y Barcelona fue habitual de su selección por más de diez años - jugó los mundiales de 1986, 1990 y 1994 anotando un gol en cada uno - en los que demostró tener menos fundamentaación que el Chavismo sin Hugo Chávez. Se hizo famoso para el mundo libre (?) en el partido de Cuartos de Final contra Italia en 1994, en donde faltando cinco minutos y con el marcador empatado a un gol se comió un gol de esos que se hace hasta Hugo Rodallega pajeado. Dos minutos después el balón le quedó en circunstancias similares a Roberto Baggio, que le demostró como era eso de definir solo frente al arquero.


Luis Roberto Alves “Zague” (México - USA 94)


Importante paquete del fútbol mexicano ochento-noventero. Longilíneo (?) y poco dúctil delantero del América (donde se hizo famoso), Atlante y Necaxa, se convirtió en un clásico conocido para los de mi generación por la constante chupada de pija que le pegaban los narradores de Tel*visa y por las incomprensibles rachas goleadoras en contravía con sus pocos recursos futbolísticos. Con su selección convirtió 30 goles en 84 partidos, entre los que se incluyen los siete que le hizo a Martinica en una Copa de Oro. En el Mundial de Estados Unidos 94 fue titular en los cuatro partidos que jugó México, en los que metió - esperen por favor, mientras revisamos, a ver... calculamos... mjá - cero goles.

Waldir Peres y Serginho (Brasil - España 82)

 

La selección brasileña para España 82 fue uno de los mejores equipos de toda la historia del fútbol. A ver: Leandro, Oscar, Luizinho, Junior, Sócrates, Toninho Cerezo, Zico, Falção, Eder. Un combazo infernal dirigidos por el gran Telé Santana que tenía dos puntos flacos: el portero Waldir Peres - que se ganó el puesto gracias a su actuación en una gira amistosa por Europa en 1981 - y el centrodelantero Serginho, ambos del Sao Paulo. Sí, precisamente los puntos débiles del equipo eran al que le tocaba evitar los goles y al que le tocaba hacerlos. Parece que se intercambiaron sus roles respectivos (?) porque durante el Mundial el arquero fue un manojo de nervios e inseguridad - no lo ayudaba su pinta de oficinista para meterle miedo a los contrarios - y el delantero se hizo famoso ante el mundo por su notoria torpeza al momento de meter el pie para finalizar la magia que derrochaban los otros nueve compañeros. Particularmente fue desesperante verlos durante el decisivo juego contra Italia que al final eliminó a los brasileños: el arquero presentaba menos resistencia que Crimea ante los rusos y el delantero se notó entre esa constelación de cracks más desubicado que Álvaro Ur*be en la Internacional Socialista. A Serginho al menos le quedará como consuelo (?) que su nombre perduró por muchos años en las recochas de barrio ochenteras: al petardo que se perdía continuamente goles lo bautizaban como "el Serginho"...


23 comentarios:

  1. Gran post como siempre master. La verdad Jorge Campos fue un personaje sumamente pintoresco y eso fue lo que lo llevó a la fama (seee descubrí que el agua moja), pero creo que en terminos generales fue bastante cumplidor y como tal no fue el responsable directo de alguno de los tradicionales cag*dones de su selección en los octavos de final de los mundiales que jugó.Por el lado de Joseph Antoine Bell a pesar de todo salvó en parte su honor, ya que no fue puesto de titular en el partido en el que Rusia les clavó 6 goles acamerún, 5 de ellos del legendario goleador de un dia (?) Oleg Salenko.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. El que se zampó los 6 goles de Rusia fue Jacques Songo´o.

      Eliminar
  2. Al-Jaramondá jajajaaja, estuvo realmente excelente; pobre Bell le paso lo mismo que al cagon de Womé, como que esa hinchada de Camerún es un poco(?) extremista.

    Del Grupo A se podria incluir por países:
    -Brazil: Felipe Melo en el 2010, con autogol y expulsion incluida con Holanda ademas de ser el caballito de batalla de Dunga en todos los partidos.
    -Mexico: El Guille Franco a.k.a el Dr Osborne de Spiderman, troncazo.
    -Camerún: de pronto como infortunado al pobre Womé, al botar el penal de la clasificacion en el 2005, le quemaron la casa, el carro y el negocio de la mujer.
    -Croacia: No que recuerde...

    Del Grupo B:
    -Holanda: Winston Bogarde, un jugador de ese nivel(?) que paso por el Milan, Ajax, Barcelona y Chelsea ademas de cobrar millonadas y participar en mundiales y eurocopas, pero lo recuerdo mas por esto http://www.mundodeportivo.com/20131003/mundo-barsa/chipi-barijho-robo-cadena-oro-winston-bogarde_54388360648.html
    -España: Majo, te saltaste al Zubi, que en Francia 98, contra Nigeria se dio el lujo de jugar sin arquero.
    -Chile: Hmmmmm...no se, Nelson Tapia nunca me convencio me parecia mas otro Zubizarreta
    -Australia: Esa es dificil. No hay quien sobresalga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la pensé también con el Zubi, que a mí me parecía un paquetón tremendo. Pero no es el tronco unanimemente reconocido, tiene sus defensores (?)

      Eliminar
  3. Ah se me olvidaba, el Al jaramonda que marcó el gol de Arabia contra Holanda era un tipo con nombre de senador sucreño o cordobés se llamaba Fuad Amin y es posible que lo hayamos visto en alguna lista del uribismo o algún día sea alcalde de sincelejo.

    ResponderEliminar
  4. The Speed King3/31/2014 3:24 p.m.

    el Milli Vanilli Taument era limitadisimo, pero en el Feyenoord jugaba con el gran Henrik Larssen, que hacia que pareciera un jugador decente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Terriblemente limitado. Y en esa época (pre-lesión fea) Larsson era habilidosísimo.

      Eliminar
  5. Troncazos con suerte: Toto Schillaci, Oleg Salenko, Ivan Kaviedes. Para mi Jorgito Campos fue inspiracion. Yo mido 1,57 y la verdad de que despues de verlo me supere y logre ser arquero libero titular de 11A en el Salesiano El Sufragio. Todo el resto del bachillerato habia chupado banca (o silla de salon de clase). Sin embargo yo era mas conservador al vestir. Cuando nos graduamos, mi carrera se truncaria porque estaba beodo en Cartagena y me cai en una cuatrimoto lesionandome para siempre los meñiscos izquierdos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je... hay que ser muy burro para decir que Schillaci era un troncazo. Rapido, oportunista, culebra... y la metía. Todo lo contrario a los delanteros "sin gol" que abundan por estos lados.

      Ojalá tuviéramos un "troncazo" como Schillaci.

      Eliminar
  6. Felix, el arquero de Brasil en Mèxico 70. Que hijodeputa vergüenza de arquero! Le ayudò el hecho de tener a los 10 mejores brasileros de ese momento de compañeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que pasa es que sus cagadas pasaron desapercibidas por el combazo que tenìan. Pero los goles que se hizo, mamita....

      Eliminar
    2. Exacto. Pensé en ponerlo pero se me acabó el espacio. Para mí igual Félix no lo vi en vivo, el que me queda en la memoria es Waldir Peres por ser el primer mundial que me tocó.

      Eliminar
  7. Ahora más y más gente como el fútbol
    Camisetas de fútbol es cada fanático del fútbol ama usted está de acuerdo con mi afirmación?
    Para el fútbol siempre he apoyado ~
    jajaja!

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Faltó una cosecha criolla: Barrabás, Chonto y Hamilton... ese trío de angelitos protagonizaron un muy prolongado: Ehhhhh! No jodaaaaaa! en la selección, más o menos parecido a cuando llevaron al hijo del Chiqui a la selección. Excelente post

    ResponderEliminar
  10. Viejo, te faltò nombrar a dos jugadores Franceses mas malos que pegarle a mi madre: Bernard Diomedè y Stefan Guivarch ( creo que asi era el apellido).Eran los puntos negros de la Selecciòn Francesa campeona del 98.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La FIFA pide un rotundo "No al Racismo". Guivarch no era un "puto negro" era blanquito (o es, no se si todavia vive)

      Eliminar
  11. Muchachos: si leen el título del post nos concentramos en los troncos históricos de los grupos A y B. Solamente. Después vendrán los de los otros grupos.

    ResponderEliminar
  12. Impecable repaso maestro; no creo que haya quedado ninguno por fuera.
    Con mas ganas de joder que de otra cosa, se podrian mencionar los cobradores de penales en las dos definiciones que le han tocado a Mexico:
    86 contra Alemania - de tres metieron uno (Quirarte y Servin)
    94 contra Bulgaria - de tres metieron uno (Garcia Aspe, Marcelino Bernal y Rodriguez)
    Total: 2 de 6. Comparelo con el rendimiento de Colombia: 0 de 0. No hemos fallado. Grande Colombia.
    Para destacar que los arqueros rivales se quedaban con el balon de lo suave que cobraron.
    Vean las imagenes:
    http://www.youtube.com/watch?v=nmw8JlKd91k
    http://www.youtube.com/watch?v=GKuCj5HVB6k

    ResponderEliminar
  13. Copa del Mundo 2014
    Mirando hacia adelante a un emocionante juego
    Los jugadores que busquen un mejor rendimiento

    ResponderEliminar
  14. ¿De verdad quieres participar en el de...

    ResponderEliminar