lunes, abril 07, 2014

¡Ssí-sí / Colombia / ssí-sí / Libro de Peltre! El Vol VII con el cabeza de serie del Grupo C (?)

Una confidencia desde las entrañas mismas del Politburó de La Monserga del Fútbol: originalmente teníamos planeado que el Volumen VII del desopilante (?) Libro de Peltre del Mundial 2014 fuera dedicado a las cuatro selecciones que conforman el Grupo C. Pero, llave, la cantidad de recuerdos que se nos vino encima fue tan abrumadora que no nos quedó más remedio que dedicarle un post exclusivo a la selección Colombia. Porque cuando uno entra al otoño de la vida los recuerdos son cual hojas que se desgajan del árbol de las vivencias bajo el halo implacable de la aurora boreal del futuro allende al mar de la juventud. ¡Si o no, nea!

(Bueno, y además es la primera vez en los casi ocho años de existencia del bló que vamos a hablar de la selección Colombia y el mundial de fútbol en tiempo presente, entonces aprovechemos...)

Colombia

Apodo: La Tricolor. Aunque en honor a la verdad el apodo se popularizó más que todo en los últimos años gracias al impulso embrutecedor (?) de la prensa. En el extranjero se le conoce como "Los Cafeteros", que no necesariamente aplica para la selección de fútbol sino que es mencionado hasta para la selección de ajedrez.

Generalidades del país. Colombia es un país de una diversidad extraordinaria: dos mares, tres cadenas montañosas, diez microclimas, cinco regiones, 102 especies diferentes de lagartos en el Senado y 166 diferentes tipos de perezosos en la Cámara de Representantes, además de infinidad de micos, ratas, víboras y elefantes eternos e inmóviles. Antes de la llegada de los españoles el territorio nacional estaba habitado por tres familias indígenas principales: los Comandos Azules Muiscas, los Caribes y los Arhuacos, que fueron aplastados con la saña acostumbrada por los representantes de la cristiandad en su impulso evangelizadoro. Durante la Colonia el país perteneció administrativamente al Virreinato del Perú hasta principios del Siglo XVIII cuando se creó el ídem de la Nueva Granada, que perduró casi sin cambios hasta el grito de la independencia en 1810. Desde que nos independizamos definitivamente en 1819 el país ha sufrido más cambios de nombre que el Once Caldas: que Gran Colombia, que Nueva Granada, que Confederación Granadina, que Estados Unidos de Colombia… hasta que al final nos quedamos con el nombre escogido por el único liberal godo que hubo en el país antes de Ur*be: Rafael Nuñez. La historia del país a partir de la independencia ha sido una manifestación de la tendencia tan colombiana de matarse por huevonadas, incluso por el hecho de pertenecer a algún partido político.

Imagínate que hubiera quedado todo así como estuvo en la Gran Colombia. Hubieran coincidido en el tiempo Pastr*na, Cháv*z, Ur*be, Pied*d, Nicolás Inmaduro, el pajarito espiritual ex-presidente, Correa, las narconovelas y las F*RC. 
Hoy el país está viviendo una época de relativa prosperidad en comparación con años anteriores (ojo: entendiendo “prosperidad” bajo los estándares latinoamericanos: “hay plata y la gente de afuera viene pero sigue habiendo un montón de personas comiendo mierda pero no importa porque qué linda es Colombia”). Falta que se acabe este larguísimo conflicto armado que nos tiene jodidos y vas a ver que por fin va a haber justicia sociajajajajajajajajajajajaja sigamos. Bueno, no, pero, ¡¡¡las viejas colombianas son las más sexis del mundo, huevón!!!

Uniforme: La Selección Colombia ha cambiado más veces de camiseta que hincha costeño cada vez que eliminan al Junior de los cuadrangulares (?). Para el primer compromiso oficial de una selección Colombia – en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1938 – el equipo lució una camiseta celeste con pantaloneta blanca, que no duró mucho y de la cual no se sabe bien por qué diablos se utilizó. En la primera Copa América en la que participamos – 1945 – la selección lució un uniforme totalmente blanco con una franja tricolor horizontal en el pecho. El diseño era bacano y original, pero fue reeemplazado a los pocos años por un combinado camiseta azul oscura – pantaloneta blanca – medias blancas o azules. También ignoramos porqué carajos se decidió utilizar esta combinación pero adivinamos la mano negra de algún directivo hincha de Millonarios (?). El diseño duró hasta 1971 en el que se impuso la famosa combinación camiseta color zapote (!!!) – pantaloneta negra – medias zapotes que tan fea nos parecía hace 20 años y tan bacana nos parece ahora (la onda retro, vio). La fecha de imposición del uniforme desarma la teoría que el color era una imitación a la Holanda subcampeona del 74 y 78, pues en ese año ni el más afiebrado hubiera dicho que ese pequeño país europeo que llevaba seis mundiales sin clasificar iba a revolucionar el fútbol de la década. Esa combinación (más la alternativa blanca con la franja tricolor en diagonal) también sucumbió a ese instinto también tan colombiano de cambiar todo menos las cosas de verdad aportantes: en 1985 se decidió utilizar el tricolor como uniforme oficial – camiseta amarilla o roja, pantaloneta azul y medias amarillas o rojas -  que con algunos cambios menores persiste hasta hoy.


¡Adivine cuál es el uniforme de la selección! Respuesta: todos. Arriba, izq: la selección en la Copa América de 1945; der, en el mundial de Chile 62. Abajo izq, en las eliminatorias a España 82; der, en Italia 90. ¿Cuál le gusta más?
Historial Mundialista: Bastante variado, lo cual no es necesariamente sinónimo de "rico". Revisemos.

1930 a 1954: No participó.

1958: No clasificó. Quedamos de últimos en el grupo que compartimos con Uruguay y el a la postre clasificado Paraguay. Debutamos en mundiales con un resultado que no era malo per se, considerando los antecedentes nuestros y del rival: empatamos con Uruguay en Bogotá (1-1). Pero en lo que sería una constante en nuestra sufrida historia, después de un resultado esperanzador vino la gran catarata de churrete: una gran victoria moral en la derrota 1-0 en el Centenario con gol en el minuto 89, y dos abrochadas contundentes de Paraguay - 3-2 en Bogotá y 3-0 en Asunción.

1962: Eliminados en Primera Ronda. Estando clasificados al Mundial Chile (local) y Brasil (campeón reinante) la disputa de los tres cupos restantes la cosa se dirimía entre solamente seis países (Venezuela aún no participaba). Nosotros aprovechamos semejante papayazo en el doble duelo contra Perú que se saldó con apretado triunfo nuestro en Bogotá - 1 a 0 - y sufrido empate en Lima - 1 a 1 -. Para el Mundial llevamos varios nombres ilustres de nuestra (pre) historia: Efraín “El Caimán” Sánchez, Francisco “Cobo” Zuluaga, Marcos Coll, Germán “Cuca” (!!!) Aceros, Marino Klinger. El debut contra Uruguay lo comenzamos ganando con gol de penal del “Cobo” Zuluaga pero en el segundo tiempo nos coronaron los charrúas con goles de Luis Cubillas y José Sasía. El siguiente juego fue el ultrafamoso 4-4 contra la Unión Soviética que permitió ilusionar a todo un país con la clasificación a segunda ronda, ilusión que fue mandada enfáticamente a la mierda por los yugoslavos con un contundente 5-0 en contra.


Viendo el resumen uno se da cuenta  a) que la defensa nuestra parecía la de Samoa contra España en las Confederaciones pasada, b) que nuestros delanteros eran como diamantes en bruto (bien en bruto pero diamantes al fin, o al menos, circones (?)), y c) que el público de la inhóspita (?) Arica se volcó masivamente a apoyarnos.

1966: No clasificó. Para ese año hubo una amarga disputa entre las dos ramas que manejaban el fútbol en Colombia: la Adefútbol – que era la reconocida por la FIFA – y la Fedefútbol – que manejaba los jugadores profesionales -. La rama profesional le prohibió a sus jugadores que participaran con la selección y como resultado el equipo afrontó las eliminatorias solamente con jugadores costeños (!!). El sorteo nos agrupó junto a Ecuador y Chile y, bueno, nos culearon feo. Perdimos en el debut en Barranquilla en el Romelio Martínez (marica, ¡en el Romelio Martínez se jugó eliminatorias!) contra Ecuador por 1-0, luego en Guayaquil nos repitieron la dosis con un 2-0 y después en Santiago, Chile nos empacó un terrible 7-2 (goles nuestros de Hermenegildo Segrera) que nos dejó propietarios cómodos del último puesto del grupo. Salvamos el honor (bueeeh...) cuando ya no teníamos nada que hacer con un inesperado 2-0 a favor contra Chile en Barranquilla (goles del prócer barranquillero Antonio Rada) que casi les caga la clasificación a los sísmicos (?) y los obligó a jugar un partido de desempate contra Ecuador.

1970: No clasicó. Terrible culeada. Compartimos grupo con Brasil, Paraguay y Venezuela; comenzamos con pie derecho ganándole a la débil selección futura chavista (?) en Bogotá y empatando en Caracas. Hasta ahí ganamos puntos: después en nuestro reducto (?) de la fría ciudad capital nos pintaron la cara tanto  Brasil (2-0, ambos de Tostão) como Paraguay (1-0). Luego nos tocó el viaje hasta el Maracaná donde Brasil nos la mandó a embocar con un terrible 6-2 (goles de Pelé, Tostão – 2 -,  Jairzinho, Edu y Rivelino) y cerramos con un 2-1 en contra en Asunción.

The Rio Colombian Massacre I. Cómo no nos iban a golear, si el arquero dejó las manos en Bogotá y aparte los defensas nuestros se la pasaban era discutiendo... 

1974: No clasificó. Y casssi. Fue la primera eliminatoria en la que nos portamos como hombres (?), emparejados en el grupo con Uruguay y Ecuador. Comenzamos con dos empates en Bogotá ante Ecuador (1-1) y Uruguay (0-0) que a la final nos dolieron feo. Porque en Guayaquil sacamos otro empate (1-1) y en el propio Centenario de Montevideo dimos el batacazo ganando por 1-0 en la primera derrota uruguaya como local en toda la historia de las eliminatorias. Con lo que quedamos dependiendo de nuestros hermanos (?) ecuatorianos, que si le empataban o ganaban a Uruguay en su último partido en el Centenario nos daban el tiquete a nosotros. Pero si los amargos esos nos abandonaron de la Gran Colombia en 1830 ahora menos nos iban a ayudar (?): ganó Uruguay 4-0 y pasaron al Mundial por gol diferencia. Ah, los tres goles que hizo la selección en esa eliminatoria fueron convertidos por (de pie, a ver) Willington Alfonso Ortiz Palacio (no se pueden sentar todavía)
.La selección que jugó ante Uruguay en El Campín por eliminatorias en 1973.  Arriba Pedro Zape, Domingo González, Oscar Ortega, Jaime "El Flaco" Rodríguez, Henry Caicedo y Hermenegildo Segrera. Abajo: Jaime Morón, Victor Campaz, Alejandro Brand, el gran Willington Ortiz y Arturo Segovia. Imagen tomada de oncenasdefutbol.blogspot.com
1978: No clasificó. El sorteo otra vez nos ajustó contra Brasil y Paraguay. Y a pesar de los buenos augurios por las eliminatorias anteriores y por el subcampeonato de América en 1975 nos la volvieron a colocar bien adentro, y bastante incrustada. Comenzamos otra vez los dos partidos de local con un empate ante Brasil (0-0) y una derrota ante Paraguay (1-0). Con lo que nos quedaba como únicas alternativas para clasificar al Mundial las siguientes: 1) salir a ganar en Asunción y Rio de Janeiro y 2) rezarle fervorosamente a la Virgen del Carmen. Y nones: en Asunción íbamos ganando 1-0 con gol de Eduardo Emilio Vilarete pero nos empataron en el último minuto, y en el Maracaná  – ya sujetos a la total obligación de ganarle a Brasil por goleada de visitante y a esperar una combinación de resultados más compleja que entender la agenda de los Diálogos de Paz de La Habana – Brasil nos clavó un doloroso 6-0 (dos goles de Roberto Dinamita, dos de Francisco Marinho, uno de Zico y uno de Rivelino) que dejó un incómodo escozor en el ano de jugadores, afición y la plana mayor de la Federación Colombiana de Fútbol.

The Rio Colombian Massacre II. Conmovedor el infructuoso esfuerzo de los nuestros por quitársela a los brasileños, cuyo único resultado fue el evidenciar la falta de nivel nuestra

1982: No clasificó. Y la cosa pintaba bien: se nombró al obsesivo y metódico Carlos Salvador Bilardo como DT de la selección luego de su paso exitoso con el Deportivo Cali. Había buena generación de jugadores, se impuso trabajo y disciplina, se cuadró infinidad de amistosos. Pero lamentablemente nos tocó la mejor selección peruana de todos los tiempos y la selección uruguaya que venía de ganar el Mundialito de 1980 en Montevideo. Y nosotros, la verdad, no derrochábamos demasiada calidad en la nómina. Comenzamos mal otra vez, cediendo un punto de local en El Campín ante Perú (gol nuestro de Hernán Darío Herrera, empate del “Tanque” Larrosa faltando 4 minutos). Después fue el amargo partido ante Uruguay en Montevideo, que íbamos ganando 2-1 hasta faltando diez minutos (gol de Rubén Paz por ellos y goles de Herrera y Sarmiento por nosotros) pero dos goles de Julio César Morales nos voltearon la torta. Otra vez nos tocaba ir por el milagro, esta vez en Lima, pero tampoco se dio: 2-0 y eliminados faltando una fecha. Cerramos el grupo ante Uruguay empatando a un gol en Bogotá con ambos equipos ya eliminados.



1986: No clasificó. Tuvimos mil oportunidades para clasificar en el Mundial que renunciamos a hacer, pero éramos tan horribles que no pudimos. Por segunda vez en la historia participaban de las eliminatorias las diez selecciones de la Conmebol – la primera había sido en 1970, en las demás o no estaba Venezuela, o estaba clasificado alguno por ser campeón o local -. Por lo que se repartió a las selecciones en dos grupos de a tres y uno de a cuatro equipos, en los que clasificaban al Mundial el primero de cada grupo y un cuarto equipo surgido de un repechaje (fue la primera vez que el mundo civilizado (?) escuchó la famosa palabrita) entre los segundos de los grupos de tres y el segundo y tercero del grupo de cuatro. A nosotros nos tocó el grupo de a cuatro, precisamente, con Argentina, Perú y Venezuela. Lo dicho: teníamos que ser horribles para quedar eliminados.

La campaña nuestra en las eliminatorias del 86 se puede resumir en que hicimos todo lo posible no solo para no clasificar sino para cagarle el caminado a la última gran selección peruana de toda su historia: le ganamos el primer partido en Bogotá por 1-0 con gol de cabeza de Miguel Augusto Prince (o como le decían los locutores argentinos al popular “Nano”, dizque “Prinz”, como dicho en inglés), el cual fue seguido por un lapidario 3-1 en contra de locales contra Argentina que demostró dos cosas: 1) que Maradona era jugador de otro planeta y 2) que nuestra selección estaba a años luz de una de verdadero nivel competitivo. Después fue la revancha en Lima con un 0-0 en el que nosotros mostramos muchísimas ideas pero una pésima concreción, como Gustavo Petro (?). La revancha en Buenos Aires (derrota 1-0) nos dejó como única opción hacer más puntos que los venezolanos en el doble duelo contra ellos para poder aspirar a entrar al Mundial por la ventana. Fue un 2-2 decepcionante en San Cristóbal y un bastante gris 2-0 ante tribunas semivacías en Bogotá. Con eso clasificamos al repechaje donde nos esperó Paraguay, que en la ida en Asunción nos aplicó un 3-0 tan lapidario, contundente, preciso y demoledor que nos dejó con la sensación de estar eliminados antes de la revancha. El 2-1 a favor nuestro (goles de Sergio “El Checho” Angulo y el gran Willington Ortiz) no fue suficiente y hasta ahí llegamos.

La selección que jugó el partido contra Venezuela en El Campín. Arriba: Navarr* Mont*ya (en Argentina tiene fama de "mufa", por si acaso respetamos eso (?)), Víctor Lina, Hernán Darío Herrera, Jorge Porras, Manuel Ascisclo Córdoba. Abajo: Pedro Sarmiento, el gran Willington Ortiz, Carlos Ricaurte, Víctor Lugo, Luis Eduardo Reyes, Álvaro "El Polaco" Escobar.

Dos hechos curiosos de esta eliminatoria:
  • La revancha del repechaje contra Paraguay se jugó en Cali, en el que entendemos sería el único partido por eliminatorias jugado en dicha ciudad por la selección Colombia. Pero en 1978 ya se habían disputado partidos por eliminatorias en esa ciudad: en 1978 se jugó allá un triangular entre Brasil, Perú y Bolivia para definir los dos clasificados (además del local Argentina) por la Conmebol
  • Para el repechaje el doctor Ochoa buscó un reemplazo confiable para el puesto de arquero, ya que el titular (Luis Octavio “Ormeño” Gómez) no lo convencía mucho. Lo único que encontró fue un joven arquero argentino de 20 años del Vélez Sarsfield, nacido en Colombia mientras su padre jugaba en nuestro país. En ese entonces era totalmente desconocido, pero después su carrera fue bastante colorida aunque con altibajos – incluyó descensos sucesivos sufridos por los equipos en los que él jugaba -. Esos partiditos jugados con la selección solo sirvieron para cagarle una larga y promisoria carrera en el combinado de su verdadero país, Argentina. Estamos hablando de… sí, de él.
1990: Eliminados en Octavos de Final. En vista de tantos y sucesivos fracasos de nuestra selección en eliminatorias, la Federación concluyó acertadamente dos cosas 1) que la plaza de Bogotá es salada (?) y 2) que necesitábamos un técnico trabajador y serio que pusiera a jugar a los nuestros de la manera en que mejor se sentían. Tomando en cuenta lo anterior la Federación designó como sede de la selección a Barranquilla y nombró a Francisco Maturana como técnico del equipo. Estas decisiones se sumaron a una nómina conformada por la aparición de una nueva generación de jugadores con muchísima calidad (Leonel Álvarez, Luis Carlos Perea, Andrés Escobar, René Higuita, Albeiro “El Palomo” Usuriaga, Gildardo Gómez) la potenciación de monstruos que en el pasado no fueron aprovechados (Carlos “El Pibe” Valderrama, Arnoldo Iguarán) y la recuperación de algunos no tan jóvenes pero que en la selección no habían tenido oportunidades (Bernardo Redín, “El Chonto” Herrera, “Barrabás” Gómez).

La selección en las eliminatorias de Italia 90. Arriba: Arnoldo Iguarán, Luis Carlos Perea, Andrés Escobar, Luis Alfonso "El Bendito" Fajardo, José René Higuita. Abajo: Carlos Alberto Valderrama Palacio, León Villa, Leonel de Jesús Álvarez, Wilson Pérez, Bernardo Redín, Rubén Darío Hernández. Equipazo.
Sin embargo, el camino que nos condujo a Italia 90 fue bastante parido. Comenzó con una convincente victoria ante Ecuador en Barranquilla por 2-0 (goles del gran Arnoldo Iguarán) pero nos complicamos solitos después. Primero nos tocó jugar contra Paraguay en ese infierno del Defensores del Chaco en lo que resultó un partido bastante caliente: comenzamos en desventaja por el gol de Javier Ferreira y en una muestra de huevos lo empatamos con gol del inoxidable “Guajiro” Iguarán faltando tres minutos. Pero un penal por una falta bastante cacorra de Higuita derivó en un penalti para los paraguayos en tiempo de descuento, que fue convertido por el en ese entonces totalmente desconocido José Luis Félix Chilavert para el 2-1 final. Una semana después fuimos hasta Guayaquil con la misión de ganar para depender de nosotros mismos pero nanay: fue un gris empate sin goles que nos dejó tambaleando y con respirados artificial. El último partido nuestro en el grupo nos tocó en Barranquilla contra los paraguayos y teníamos que ganarlo sí-o-si. Pero el asunto se puso más peludo que jabón de paseo cuando el "Coco" Mendoza nos metió un gol terminando el primer tiempo. A fuerza de ganas y huevas empató el “Guajiro” (todo un prócer el Guajiro) y lo terminamos ganando con gol de Rubén Darío Hernández. Todo se decidía en la última fecha del grupo con el partido entre Paraguay y el ya eliminado Ecuador en Guayaquil: nosotros clasificábamos con un triunfo ecuatoriano o con un empate (por gol diferencia). Si ganaba Paraguay nosotros terminábamos viendo el Mundial por TV marca Challenger (?). Y ocurrió el milagro, o cagada paraguaya, o ambas: Ecuador ganó 3-1 y nosotros pasamos al repechaje contra el clasificado por Oceanía.

El 2-1 de los paraguayos en Asunción que casi nos deja fuera del Mundial. Emociona ver al gran Arnoldo Iguarán en acción. Y es curioso ver ese penalty de Higuita con los años: en el momento el 99.9875% del país dijo que NO fue.

Que resultó siendo Israel. Antes de que se pongan a revisar sus Atlas les aclaramos que los israelíes jugaban en Oceanía debido a la negativa de los países árabes en compartir eliminatorias con ellos. A los pobres israelíes les tocó caminar más que palestino recién refugiado (?) con tal de poder jugar, y en este mundial los agruparon con Oceanía (a partir del siguiente les tocó en Europa y ahí se quedaron). Israel no tenía un equipazo pero tenía dos jugadores bastante respetables; el talentoso volante del KV Malinas belga Eli Ohana y el peligrosísimo delantero del Standard de Lieja Ronny Rozenthal. De resto eran totalmente desconocidos para el gran público (bueh, de hecho esos otros dos también) y resultaron siendo, con una o dos excepciones, un ejemplo del intento infructuoso de suplir calidad con voluntad (?). Durante gran parte del partido de ida en Barranquilla el equipo nuestro mostró menos propuestas serias que suplente de representante a la Cámara por Sucre hasta que Pacho decidió cambiar a un muy apagado Bernardo Redín por el peligrosísimo Albeiro “El Palomo” Usuriaga (uno que el país pedía a gritos), que metió el gol que al final nos terminó clasificando al mundial. Porque en la vuelta en Tel Aviv la angustia o la clasificación tan cercana o el miedo o el jet-lag o la inexperiencia o todo junto se combinó de tal modo que el equipo jugó engarrotado, pensando en el cero y tan azarado que hubieran despejado hasta un misil sirio tierra-tierra. Pero terminamos empatados a cero y volvimos otra vez a un mundial.


El resumen del ida y vuelta ante Israel. A pesar de los payasos que narran los videos, díganme si no se les espelucó el pellejo viendo el final del video, con el himno y todo. A mí, sí...

Ya pensando en el Mundial y recordando con cabeza fría esos tiempos cae uno en cuenta de la ingenuidad del aficionado colombiano promedio, que estaba convencido que la prensa europea nos daba como favoritos al menos para llegar a cuartos mientras esta nos colocaba casi unánimemente en la categoría “equipos simpáticos”. Debutamos contra Emiratos Árabes Únidos, que era totalmente desconocida en esos tiempos pero en cambio hoy lo sigue siendo (?) con una no muy convincente victoria por 2-0. Luego perdimos el primer compromiso serio: 1-0 contra Yugoslavia y el gol maldito de Davor Jozic por el lado ídem de Perea y El Chonto. Y terminamos la primera ronda con el partido que desbancó el 4 - 4 del podio colectivo a la hazaña moral más grande del fútbol colombiano: el empate ante Alemania a un gol con el tanto épico de Freddy Rincón cuando el partido se moría.

El rival en la siguiente ronda pintaba fácil: Camerún. Pero después de un bastante soporífero 0-0 en los 90 minutos llegó un tal Roger Milla y nos clavó dos pepas (la segunda una de las más dolorosas de nuestra historia) que nos mandaron a la casa.


La puta madre, cómo duele retroactivamente ver esta secuencia
1994. Eliminados en Primera Ronda. La puñalada más dolorosa de toda la historia de nuestro fútbol fue preparada y sazonada por la euforia desmedida de la afición y prensa después del 5-0 y hundida hasta la empuñadura por rumanos y estadounidenses en 1994. Lástima, porque teníamos varios de los nombres más gloriosos de toda nuestra historia en el momento más dulce de sus carreras: Oscar Córdoba, Andrés Escobar, Leonel Álvarez, Freddy Rincón, “El Pibe” Valderrama, Faustino Asprilla. Un e-qui-pa-zo, con todas las letras, soportado por laderos eficientes como Wilson Pérez, Alexis Mendoza, el Tren Valencia o Iván René Valenciano, que despachó con total autoridad a paraguayos (los únicos que nos dieron guerra: 0-0 en Barranquilla y 1-1 en Asunción), peruanos (1-0 en Lima y 4-0 en Barranquilla) y argentinos (2-1 en Barranquilla y el 5-0). Al Mundial fuimos hinchados de tanta confianza que teníamos, hablando mierda por aquí y allá, sacando pecho por hechos inocuos e inefectivos como el hecho de haber puesto a sufrir a Argentina (a los paraguayos se les congeló el pecho y no pudieron ganarle a Perú en Lima en el que fue el único punto de los paisanos de Stephanie Cayo en esas eliminatorias, victoria que los hubiera clasificado a ellos al repechaje) y henchidos de la gloria de papel que dan las victorias en un montón de amistosos previos más parecidos a una gira triunfal que a un proceso serio de preparación a un Mundial. En Estados Unidos nos agarró Rumania (3-1) y los yanquis (2-1) y chao, de nada sirvió la victoria ante Suiza (2-0). Pasemos rápido a lo que sigue, ya me dañaron el día (?)

1998. Eliminados en Primera Ronda. Clasificamos de terceros en el recién estrenado formato de todos-contra-todos en una campaña que tuvo algunos instantes preocupantes. Porque comenzamos ganándole a todo el mundo de local y visitante hasta que nos frenó Argentina de local (1-0 con gol del "Piojo" López) y ahí se nos vino el mundo encima. Porque agarramos de ahí una racha nefasta de cinco partidos sin ganar que nos tambaleó la moral, hasta que nos recuperamos con el 1-0 a Ecuador en Barranquilla con gol del Pipa De Ávila con la famosa dedicatoria de gol incluída. De ahí se recompuso el camino y clasificamos al Mundial. En donde nos fue bastante regular no solo por los resultados sino por la falta de juego y el apestoso olor a "ciclo cumplido / se necesita cambio de generación" que dejamos a lo largo del Mundial. Comenzamos con la ya clásica (?) derrota ante Rumania (1-0), nos ilusionamos con el 1-0 a Túnez (gol de Leider Calimenio) en un partido inmirable y terminamos perdiendo con total justicia ante Inglaterra por 2-0. 


El gran Farid Camilo Mondragón Alí sintiendo la derrota más que los otros 21
2002: No clasificó. Fue un proceso de clasificación traumático y accidentado, en el que no nos ayudó el descaro de Luis Augusto "El Cheque" García al hacer sus vainas raras como técnico de la selección (digo, convocar al muerto del hijo hubiese sido menos visajoso, ¿no?) que determinó su salida en mitad del viaje. El designado para reemplazarlo fue el inmortal (?) Pacho Maturana (saliente técnico de Perú en esa misma eliminatoria) que a esas alturas ya demostraba estar más obsoleto que un beeper. La llegada del otrora exitoso técnico-filósofo resultó en un gran impulso moral y anímico. Pero para los contrarios: derrota 3-0 en Buenos Aires, derrota 1-0 con Perú de local, empate a cero con Ecuador de local, empate a uno en Montevideo. Ya en la penúltima fecha le ganamos de local a la débil Chile pero con los resultados ya nos tocaba el milagro de ganarle a Paraguay en Asunción por goleada y esperar que los argentinos (sí, eso de los que tanto hablamos mierda en el pasado) nos dieran la mano ganándole a Uruguay en el Centenario para aspirar al puesto de repechaje. Y no se dió: a pesar que la selección jugó el partido de su vida en un recuerdo de los viejos tiempos de Pacho y su combo (ganamos 4-0) en el Centenario a Uruguay y Argentina solo les faltó armar un picnic en mitad de la cancha para sellar su amistad. Lo increíble de todo es que estuvimos a un gol de pasar al repechaje por gol diferencia.

Vergonzoso ver a ese horrible de la izquierda vestido con la camiseta de la selección. 
2006. No clasificó. Estábamos tan jodidos que le dimos, a pesar de los antecedentes recientes, la dirección técnica de nuevo a Pashow para clasificarnos al Mundial de nuevo. Semejante decisión pintaba para que nos saliera terriblemente mal y, efectivamente, así fue. Comenzamos perdiendo contra Brasil en Barranquilla, contra Bolivia en La Paz (4-0), contra Venezuela otra vez de local (1-0) y empatando contra Argentina también en el Metropolitano, resultados que terminaron eyectando a Pacho del cargo. Que fue reemplazado por el serio, discreto y mesurado Reinaldo Rueda, al que no le alcanzó la gasolina a pesar de haber hecho una campaña meritoria. Pero con el puesto de repechaje - al menos - asegurado nos desinflamos en los partidos clave de las antepenúltima y penúltima fecha: perdimos 3-2 en un partido dramático en el Centenario y empatamos de local ante la mediocre Chile. Otra vez a ir a ganar o ganar en la última fecha en Asunción y oootra vez a esperar que Argentina nos diera la mano. Y ooooootra vez pasó lo mismo que en 2002. 

2010. No clasificó. Esta vez si quedamos lejísimo, lejísimo hasta del repechaje. De nuevo hicimos cambios a mitad del camino: comenzó dirigiéndonos el irascible pero serio Jorge Luis Pinto - que es un señor muy capaz pero en los compromisos grandes le va mal - y terminamos haciendo agua feo. La lección de fútbol que nos dio Chile en Santiago (4-0) fue el adiós de Pinto y la inminente necesidad llegada de un salvador: alguien con la personalidad y categoría necesarias para voltear una situación adversa. Pero en cambio trajeron a Eduardo Lara (?), con el que la selección nunca pudo encontrar el camino y terminó eliminada y bailada.

Cómo clasificaron: Con suficiencia. Y eso a pesar que por cuarta vez consecutiva (!!!) cambiamos de técnico en plena eliminatoria y dimos ventajas innecesarias, como jugar con Stefan Medina (?). Al gran Leonel de Jesús Álvarez se le echó como técnico (si era para aguantarlo tan poquito más bien nos los hubieran dejado en el DIM) luego de cuatro partidos en una campaña de reemplazo que, se dice, participó desde las sombras hasta el Presidente Sant*s (en serio). Fue reemplazado por José Néstor Pekerman, que con su trabajo serio, metódico y bien llevado encaminó al equipo a la clasificación en el segundo puesto de la tabla general.

Rivalidades: En realidad, no hay una fuerte. Los partidos contra Venezuela son más rivalidad de ellos contra nosotros que de nosotros contra ellos, lo que hace que a veces nos compliquen la vida. 

Clubes más importantes: Millonarios, América y Nacional son los clubes con más reconocimiento del país. Ahora mismo el primero y el segundo están en capa caída (más el América que el Mishos), por lo que los flashes (?) se los lleva el club verde de la capital. 

Jugadores históricos: Tal vez para nuestros lectores en Cochabamba, Ulan Bator o Dnepropetrovsk los que ponemos acá abajo no son todos "históricos" en el sentido mundialista de la palabra. Pero ellos son los que componen, en gran medida, el pequeño libro de la historia colombiana en Mundiales. Por ejemplo: El gran "Guajiro" Iguarán no se lució en el único Mundial al que fue, en Italia 90. Pero fueron sus goles y sus huevos del tamaño de los arenales de la Guajira los que nos impulsaron al Mundial. El "Palomo" Usuriaga nunca jugó para la selección en mundiales siendo figurón en los clubes donde brilló; pero cómo dejarlo si fue gracias a él que clasificamos a Italia 90. Marcos Coll es una gloria del fúbol barranquillero y de la selección en tiempos en los que nos bailaba todo el mundo. Ya también es el único que ha convertido un gol olímpico en mundiales de fútbol. 


Arriba: Carlos "El Pibe" Valderrama, Arnoldo "El Guajiro" Iguarán, Efraín "El Caimán" Sánchez. En el medio Freddy Eusebio Rincón, René Higuita. Abajo: Farid Camilo Mondragón, Albeiro "El Palomo" Usuriaga, Marcos Coll.
Aparte hay que reconocer a uno que ni jugó mundiales ni hizo parte de procesos exitosos con la selección para clasificarnos a estos, pero que tenía una calidad digna de los mejores de América y que tuvo la mala suerte de no coincidir con un equipo digno de su clase:

El gran Willington Ortiz, cuando aún no era "El viejo Willy"
DT históricos: En los cuatro mundiales que hemos jugados nos dirigieron tres técnicos: Adolfo Pedernera (1962), Pacho Maturana (1990 y 1994) y Hernán Darío "El Bolillo" Gómez (1998). El más cercano a técnico histórico es Pacho, al que sus cagadas posteriores no nos deben quitar de reconocerle que gracias a él dejamos de ser un equipito a ser uno que no ganaba nada pero que al menos asustaba (?).

Historial mundialista contra rivales del grupo. Nula. Nunca hemos jugado contra Japón, Costa de Marfil o Grecia. 

Grandes hazañas mundialistas: Colombia debe ser la única selección en la historia que tiene más hazañas mundialistas que victorias en Mundiales (?). Hay dos que se destacan sobre el resto: la primera es el 4 - 4 contra Unión Soviética en Chile 62, después de ir perdiendo 4-1 y con gol olímpico incluido. La historia que le contaban a los niños de mi generación es que fue tan impactante ese partido que los soviéticos se colocaron en el uniforme el logo CCCP significando "Con Colombia Casi Perdemos", historia que era creída por la ingenuidad de uno pero que comenzó a tambalear a medida que uno veía cosas como los cohetes soviéticos con el mismo logo. La otra es el 1-1 contra Alemania Federal en un partido revestido de épica para nosotros, con gol en tiempo de descuento 


Imperdible los últimos minutos del 1-1 contra Alemania Federal. Gracias a Leonel (que recuperó el balón decisivo), al Bendito Fajardo (que tocó y trianguló con el Pibe), al Pibe (que la tocó y metió ese pase monumental) y a Freddy (que la metió como debía ser) por estas lágrimas.

Grandes cagadas: TODO el Mundial 94 fue una cagada continua y maloliente.

Porcentaje de dabilidad de las hinchas: hasta hace unos 20 años era fama (?) que las tribunas de los estadios donde jugaba la selección estaban pobladas principalmente de señores barrigones y bigotudos y de señoras o de mediana edad o de edad indescifrable bajo la máscara de maquillaje y laca. Ahora el tema cambió y las aficionadas colombianas tienen un porcentaje de dabilidad bastante notable.

Jugadores a mirar: Apostamos por James Rodríguez, al que ni siquiera el tener un DT obtuso en el Mónaco le quita el brillo que tiene. De Falcao no hablamos porque va a llegar bastante justo al Mundial. Ah, y no sabemos si Pekerman recapacitará sobre su absurda decisión de no llevar al Pipe Pardo (?).

DT actual: José Néstor Pekerman.

Perspectivas: Buenas. Nos tocó un grupo clasificable pero no demasiado. lo suficiente para no creernos en segunda ronda antes de jugar. Estamos para llegar al menos a cuartos, pasa que Inglaterra o Italia...


46 comentarios:

  1. Notable, sublime, enorme, gigante, genial el trabajo de recopilación, maestro, peeeeeeero tengo unas adendas (?)

    1) De cuándo a acá un equipo que lleva tres años consecutivos clasificando a Copas internacionales, que ganó título en 2012 y que está segundo en la tabla acumulada que la gente llama "del descenso" está en decadencia? Todo bien en la juega, perri77u (?)
    2) El colmo que el taita le haya dado la 11 a ese irresponsable de García. Dejaban al Cheque toda la eliminatoria y se robaba hasta la sede de la Federación en la 32 con 15 (algo que se previno convirtiéndola en indemnizaciones a Pa$how).
    3) La narración más emocionante del gol de Rincón no es la de Vinasco, es la de Paché (y porque no he encontrado si Benjamín Cuello lo narró). Eso sí, no es sino ver cómo se perdió de aceleradamente la calidad en las transmisiones radiales desde esta joya, el 4-4 narrado por don Gabriel Muñoz López: https://www.youtube.com/watch?v=cy8sSiG-SOw
    4) Me pongo de pie y no me siento hasta que convoquen a Dayro a la selección (?) a la vista del ENORME Willington Ortiz de zapote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mache, pero Millos ha sido campeón una vez en 27 años, eso como que, comparado a como estaban, es decadencia.

      Eliminar
  2. Excelso post.
    Digamos que es un post del coño de su madre....No, no, de la suya no...de la del post...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. The Speed King4/08/2014 8:04 a.m.

      YSEC, tengo a los monos de sofista contratados part time para que me avisen cuando hay nuevo post.

      Eliminar
  3. Tremendo post Ysec, a Maturana le reconozco que nos clasificó a 2 mundiales,nos mostró que si era posible,pero que también gracias a El nos eliminó en otros 2, el de 2002 ( el Cheque Garcia mal que bien nos tenia en el repechaje) y en el de 2006.
    Sobre el grupo de este mundial, me parece que esta parejo,si los jugadores no se confían podemos llegar a octavos.

    ResponderEliminar
  4. Estupendo trabajo YSEC. Y que festin de sexo anal ha sido nuestra historia.
    Quien era ese Francisco Marinho? Que manera de pegarle a la pelota! Soberbio!

    El uniforme mas bonito en mi opinion es el rojo de Italia-90. Si no estoy mal, esa es la foto del partido contra Alemania. Y un detalle que me encanta: Rene Higuita empinado para parecer mas alto. Genial.
    Con respecto al 1-2 contra Paraguay de esa eliminatoria, la controversia no fue tanto el penal (si fue?) cuanto lo mucho que repuso el arbitro en el segundo tiempo. No tengo el dato pero si fue mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Anónimo (?) Pacho Marinho jugó con Brasil en el 74 (en el 78 no estoy seguro, me da paja googlear). Le pegaba bastante bien, era lateral. Y jugaba en el Cosmos de Nueva York con Beckenbauer, Carlos Alberto, y Pelé, por eso varios nos acordamos de él.

      Así es como dices: la controversia fue por el tiempo añadido del perro de Hernán Silva. Pero en el momento todo el mundo saltó "NO FUE PENAL", y lo ves ahora y es más grande que la casa de alias Chupeta.

      Eliminar
  5. YSEC y foristas:

    Por qué no llevaron al Palomo al mundial.

    Ah! Muchas gracias por dejar por fuera del recuento a cierto goleador histórico de largo tabique y vello facial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. porque el palomo entró en una racha de sobradez contra el grupo después de que clasificaron, que hizo que le armaran el cajón antes de tiempo... y después tuvo una lesión huevona de tobillo en el Málaga (donde no jugaba casi y estaba en segunda división) que fue la que terminó de justificar su no convocatoria

      Eliminar
    2. Las malas lenguas (o para llamarlo de otra manera, la leyenda urbana) dicen que el Palomo fue el sospechoso principal de la pérdida de unas cadenas de varios jugadores en el hotel durante una concentración (!!!). Esto es puro chisme, es lo que se rumoraba. Algo muy grueso debió pasar para que no lo llevaran, el Palomo era el mejor delantero lejos del equipo.

      Eliminar
  6. ay nea, es que Ricaurte era mas bajito que Willington Ortiz que mide como 160cm. Ah no hijo....

    ResponderEliminar
  7. De la gente de la estrella de David te falto mencionar a Yair Klein que era lateral de ese equipo. El hombre despues monto creo que una empresa de seguridad aca en Colombia, o eso me conto mi papa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí señor. Aparte jugó bastante por la derecha (?)

      Eliminar
  8. En el brazalete de Willington en la foto del ariete dice "Gatos"?

    ResponderEliminar
  9. Qué bueno oír a los narradores del Actua Soccer 3 en el video del Paraguay 2- Colombia 1 de las eliminatorias de 1990. Saludos, maestro YSEC.

    ResponderEliminar
  10. Una pregunta don YSEC. Yo recuerdo que Ormeño no empezó tapando en el 86, sino Zape, pero tengo en la memoria que Mina Camacho era el suplente principal antes que se trajeran a Navarro Montoya (¿es cierto o eso fue en la del 82?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llave, no me acuerdo con certeza pero sí creo que era James Mina Camacho. Zape atajó los dos primeros partidos en el 86 (contra Perú y Argentina en Bogotá) pero perdió el puesto con Ormeño al siguiente partido en Lima. Zape me acuerdo que ya estaba siendo cuestionado por su nivel (la edad ya le pesaba al gran Pedro Antonio)

      Eliminar
    2. Ah, y en el 82 Zape atajó todos los partidos.

      Eliminar
  11. Me acordé de un dato reoscuro: en el proceso de la selección de Maturana que cogió en noviembre del 86 (en la época en que el técnico de la selección podía ser de equipo), para una selección de ciclo olímpico se les ocurrió convocar para una previa a los panamericanos de Indianapolis del 87 a un equipo de muertos de los que mucha gente no se acordaría... era la época en que muchos jugadores del Unión se teñían el pelo, no a lo Pibe Valderrama, sino a lo Fercho Durango y recuerdo que el capitán era Hernán Torres (que esa época era el flamante portero del multicolero Tolima)... y el caso es que esa selección de muerto, no sé cómo, entró dejando los pelos en el alambrado y se clasificó a los juegos panamericanos (donde nos fue del orto), pero ese mismo año fue la copa América en Argentina... y de ahí todo supuestamente cambió.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Selección dirigida por Jorge Luis Bernal, que participó en los juegos ODESUR de chile 1986. Fuimos subcampenoes, perdiendo la final 2-0 con la Argentina de Wlater Perazzo y el Puma Rodríguez.El equipo se armó con jugadores de equipos eliminados del octogonal final, la base fue con jugadores del Unión Magdalena y el Tolima. La semifinal fue con brasil y se le ganó por penaltis. Estaban: Hernán Torres, Miguel "El Fercho" González, Néstor Pizza, Víctor "Chino" González Scott, Ceferino Peña, Orlando "pony" Maturana, César Calero, James Rodríguez y Armando "pollo" Díaz

      Eliminar
  12. The Speed King4/08/2014 8:10 a.m.

    Ahora que releeo...hay muy poca mencion para el Tino Asprilla...pensé que figuraría como historico...algun motivo que desconozca?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pato, El Tino fue un crack pero en los mundiales no hizo nada, teniendo con qué ser figurón. Me parece que como figura mundialista no cuaja.

      Eliminar
  13. Excelente post Maestro! sencillamente excelente!

    se vienen a la cabeza recuerdos de la gloriosa década de los 90, la década más gloriosa para la tricolor...

    Recuerdo mucho la emoción de la gente en 1989 cuando nos clasificamos a Italia 90, y todo el "boom publicitario" que ello provocó... Recuerdo especialmente el álbum Panini 'pirata' que llegó al país, que tenía a René Higuita en la portada. Recuerdo esa mañana de sábado cuando debutamos contra los árabes; mis hermanos y yo estábamos seguros que a esos cabezae'trapo les ganábamos, y efectivamente así fue; pero lamentablemente el siguiente partido contra los Yugoslavos, fue un día Jueves, y uno por andar estudiando (empezaba mi primer año de primaria) se perdió dicho juego, que dejó la sensación de que fue un triunfo injusto para los futuros serbios, y derrota inmerecida para nosotros... pero bueehhh. Hasta que llegaría el partido contra los teutones, que también fue en un día entre semana (martes), que en mi caso el estar estudiando nos impedía poder verlo; pero resultó que al salir de la escuela (nos desapacharon un poco más temprano) llegamos justo para ver el ÉPICO gol de Freddy Rincón, y por eso siempre tengo presente ese 19 de Junio de 1990.

    Y el resto ya se sabe, para el partido contra Camerún no hubo escuela que lo impidiera ver (fue un sábado), y en mi caso, yo esperaba que se repitiera lo vivido contra los árabes... pero ya sabemos cómo terminó eso; todos en el momento terminamos odiando al HDMP de Roger Milla, y también a Higuita... lo cual, ya cuando uno ve la jugada con otros ojos (más de 20 años de experiencia adicionales)... la cagada ahí, más que de Higituia fue de Perea que le mandó un ladrillo que el gran René no pudo controlar.

    Del resto de mundiales (94 y 98) no hablo... debe ser por un ardor que aún siento en cierta parte de mi anatomía(?)

    Y pues ya para hablar de lo que se nos viene, tengo un optimismo moderado; y veo posible la clasificación; y pues para mí, el verdadero rival a vencer en el grupo será Costa de Marfil, ya que tienen un equipazo, y están enseñados al clima caluroso; y si bien Japón también tiene un equipazo, yo creo que el calor de Brasil les puede pasar factura, igual que a los Helénicos.

    ResponderEliminar
  14. Quiero aclarar primero que soy paisa, criao en Castilla, parte alta. Pero, es R Higuita el portero mas sobrevalorado de nuestra historia. Con su larga trayectoria obviamente que es imposible una carrera sin errores, pero me acuerdo desde los errores del Suramericano Juvenil bajo el mando de Marroquin hasta la ya aburrida cagada en Italia contra el Senor Milla. Lo vi arrodillarse cientos de veces sobre todo en balones cruzados (no es mejor quedarse erguido para asi cubrir mas el arco y tener alcance para balones altos??) En esa epoca Colombia no tenia porteros de primera categoria, era este sujeto, Pazo, Nino y pare de contar. Pero la verdad que creo que el senor Higuita fue un embutido de la prensa en general que una realidad futbolistica. Sus "triunfos" en el exterior es la mas firme corroboracion de sus pobrezas futbolisticas. Mexico tuvo a su Campos, nosotros a Rene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, pero hay que reconocer que el folklore que le puso Higuita al puesto fue el que lo volvió marca. Fue un buen portero, tapó muchos penales. No tenía ni la técnica ni el dominio de Córdoba, Mondragón o Calero, que son de la extinta escuela de Dep. Cali. Lo inflaron porque era lo que había, y el hombre era cumplidor en medio de todo. El gol trademark de Higuita, siempre tuvo de cómplice a Perea y a Chonto que lo dejaban morir y el huevón sólo se arrodillaba... los goles de Littbarski y Milla (el primero) son calcados en el gesto y llegaron por el mismo lado. Finalmente en el segundo gol de Camerún, ya estábamos perdiendo igual, ese día estaban cerrados todos y con el trasero lleno de preguntas. Si Higuita no se hubiera sobrado después de que Perea lo RE-EMBALÓ devolviéndole la pelota, igual hubiéramos perdido. Camerún tenía más que Colombia...

      Eliminar
    2. Si Luis, pero no me referia solo al partido con Camerun en el Mundial. Hablo de su carrera en general. El hecho de que fuera cumplidor quiere decir que era del monton. Era lo unico que habia, cierto, pero muchos, especialmente hinchas del Nacional, lo endiosaron y lo hicieron ver (con mucho, mucho apoyo de la prensa) como algo que no era: un arquero confiable. Tapo muchos penales, si. Un arquero normal, si, pero el cerrojo de un equipo y con el que se pudiera contar, no. A proposito, lastima que se acabo la escuela del DeporCali.

      Eliminar
    3. Anonimo (me perdonan las falta de tildes pero los teclados en gringolnadia...)
      Es posible distinguir el jugador del cubrimiento de los medios. Higuita era bueno, pero el exceso de publicidad era detestable desde la caratula del album hasta el escorpion de frutino (Clasico de la putrefacta historia publicitaria de nuestro querido pais http://www.youtube.com/watch?v=L87He4IJRyc)
      [Nota al margen, con esa pantaloneta, barba y sonrisa Rene se parece a Booger http://www.youtube.com/watch?v=kDdbg_Q-LMI].
      Ahora, todos celebramos el gol de Rincon ante los alemanes. Pero (y es un gran pero porque los partidos se jugaron despues) Colombia hubiera clasificado como mejor tercero de todas maneras. La razon: gol diferencia gracias al penal que Higuita tapo ante Yugoslavia. Era rendidor.

      Eliminar
    4. Indudablemente Rene Higuita sigue generando las mismas divisiones, odios y pasiones que cuando jugaba.

      Eliminar
    5. La verdad que Higuita nunca me pareció EL arquerazo. Pero sin duda revolucionó el puesto, impuso un estilo y quedará en la historia del fútbol por jugadas como la del famoso Escorpión. Me parece que hubiera sido injusto dejarlo por fuera.

      Eliminar
    6. Como asi? Va pa' este Mundial tambien?

      Eliminar
  15. Por eso es llamado el maestro YSEC. Que se le puede añadir aparte de introito acerca de Colombia que me genero un llamado de atencion por parte del Jefe, ademas del buen pronostico sin llegar a los niveles de mufa prohibidos.

    De los mundiales pasados ya se hablado mucho y de esas eliminatorias de la decada pasada asi que lanzo datos, ideas o lo que se que se llamen:

    - Volvemos al uniforme rojo, a unos les parece feo a otros bonito, a mi lo unico que me importa es que nos deshicimos del azul de la recontra mala suerte(lesion del Pibe, debut en USA 94 y Francia 98, L9ndrina, etc, etc etc)
    - Se tiene que ganar el primer partido si no veo a Colombia grave de reponerse sobretodo con esa defensa que tenemos, historicamente ha sido asi, solo en el 90 ganamos el primero y clasificamos.
    - Si Rumania le hubiera ganado a Grecia, nos lo ponian en el grupo y nos volvia a ganar, pero bueno ahora esta Grecia un equipo que me genera incertidumbre tal como en el naitífor.
    - Estadisticamente, no hemos hecho muchos goles en mundiales y nuestros maximos goleadores son Redin y El Tren Valencia con 2 goles.
    - Mondragon contra England nos salvo como de 10 goles cantados ademas de la lastima y asco que veia a Bermudez y al Chicho persiguiendo a Michael Owen.
    - Despues de llorar de la piedra en el 2001 cuando vi el URU-ARG, el siguiente año fui muy feliz al ver a ARG y a URU regresarse en primera ronda. En especial a los ARG.

    ResponderEliminar
  16. Otra pregunta. Cual es la historia del Niche Guerrero en Italia-90? Recuerdo que salia en una separata que circulo con el tiempo. Fue convocado? Jugo? Caia mal?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, llave. Fue convocado pero ni jugó. De los 22 convocados no jugaron Eduardo Niño (el único arquero suplente que llevó Pashow), León Villa, Carlos Mario Hoyos, Geovanis Cassiani, Chicho Pérez, Alexis Mendoza, El Niche Guerrero y Wilmer Cabrera. O sea, que solo 14 jugadores vieron acción (?) en ese Mundial

      Eliminar
  17. Veo con beneplácito (?) que no soy el único mortal que opina que el 90% de los goles que le hacían a la selección eran por el lado de Perea y El Chonto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no... tambien estaba Higuita para "ayudar".

      Eliminar
    2. Pero es que no se puede negar que tampoco era mucho lo que teníamos en defensa... Andrés Escobar (que quitaba balón, pero no le daba para armar jugada, entregaba pasito porque o si no la daba cuadrada. después llegó Diego Osorio que se lesionó para el 94. Siempre me pregunté por qué nunca dejaron a Pelusa Pérez mojar un poquito más de selección...

      Eliminar
    3. De acuerdo maestro. Traigo a colación un apunto que usted hizo en una entrega anterior: no porque un jugador tenga muchas apariciones significa que sea bueno. Los ejemplos de los que me acuerdo eran el Chonto y la mentira de Zubizarreta. Planteo la discusión: cuál era el cuento de Chonto? Sobrevalorado? Cuántos centros buenos metió? A quién dejaron de convocar? Soy santafereño, así que no diré que a choco Suárez para que no se burlen de mí. (Aunque técnicamente, sí lo dije - plop!)

      Eliminar
    4. El Chonto, aparte de ser uno de los consentidos (?) de Pacho vivió mucho tiempo del partido (muy bueno por cierto) que se hizo contra Inglaterra en Wembley (el del gol del gran Andrés Escobar). Para Italia 90 no me acuerdo si había mucho más para escoger (El Pitillo Valencia (?)), para el 94 sí era obvio que Wilson Pérez era muchísimo mejor que él.

      Eliminar
    5. Perez jugaba por el otro lado no? Incluso en Argentina, eliminatorias para el 94, ellos fueron los dos "marcapuntas". Chonto fue simplemente un muy buen muchacho, de esos senores que juegan porque cuando el resto del equipo apenas esta llegando el ya tiene los guayos amarrados y tiene el "bengay" puesto. Fue tan normalcito su desempeno como futbolista que ni siquiera paso por muchos equipos en el pais. Como usted dijo, uno de los mimados de Maturana, me imagino que por buena gente, porque por exceso de calidad no era.

      Eliminar
    6. Wilson Pérez no jugaba con los dos perfiles?

      Eliminar
    7. Mmmmmhhh.. no se, no estoy seguro. Voy a mirar formaciones tipo del America y Junior. Alguien del publico que nos ayude?

      Eliminar
  18. para el partido contra Camerún no hubo escuela que lo impidiera ver (fue un sábado), y en mi caso, yo esperaba que se repitiera lo vivido contra los árabes

    ResponderEliminar
  19. Voy a decir que el uniforme zapote (?) está muy bueno. No entiendo como adidas no aprovechó para hacer alguna jugada de marketing y sacar un uniforme alusivo o algo.

    ResponderEliminar
  20. Pues Colombia es un buen equipo, pero no sé si llegará a cuartos.

    ResponderEliminar
  21. ¿De verdad quieres participar en el de...¿De verdad quieres participar en el de...

    ResponderEliminar