lunes, julio 12, 2010

El Anti-Equipo Ideal del Mundial 2010: ellos también harán parte de la historia

Al fin se terminó éste mundial de mierda (?), y como es lo acostumbrado, el inmediato post (o sea, "post" de posterior, no de artículo de blog…o las dos, bueh) se va en hacer recuentos, resúmenes y compilados de lo mejor y lo peor del evento. El Politburó en pleno de LMDF considera en particular que éste Mundial fue bueno, entendiendo que en términos de emoción, buenos partidos y justos ganadores no debería haber queja alguna ni lloriqueos. Pero un evento cómo éstos es como una rumba en una discoteca: por muy buena que sea no dejan de haber bagres y elefantes. O séase, selecciones como Argelia, Honduras o Suiza, o jugadores que sobrepasan las barreras del olvido de lo muertos que son. Es decir: si juegas el Mundial a sabiendas que eres un muerto, y nadie se acuerda de ti es porque eres un jugador intrascendente, hecho que de por sí debería aburrir hasta al masajista de Charlize Theron. Pero si cumples con las condiciones de ser un cadáver y jugar el Mundial, y años después la gente sigue hablando de ti, preocúpate porque tu nivel de petardo es tan grande que ha trascendido los límites absolutos del espacio y el tiempo. En conclusión: no sólo eres horrible, sino que todo el mundo está plenamente consciente de ello. ¡Mierda!
Y como somos unos negativos de la puta madre, no le gastaremos neuronas a elaborar el Equipo Ideal, sino al Anti-Equipo Ideal del Mundial 2010. Les caeremos con saña a aquellos jugadores que éste verano pulieron su nombre en la historia del fútbol a fuerza de cagadas. Ustedes pueden aportar sus nombres o sus objeciones a la lista, cómo no, pero de ahí a que respetemos la opinión de alguno ya es otra cosa (?). Aclaramos que nuestro Anti-equipo del Mundial 2010 jugará con un audaz 4-3-3, teniendo en cuenta que ellos son tan pero tan ofensivos que la táctica debe ser igual (PLOP!). Arranquemos, y si véis que hay muchos exabruptos, la historia nos juzgará (?):
Ri Myong Guk (Corea del Norte)
Es tan malo el portero de Corea del Norte que hizo que lográramos la difícil tarea de grabarnos el nombre de un coreano diferente a Pucca y Garu (?). No se puede negar que los estalinistas metieron huevas en todo el torneo, pero su nivel (quitando quizás al delantelo llolón) fue paupérrimo. Sobre todo el de su portero, que salvaba unas difíciles pero se dejaba hacer otras fáciles, cosa que nos hizo pensar seriamente si por allá había hecho escuela Julián Viáfara. No se le puede exigir demasiado nivel a un jugador de un país aislado del mundo, que para colmo juega en una liga donde seguro el clásico es entre los Soldados del Pueblo contra Las Proletarias de la Fábrica de Armamentos, pero no hay que dejar pasar la oportunidad de darle garrote a éste maniquí. No sabemos si después de sus cagadas seguirá vivo, pero con seguridad Kim-Jong Il lo habrá mandado a recoger arroz a orillas del Yalu. Y si no, que se vaya preparando.
Nicolás Otamendi (Argentina)

Seamos benévolos: la verdad es que jugó en un puesto que no era el de él. Pero tampoco da para que haya cometido la apertura de patas más grande hecha a los alemanes desde el Tratado que entregó Checoslovaquia a los nazis en 1938. Más teniendo en cuenta que desde que Maradona asumió la selección, el juvenil defensor de Vélez ha sido uno de los permanentes convocados para vestir la albiceleste. Pero Otramenti (?) ha demostrado desde las eliminatorias que es un defensor polifuncional: ha cometido cagadas en todas las posiciones de la defensa. Por esto su presencia se notaba por un leve olor a chamusquina, que luego del baile de Alemania sólo dejó de él un rastro de humo, ceniza y mierda que quedó por su lado. Tranquilo, Otamendi: eres joven, aún tienes muchos mundiales más para poder embarrarla!
Fabio Cannavaro (Italia)
El otrora mejor defensor central del mundo tuvo un Mundial horrible. El que era el líder en la zaga, ordenando, puteando, cerrando, anticipando y saliendo con propiedad desde abajo, se convirtió en el viejo al que todos desbordan pero que nadie saca por respeto. Me acuerdo de alguien. Sí, de mí (?). No sé si el paso de Cannavaro por Real M*drid le cagó el juego, o si se ha afectado por el triste andar de la Juve en el torneo italiano. El caso es que Cannavaro ha bajado tanto de nivel que seguro sonará para refuerzo de Millonarios en el próximo semestre. Una triste despedida para un grande de Europa, que antes se batía solito contra los mejores delanteros del mundo, y hoy día es anticipado por un ignoto delantero neozelandés, que ya puede decirle a sus nietos que puso a parir al capitán de la Italia campeona del Mundo.
Maynor Figueroa
(Honduras)
¡Estos hondureños de mierda me hicieron boquear como un poseso antes del Mundial, asegurando que iban a ser una de las revelaciones! La única revelación fue la que tuve desde el partido con Chile, cuando caí en cuenta que de fútbol no sé ni mierda. Porque, ¿quién iba a pensar que con un equipo fuerte fisicamente, a ratos técnico, con jugadores curtidos en la Premier, en Italia o en el Deportivo Cali (?), la selección hondureña iba a dar esa imagen tan amateur que dió en Sudáfrica? Bueh, todos menos yo. Es que los había visto en las eliminatorias de la Concacaf dándole guerra a México y USA, con un juego disciplinado, sobre todo basado en su orden defensivo. Éste mismo orden se fue al carajo en éste mundial, donde demostraron menos ideas que Noemí Sanín y menos orden que una oficina pública barranquillera en pleno Carnaval. Como no podemos colocar a toda la defensa hondureña en éste antiequipo, mencionaremos a Maynor Figueroa, que juega en el Wigan pero mostró una falta de marca, un miedo y un desubique dignos del defensa centro del equipo de solteros de la Municipalidad de San Pedro Sula. Casi enternecedor fue el espectáculo dado contra España, en el que no cazó a un sólo español ni haciéndoles falta.
Scott Chipperfield
(Australia)
Cuando veíamos a los jugadores australianos en el himno previo a Alemania uno pensaba "Éstos maricas mandaron a la selección de Rugby": unos tipos de 2 metros y del mismo ancho que alto, con menos ductilidad que la costura de las huevas. Cuando los alemanes comenzaron a darse el festín con la defensa australiana lo confirmamos: si éstos no son los de Rugby, juegan con la ovalada. Sobre todo Scott Chipperfield, histórico defensa-carrilero-volante-robot del equipo oceánico, que se defiende (es un decir) bastante bien en el fútbol suizo donde juega, o contra Omán, Qatar o Tailandia, pero que se debe estar cuestionando seriamente su decisión de jugar al fútbol competitivo después del baile que le pegaron los teutones con Özil a la cabeza. O sea: si salía a anticipar lo desbordaban; si se quedaba lo pasaban; cuando salía revoleaba el Jabulani a la tribuna, a los defensas contrarios o a la mierda. Una verdadera oda a la impotencia.
Karim Ziani (Argelia)

Indignos herederos de la grossísima selección argelina ochentera de Rabah Madjer y Ladkhar Belloumi, los argelinos del 2010 fueron un canto a la intrascendencia. Algo nos imaginábamos cuando notamos que casi todos sus jugadores son franceses descendientes de argelinos: o sea, los que juegan en Argelia son de madera todos. Pero algo hubieran hecho aparte de lo que hicieron en el Mundial: nada. Ni cagarle la vida a nadie (aunque casi se la cagan a Inglaterra). Se suponía que Karim Ziani, jugador del Wolfsburgo, iba a hacer jugar a algo a éstos muertos. Pero nunca insinuó algo. Mejor que se dedique a hacer de extra en alguna película de Luc Besson.
Frank Lampard (Inglaterra)
¿Cómo así, Lampard jugó el Mundial?
Ángel Di María (Argentina)


Dentro de ese espasmódico (?) planteo táctico de Maradona (esperen, repetimos: “planteo táctico de Maradona”…jauajauajauajuuaaaaaa…perdón, seguimos), Ángel Di María cumplía el importante papel de ser el extremo izquierdo, ese que iba a romper el contrario desde su punta. cual elán (?) mordaz. Pero el hoy flamante y agradecido jugador del Real (agradecido porque si los merengues hubieran esperado después del Mundial no lo aceptaban ni regalado) hizo realidad el viejísimo chiste de los partidos de barrio: “Juega de Aguatero izquierdo”. Ni siquiera podemos decir que la cagó seguido: casi ni la tocó el marica! Es como uno cuando va los sábados a la empresa a mamar gallo y lo pasa como horas extras: así estuvo Di María en el Mundial, pasando horas extras a cuenta del Dié.
Cristiano Ronaldo (Portugal)

¡Ah, cómo nos alegra a todos ésta nominación! Uno de los jugadores más detestados de los últimos 10 años por firuletero, vendehumo, fastidioso, picado, metrosexual y crecido. Ojo, que es muy buen jugador el cacorro éste (?), pero su manera de ser tan, tan, pero tan de él hace que en cada jugada millones de fanáticos de todo el mundo desean que el que lo marca le apunte a la rodilla y parta en mil pedazos ese sueño teñido de fucsia y escarcha. Éste Mundial era el de su confirmación: esa que todo su país estaba esperando con ansias para al fin ganar alguna cosa. Queiroz se la jugó tanto con él que hasta lo hizo capitán, para ver si el lusitano se pellizcaba y lideraba a su equipo a la obtención de la Copa. Pero lo que pasó fue que a Cristiano esa bandita en el brazo lo hizo creer Superhero (?): "¿Portugal? CR7 + 10". Seee, claro. Lo que hizo fue revolotear como un barrilete dando vueltas en el cielo veraniego. Y así fue su juego: vistoso pero sin sustancia. Sus compañeros lo sintieron y los españoles lo celebraron en octavos. Chaito y a la casita a pintarse las uñas de los pies.
Guillermo Franco
(México)
El mejor argumento en contra de la nacionalización de jugadores para una selección nacional de nivel medio. El argentino Guille Franco tuvo que hacer reflexionar a los mexicanos que, si la idea era poner a un muerto en la delantera, para eso hubieran puesto uno nativo, que hay bastante tronco 100% mexicano de donde escoger. La imagen del gesto de frustración del Guille, posterior a un balón mandado a los fotógrafos o al cartel de “John 3:16”, fue tan familiar como la del corresponsal de Davivienda. Y los dos daban igual de risa, aunque estimo que a los mexicanos no tanto.
Sidney Govou
(Francia)
De los delanteros intrascendentes que ha presentado Francia en los Mundiales, éste se gana un puesto en la posteridad. Govou es de ese tipo de delanteros que son potentes pero siempre pierden en el choque, que no son lentos pero no especialmente rápidos, que no son definidores, ni desequilibrantes, ni siquiera hueveros. O sea, no son nada. Govou se destacó dentro de ese cabaret que fue Francia, lo cual es mucho decir.
DT: Raymond Domenech.

Al estratega que como técnico es muy buen astrólogo se le acabó la leche que lo mantuvo en el cargo desde 2006. No sabemos a quién de los miembros de la Federación francesa de Fútbol le lee las estrellas, o a quién su mujer le hace ver las ídem (?), porque la posición de Domenech después de 2006 era más insostenible que la presidencia de Rafael Pardo en el partido Liberal. Clasificó al Mundial de manera vergonzosa contra una selección de nivel medio como Irlanda, y dio absoluta pena en éste Mundial, con decisiones erróneas, manejo inadecuado, mucha soberbia, y menos autoridad en su grupo que la de un policía bachiller en un concierto de Metal.
No olvidemos a aquellos que pelearon fuertemente un puesto en éste equipo. En el banco podemos mencionar a:
  • Fernando Muslera (Uruguay): A alguno le parecerá injusta su mención, pero la verdad es que el uruguayo dejaba las manos en el Hotel precisamente cuando más se le necesitaba. Con Castillo otra hubiera sido la historia (?).
  • Martín Demichelis (Argentina): Otro que tuvo un mundial horrible, siempre a contramano y desubicado. Por su lado se generaba más inseguridad que un viaje de noche por la Autopista Medellín - Bogotá en época de Pastr*na.
  • Ricardo Osorio (México): metió un pase gol precioso en el juego contra Argentina. Lástima que el receptor no era del equipo de él. Pero bueno, ¡por ahí se van afinando detalles más adelante!.
  • Nikola Zigic (Serbia): lo salvó el pase gol de cabeza contra Alemania en el 1-0 de su selección. De resto estuvo infame en todo el mundial, generando zozobra en el ataque propio. Manejaba con los pies el balón como si lo hiciera con la cabeza.
  • Jon-Dahl Tommasson (Dinamarca): El veteranísimo delantero danés dejó ver con los años el cobre de su potencia goleadora: antes lo salvaba su olfato (léase: antes lo salvaba que era huevero), ahora se le perdió eso y quedó siendo Der Störber.
Y mención especial para...
...Diego Maradona, que acumuló una experiencia valiosísima para utilizar posteriormente en la selección argentina de Showball. ¡Vamos Diego, que se puede!
Y ahora, a pensar en el FPC...

17 comentarios:

  1. Grande maestro. A mí me gustó este mundial tuvo muchos factores externos que lo hicieron ameno, el pulpo Paul adivinando hasta de que vamos a morir(?), Larissa empelotándose hasta por un calado, las (hps) vuvuzelas, la competencia salina de Pelé: Mick Jagger, el Javulani haciendo de Jabón-lani(??), los atracaos, y muy buenos partidos desde después de la mitad de la primera ronda, a Maradroga haciendo y diciendo estupideces, Low comiéndose los mocos(?), el corresponsal, y muchas cosas más que lo hicieron muy entretenido. Y nos vemos en Brasil 2014 en chancletas por las calles de Porto Alegre.

    ResponderEliminar
  2. "cuando caí en cuenta que de fútbol no sé ni mierda. Porque, ¿quién iba a pensar que con un equipo fuerte fisicamente, a ratos técnico, con jugadores curtidos en la Premier, en Italia o en el Deportivo Cali (?), la selección hondureña iba a dar esa imagen tan amateur que dió en Sudáfrica? Bueh, todos menos yo." JA! Y TODOS ME PUTEARON CUANDO DIJE QUE RUEDA LA HABIA CAGADO EN LA SELECCION, AHI TIENEN LA PRUEBA SEÑORES... QUE SE PEUDE ESPERAR DE UN EQUIPO DIRIGIDO POR ESA ESCORIA??

    Por cierto, gran post...

    ResponderEliminar
  3. Jajajajaja, excelente post don Carlos; y ahí tiene, por confiar en Honduras y decir que N. Zelanda era horrible... in-vic-tox en tu cara (?)

    OT: ¿La prueba de que Rueda la cagó con Colombia es la mala presentación de Honduras? Eso suena tan coherente como un discurso de Noemí en quechua, con las disculpas pertinentes al Dary...

    ResponderEliminar
  4. y messi???

    de jong? van bommel? la certeza goleadora y el profesionalismo del gran Anelka?

    el petardote de Felipe malo? único jugador en la historia de todos los mundiales que hace un autogol y después se hace sacar una roja...

    portero suplente green.

    exijo mención especial para DUNGA como tercer DT

    un saludo y un abrazo grande!!!!

    ResponderEliminar
  5. lo de van bommel me pasa algo parecido a cronaldo, es buen jugador y tal, pero en mi caso no me lo paso es por patadura y provocador, aparte pega unas criminales, y después se tira al piso a quejarse.

    ResponderEliminar
  6. bueno resumen YSEC, claro que yo diria que muslera de hecho fue uno de los mejores arqueros del mundial, solo que en el ultimo partido no hizo mas que cagarla, pero en los demas siempre estuvo seguro y oportuno, merece mas podio green de inglaterra, o el de algeria, o ese que la desvia con la mirada, sorensen el de dinamarca!!!

    para MaGaLy (?) viejo, van bommel es lo maximo, me recuerda al gran bochica pimentel en sus epocas de gloria, para mi el jugador del mundial (?)

    ResponderEliminar
  7. Que buen resumen don YSEC, y me uno a las voces que reclaman a Green en el banco, en vez de Muslera, ya te pareces al Dié cuando no convocó a Zanetti(?)

    Bueno, se viene el FPC... donde si podemos flamear sin compasion...

    ResponderEliminar
  8. Muy buena selección maiztro(?)

    y pues también me sumo al pedido de Green en el arco, y además creo que aquí quedó faltando Jonás Gutiérrez

    ResponderEliminar
  9. YSEC

    Excelente ejercicio.

    Algunas omisiones:

    Fernando Torres
    Roque Santacruz
    Green (el arquero de Inglaterra inolvidable en sólo 90 minutos)
    Y por supuesto los árbitros.

    ResponderEliminar
  10. Compañeros, a Muslera lo coloqué porque en general me pareció que mostró poca seguridad en todo el torneo. Pero son conceptos (?). De todos modos coincido que tal vez fuí un poc estricto al mencionarlo a él y no a Green o a Chaouchzi (o cómo mierda se escriba el de Argelia), pero en general éstos no fueron horribles sino que tuvieron errores puntuales graves.

    Van Bommel es un jugador buenísimo, es él el que hace salir el juego de Países Bajos desde el fondo. Que sea un cochino de mierda es otro cuento.

    A Jonás no lo coloqué (ni a Verón) porque se estaba sobrepoblando el equipo de argentinos (!!!).

    ResponderEliminar
  11. Se, tambien Roque Santacruz, Cardozo y el Niño Torres son dignos de mención.

    ResponderEliminar
  12. Y Messi y Kaka?...con este mundial nos dimos cuenta que el brasileño se dedico mas a intentar convencernos de que estaba al 100%, mientras en la cancha daba por ahi el 20% de lo que es capaz.

    Y Messi...messi, nos demostro que sin Xavi y sin Iniesta es menos efectivo que Sherman Cardenas(??)...bueno tampoco tanto, pero sin esos dos jugadores la pulga no rinde.

    Don YSEC se le debe hacer una mención especial a Pele y a Mick Jagger, grandes pitonisos del futbol (??) quienes fueron capaces de hacer lo impensable: eliminar a Brasil y Argentina del mundial. Y bueno, necesitaron de la ayuda del pulpo para colocar a España campeon.

    ResponderEliminar
  13. En mi humilde concepto es una buena elección de jugadores...

    De Jong ídolo... y aquí se quejan por una barridita inocente... llorones!!!

    Siempre se recuerdan más los malos que los buenos jugadores... los malos somos más(?)!!!!!

    ResponderEliminar
  14. Yo sí creo que Lampard no estaba ni inscrito para ir al Mundial... eso explica el que no le hayan valido ese gol (?)

    Cordial saludo, YSEC

    ResponderEliminar
  15. Señores, perdón por hablar de algo que no está relacionado directamente con el tema. Quisiera un poco de ayuda su parte; recuerdo haber estado viendo un partido (si no estoy mal en la Libertadores)en donde el árbitro expulsó injustamente a un jugador (brasilero, creo) y éste al ver la injusticia se puso a llorar y se fué llorando por toda la banda hasta salir del campo. Alguno recuerda qué partido fue?? gracias x la ayuda.

    ResponderEliminar
  16. A lo largo del tiempo, cada generación terminaba diciendo: "¿Fútbol? Fútbol era el de antes." Yo creo que ahora sí fue verdad. Estamos fregados cuando un jugador es más famoso por ser metrosexual que por ser buen jugador.

    ResponderEliminar