lunes, marzo 12, 2012

Un remedio para sanar las heridas

La política que mantiene éste blog y que predica el Politburó, ha sido siempre la de mantener un ambiente de moderación, respeto y sensatez. Siempre, menos cuando me hacen sublevar esos vándalos de mierda (?). No hablo de todos, por supuesto: tengo amigos de Nacional, hinchas muy hinchas, que joden y maman gallo cuando nos va mal, pero que siempre conservan la mesura y el respeto. A esos dos o tres (?) les tengo cariño, como Román (?), y les deseo fervientemente que les vaya muy bien. En la vida, no en el fútbol, perdón.

Así que anoche me acosté con la adrenalina a full, con una seudo-arritmia y con el corazón reseteado de tanta pujadera y tantas sensaciones y tanto cambio de emociones y tanto parto y tanto que putié a los mercenarios y tanto que salté y tanto que sufrí con cada balón que pasaba mitad de cancha y tanto que me ahogué y tanto que grité. Pero hoy me levanté con una sana alegría, matizada de orgullo, pero con un sentido de la moderación que me llevó a querer abrazar a todo el mundo, incluído perdedores (?). Me acordé de mis amigos de Nacional, ustedes saben quiénes son, a los que les duele la derrota pero la reconocen con hidalguía, y para ellos va mi abrazo sincero. Y mi reconocimiento: no nos hemos salvado de nada, no hemos ganado nada.

Igual, no pude dejar de acordarme de esos huevones de Sur que fueron ayer al estadio vestidos con sábanas alla "fantasmas de la B", algo que ya se había visto antes, sí, antes. Me dieron sincero pesar: ¿cómo estarán hoy? ¿Dónde quedó todo el tiempo gastado en robarle el juego de sábanas a la mamá, en coserle las letras, en recortarle los ojitos? ¿Cómo harán para encarar en el colegio, en la universidad, en el trabajo, a sus compañeritos a los que estuvieron bataneando toda la semana? ¿Con qué sensaciones se acostarán hoy? Hay que pensar en ellos, también. La juventud requiere redimirse, no se debe uno concentrar en recalcar sus errores sino en sanar las heridas. A esos que fueron con el cartel con la B en negrita y vestidos de Gasparín, les sugerimos el siguiente anuncio comercial:



Atentamente: La Monxerga del Fútbol (?)

7 comentarios:

  1. Muy bueno maestro, le confieso que ayer paseando en un centro comercia al ver la imagen del partido en un TV de diritivi(?) y mirar con detenimiento el marcador sentí una alegría remota, pero no por que perdiera un equipo sino por que ganaba el equipo de YO SOY EL CARLOS, después de todas las premoniciones cumplidas respecto a los pseudo-hinchas a quienes harta falta les hará la pomadita. jejejeje

    ResponderEliminar
  2. jajaja en serio fueron con sábanas? Hombre don YSEC, vos sabés de quien soy hincha pero eso da pena ajena. Si apenas estamos en marzo!!! don Ysec, por cierto, felicitaciones por el triunfo. Prefiero un Nacional - Medellín que un Nacional - Popayán.

    ResponderEliminar
  3. Maestro, me da alegría por usted! para nada puedo desearle que pase por lo que los Americanos hemos pasado... esto no se le desea a nadie, excepto a aquellos que se mofan de nuestras desgracias(?)

    ResponderEliminar
  4. No suelo ser comentarista en estos posts que destilan mistica(?) pero la ocasion lo amerita, cada linea del post refleja el sentimiento que me embargo ayer en la tribuna popular que no alardea en sus trapos por haber estado viajado por somondoco, pitalito , cochabamba o mendoza ("estamos de tour por suramerica" deberia ser la frase de cabecera para mandarlos al ostracismo). Ayer tantas putiadas a ciro, al equipo de 10 millones de dolares pagado con gaseosas sin gas, a mosquera, diego alvarez y ciro (?) se vieron recompensadas enormemente con un sentimiento que ni Carlos A . Velez con su diccionario traido del averno podria describir, y es que apesar de que el 1-2 no refleja nada importante y teniendo la revancha en 15 dias, el DIM me dio la motivacion necesaria para convertirme durante 2 semanas en promotor de "newass" donando mi sueldo a la caridad.

    ResponderEliminar
  5. No olvidar darle su dotación de NewAss a los del DIM que tenían una sábana también, con la imagen de (de pie) el gran Andrés Escobar, y escrito en ella "Fantaxma", en réplica a las otras sábanas, disputándose el premio a quién hacía la mayor estupidez con ellas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos se merecen Emulsión de Scott, no el NewAss...

      Eliminar