martes, marzo 27, 2012

Una gratísima sorpresa: Juan Román Riquelme de visita por los pueblos de Colombia

Ésta profesión que tengo me ha dado la oportunidad de hacer muchas cosas lindas en la vida: caminar bajo un sol inclemente todo el día por el monte hasta caerme muerto; comer atún y salchichas enlatadas por una semana seguida; meterse en quebradas y riachuelos llenos de chamizas y matorrales que te cortan la piel; convivir con colegas femeninas cuya belleza se remite exclusivamente a la parte espiritual... en fin: tantas cosas bellas que compensan el hecho de tener a tan temprana mi juventud extraviada (?). Pero nada de eso se compara con la sorpresa que recibí en éstos días, cuando, esperando el vuelo de regreso en avioneta a Medellín desde un pueblo del Bajo Cauca antioqueño, me encontré nada más y nada menos que a Juan Román Riquelme.


Román fuera de las canchas derrocha alegría. Al fondo se aprecia la torre de control y el Hangar 18.

Así es: el mismísimo Juan Román Riquelme se escapó por unos días de la asfixiante concentración de Uooooocaaaaaaaaaaaa Shuuuuuuuuuniooooooooooooorsssssssss, para viajar a Colombia de incógnito. Un gusto que no se le puede reprochar a un profesional como él: ¡qué mejor que dejar Buenos Aires por unos días para ir a cagarse de calor y mosquitos en un pueblito perdido de Colombia! Al verlo me extrañó sobremanera que ninguno de los pasajeros se atrevió a acercarse a rodear al ídolo, (hasta se hicieron los que no lo reconocían), debe ser la timidez local (?). Pero pasado el momento de sorpresa yo sí me animé: tímido me acerqué y lo saludé, como normalmente lo hacen los aficionados colombianos cuando ven un jugador rioplatense: "Ehhh, qué hacés, Román, ídolo, sosss grande, sos un monssstrooooo....". Román me contestó con su habitual tono eufórico: "Para uno como jugador es muy importante el reconocimiento de la gente. El cariño del público. Pero por ahí algunos ya están diciendo que Riquelme no saluda a la gente. Que Riquelme es un amargo, un frío... Qué sé yo, no le pongo atención a eso, Riquelme es felí. Si Riquelme es felí, Boca es felí, el técnico ese que me puso a correr solo como un boludo es felí, y todos felices. Riquelme no tiene que darle explicaciones a nadie: si Riquelme viene a agarrar un poco de calor en un pueblo de Antioquía, (dijo, ya fastidiado) eso no los debe afectar a ustedes los periodistas, para nada. Yo ya hablé con el técnico y con lo´ compañero´ y todo está claro. Con nadie más tengo que aclarar nada". En ese momento anunciaron la salida del vuelo, por lo que, lamentablemente, no alcancé a preguntarle por su pronóstico para el clásico antioqueño del siguiente domingo, ese del 25 de Marzo que ganamos a punta de huevas y garra.


Ya en Medellín, Román se alejó, con paso cansino y ganador, a agarrar un taxi. Yo me quedé con las ganas de conversar más con el ídolo, pero a su vez me quedó la sensación de maravilla de haberme encontrado a tremendo crack en tan lejanas tierras. La próxima vez que lo vea le pido el favor que él, que sabe tanto de éstas cosas, colabore con unos muchachos que estaban de Tour por Sudamérica, pero que se quedaron sin gasolina desde hace mes y medio.

"Me pone muy contento llegar a Medellín"

13 comentarios:

  1. Por lo menos "Está Felí!" (?)

    ResponderEliminar
  2. ese es el totono con pelo (?)

    ResponderEliminar
  3. Viejo, deberían darme el Pulitzer por la manera en que arriesgué mi integridad tomándole fotos a ese man sin que se diera cuenta. Un Periodista de guerra (?)-

    ResponderEliminar
  4. Jajajajajaja Tremendo encuentro Maestro, Se nota que Riquelme estuvo Felí de conocerlo(?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, no ves cómo irradia alegría en las fotos (?)

      Eliminar
  5. Claramente el tipo se encontraba en un estado de pánico total pensando, y este triplehijueputa que es lo que tanto me ve desde hace rato, y mírenle la cara de cacorro que se manda y con esa cámara, si lo cago a golpes va y me demanda la loca esta...

    Si, lo se, voy buscando la salida, tranquilo que no hay que empujar(?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me colabora con la salida, por favor (?).

      Jajaja, qué tal Eltha, no fué así como pasó, salvo mi cara de cacorro (?).

      Eliminar
  6. Será que Riquelme andaba de incógnito en Antioquia visitando a su más acérrimo fanático? ese que se parece a Franco Armani...

    ResponderEliminar
  7. no, pero este no es Riquelme... o si?

    ResponderEliminar
  8. Ah, sos un genio, viejo, no te imaginas cuanto me río, alegria!

    ResponderEliminar