viernes, febrero 15, 2013

Y Tres: Kilopost de las selecciones sub 20 de Colombia del 85 para acá - Final con la selección de Rodallega

Aquellos malignos que susurraban acerca de las supuestas propiedades salinas de este bló tuvieron que haber mordido la almohada con el título Sudamericano de la categoría alcanzado por la selección Colombia supra-adolescente hace un par de semanas. Más que buscarle explicaciones al trabajo del cuerpo técnico, a la solidaridad del equipo, al rol determinante del calidoso de la nómina (sí, hay uno solo) o a la fortaleza anímica y mental de los futuros talentos de la Juventus o Everton (y/o Equidad y Emelec), el país debería agradecerle a La Monserga del Fútbol por haber publicado esta serie de posts (1, 2, y el 3, que es este, idiota) que tuvieron doble efecto: 1) llenó a la selección de una carga energética astral positiva y luminosa (?), y 2) motivó a los muchachos (seguramente todos nos leían en los ratos que le robaban a la lectura de Cortázar y Kerouac) a salir a ganarles a todos para no quedar atrás de sus exitosos antecesores. La modestia que nos caracteriza impedirá que le saquemos provecho a esta situación, aunque de antemano agradecemos las donaciones que nos quieran hacer a nuestra cuenta de ahorros del Lewjndajvneyssenvarderkorput Bank de Amsterdam. Un mínimo de 30 florines, gracias.

Terminemos el recuento. Ah, una advertencia: solo hablaremos de las selecciones de 2003 y 2005: asumimos que todos ustedes son, como mínimo, púberes, por lo que deben acordarse mejor que nosotros de los equipos de 2007 en adelante. ¿Tiene reclamos al respecto? No faltaba más, puede hacerlos a nuestro acostumbrado Servicio de atención al Cliente: mevaleverga@lamonsergadelfutbol.com

Campeonato sub 20 de 2003, en Uruguay. Posición Final: 4to Puesto.

Después del desastre de 2001 la Federación le confió el-equipo-del-futuro a las serenas, sensatas y depresivas (?) manos de Reynaldo Rueda. Con poco material el equipo cumplió clasificando después de 10 años a un Mundial (ese en el que quedamos terceros). La primera ronda comenzó con la ya (a esas alturas toda una tradición en el torneo) acostumbrada derrota ante Argentina, pero tres victorias al hilo algo paridas pero justas, le devolvieron la confianza a los muchachos. En el Hexagonal Final dos victorias, un empate y dos derrotas (estas últimas ante, oh, sorpresa, Argentina y Brasil) alcanzaron para clasificar al Mundial.

Qué fue de ellos: La verdad el equipo no era una constelación de estrellas pero sí un combo con gente muy rendidora: destacamos a Yulián Anchico (que a nuestro gusto pintaba para mucho más que presumir de ser un jugador importante en Tolima y Santa Fe), Jaime “La Ganzúa” Castrillón (ídem que Yulian Anchico, añadiendo que se hizo más conocido por...eh... ya saben qué...), Víctor Montaño, Jonathan Estrada, Abel Aguilar o el portero Héctor Landázuri. Más otros que merecen una nota aparte, como César Fawcett, Oscar Briceño, Edixon Perea, Javier Araujo o…
  • Jose Julián De la Cuesta: el caso de este muchacho siempre nos ha parecido bastante curioso. Ha estado en tres equipos de Primera y Segunda en el fútbol español (Cádiz, Valladolid y Albacete). En todos le ha ido bien. Ninguno se quiso quedar con él. De hecho, en el momento en que escribimos estas líneas, De la Cuesta está sin equipo (!!). Muy raro: o hay algo más que no sabemos o el tipo debe ser subversivo (?).
  • Jhonny Acosta: volante ofensivo, calidoso, hábil, inteligente para jugar. Pero muy de malas: jugando para Pereira (ya eso es ser de por sí muy de malas (?)) un jugador de Millonarios le partió la tibia, el peroné y el futuro. De ahí en adelante su carrera, que pintaba para un Sevilla o Porto (o al menos un Pachuca o América de México) se desgajó hasta llegar al Blooming. Lástima.
Johnny Acosta cuando pintaba para crack
  • Avimiled Rivas: un diamante en bruto (?). Uno de esos volantes que imponen más por presencia física que por juego. Y por nombre, porque es un hecho demostrado que un jugador con nombre raro moja más prensa que un, digamos, un José Rodríguez (algún día será objeto de un tratado psico-socio-etimológico por acá: pero pillen que un José Rodríguez tiene que inventarse un apodo para que la prensa hable de él - ergo, para que su carrera despegue). Sigamos con Avimiled: después de su actuación en ese Sudamericano ha tenido más contratos de trabajo que una empresa de los Nule: ha jugado en 10 equipos diferentes en ese lapso (10 clubes/10 años = 1.000000 clubes por año), con poco suceso. Hoy está sin equipo, también.
Avimiled Rivas luchando contra el balón
  • Jaime “El Tanque” Ruiz: un grande. En dimensiones físicas (1.95 m de altura, 90 Kgs de peso), ojo. Una mole con fuerte propensión a cargar sobre las defensas rivales como un pelotón de búfalos huyendo de una quema de pastizales. Así le sirvió para anotar cuatro goles (y se comió el doble) en ese sudamericano, haciéndose conocido por la parcialidad por su porte a lo bestia y su notoria redondez de pies a la hora de dominar el balón. O sea, la típica historia de superación que nos llega a nosotros los troncos. Sus pasos por Cortuluá, el Aucas ecuatoriano, Pasto y el Cienciano configuraban un destino de equipo del ascenso colombiano a mediano plazo. Pero no: le fue tan bien en su primer año por el Alianza Atlético peruano que el Westerlo belga se lo llevó a conocer Europa. Allá lleva ya cinco años de los cuales sus mayores logros han sido aprender flamenco y francés y meter diecisiete goles en su primera temporada (muy bien) y tres en las otras cuatro juntas (la cagó (?)).
El Tanque Ruiz (a la izquierda) celebrando el gol que le hizo a Paraguay.  Lo acompañan en el jolgorio (?) Víctor Montaño y Erwin "El Alpinito" Carrillo.

 Campeonato sub 20 de 2005, en Colombia. Posición Final: Campeones.

El penúltimo torneo internacional en el que una selección Colombia salió campeona. El primer gran éxito de un equipo dirigido por Eduardo Lara. El último gran éxito de un equipo dirigido por Eduardo Lara. Eh, el último hecho del que podemos referirnos utilizando las palabras "éxito" y "Eduardo Lara" en un mismo párrafo. La última vez que Eduardo Lara lloró de alegría y no de desesperación.

El equipo era un combazo en serio. Jugadores que han tenido carreras desde muy buenas a consagradas (comenzando por Radamel Falcao García - que en esa época insinuaba menos que una foto de la mujer de Ur*be -,  Cristián Zapata, Camilo Zúñiga, Abel Aguilar, Freddy Guarín, Dayro Moreno, Wason Rentería), decentes (Carlos Valdés, Cristian Marrugo, Edwin Valencia, Sebastián Hernández) o conocidas (?) (Mauricio Casierra, Juan Carlos Toja, Harrison Otálvaro). O trayectorias muy curiosas como la del portero Libis Arenas (que tenía banqueado a David Ospina), que de estar en la Lazio ha pasado por Central Español, Peñarol, Sportivo Luqueño, Patriotas, América y, hoy en día, el patio de su casa.

Libis Arenas (al centro) está retando "Ahora me voy a sacar la pija, para que veás como la tengo". A la izquierda un tal Radamel Falcao García trata de pararlo: "Ya, parcero, ya: dejá eso y venite que vamos a rezar" (?). A la derecha, Hugo Rodallega: "¡Este malparido sí será capaz de sacársela!".
Y sobre todo, Hugo Andrés Rodallega Camacho. Que fue figura no solamente por ser el goleador de ese torneo, sino por LA frase. La frase que lo marcó a fuego y que, aún hoy, es recordada con sorna y pffffffs por los seguidores de la selección o el Fulham cada vez que Rodallega no-marca un gol:

La invención de Hugo
Podemos comprender que, en medio del entusiasmo patrio y propio por su perfomance (?) en ese torneo, a Hugo se le saltó la cadena y le dio por compararse con el pichón de crack argentino ("pichón de crack". No "crack pichón", ese es David Nalbandián), que ya atraía hasta a turistas japoneses mientras Rodallega hacía picar el balón en peladeros de Tuluá y Pereira. O tal vez Hugo no pensaba eso, pero se dejó convencer de su representante para hacer esas declaraciones ("...hágale mijo, hable y hágase sentir que estos solo le dan prensa a los argentinos..."). Lo que no hacía falta era ningunear al Quindío, club que solo  puede diferenciarse del Barcelona en unos cuantos millones de hinchas más en el mundo y algunas Champions, Recopas, Copas UEFA y Supercopas más ganadas.

Ahora, para que no nos califiquen de parcializados, vamos a comparar las estadísticas de ambos jugadores a ver si eso que Messi es mejor jugador es otra de las acostumbradas humeadas de la prensa catalana:


Comparando los números anteriores pareciera haber una tendencia que muestra que, aparentemente, los números de Messi son mejores. Pero analicemos en detalle:
  • El número de goles anotados muestra un mejor registro en Messi que en Rodallega. Sin embargo, el comportamiento estadístico de los goles de Rodallega es mejor, pues tiene más regularidad (hay tres valores iguales ahí (?)).
  • Los títulos ganados indican mayor cantidad por el lado de Messi, que ha ganado casi todo. Pero Rodallega tiene un as bajo la manga: el único título ganado por Hugo fue el torneo Finalización de 2005 con...¡Deportivo Cali! Señores, seamos justos: que el Cali sea capaz de ganar un título equivale moralmente a diez trofeos de cualquier otro club del mundo.  Por lo tanto, eh... ah, mierda, tampoco así Rodallega supera a Messi...
Conclusión: parece que ese Messi sí es mejor que Hugo Rodallega. ¡No importa, Hugo, sigue luchando!

9 comentarios:

  1. Jajajajajajaja lo mejor es ese exhaustivo estudio al final! Grande maestro!

    ResponderEliminar
  2. ..."Señores, seamos justos: que Cali sea capaz de ganar un título equivale moralmente a diez trofeos de cualquier otro club del mundo." Jajaja soberbia frase maestro don Ysec

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Juanma, te gustó tanto el comentario que lo posteaste dos veces!

      Eliminar
  3. Yo tenga la duda sí Libis Arenas, le hicieron una nota en Caracol en la cuál compraba trajes de saco y corbata, para ir bien vestido ya qué se iba para la Lazio, ya que los Italianos se precian de ser muy elegantes.

    ResponderEliminar
  4. Me extraña mucho de De la Cuesta. Porqué el man no se acopla en ningún equipo? Hay algo que no se pueda decir? (?)

    ResponderEliminar
  5. Ysec, todo aquel que gane un campeonato con el Calí merece respeto, no ve que es mas fácil que renuncie un Papa a que eso se de.

    ResponderEliminar
  6. Ironico que Rodallega se proclamara mejor que Messi, haya sido superado hasta por su entonces desconocido suplente... mmmm como es que se llamaba ese peladito, un tal radamel no se que (?)

    ResponderEliminar
  7. Maestro el morrito se acaba....
    inminente cierre del Eduardo Santos...

    ResponderEliminar
  8. Marriage counseling takes the deviation in the reality. Marriage
    Counseling questions are asked to you by marriage to carry through your marriage
    and loving again, acquire all you can approximately commitment,
    communicating, patience and the solutions that will
    permit your relationship to go stronger. It is a Dandy thing to stay put defending yourself, what you are in truth doing is blaming your Mate or else.


    My blog post; counseling for married couples

    ResponderEliminar