martes, septiembre 05, 2006

A 13 años del Maldito 5-0

Hoy se cumplen exactamente 13 años del mayor hito (?) del fútbol nacional. Un día como hoy de 1993, a esta hora estábamos millones de colombianos de todas las procedencias, razas y credos en las calles, llenos de maizena, borrachos, celebrando la victoria por 5 a 0 sobre Argentina en el propio Monumental, con baile incluído.
Fué una gesta, sí, donde como pocas veces en la historia jugamos con 3 huevas cada uno en la cancha (sentimiento propiciado en parte por los propios argentinos que previo al partido se salieron de tono como Ruggeri "los vamos a hacer sentir igual de mal que nos trataron en Barranquilla"), donde el equipo funcionó como una maquinita, y donde les pintamos la cara a la propia albiceleste allá. Pero fué la última gesta histórica del fútbol colombiano.
Fué un regalo envenenado, porque a partir de allí nos creímos los mejores del mundo. Lo mejor que nos hubiera podido pasar hubiera sido un empate, o perder para ir de repechaje contra Australia. Porque desde ese partido tuvimos que soportar (en esa época lo disfrutamos) a la serie de payasos de turno como Vinasco y su compañero-compañero repitiendo la transmisión del 5-0 por Caracol. Alimentamos la sobredimensionada expectativa que creó la prensa escrita y hablada (Edgar Perea vaticínó que íbamos a ser campeones en USA 94), hablamos mierda hasta el cielo del poder de nuestra selección. Nos complacíamos viendo a la selección ganar partidos preparatorios de papel contra la B del Milan y el Eintracht Frankfurt. Y nos estrellamos feisimamente contra Rumania y USA. Y peor, nos dió una vergüenza tan grande de ser colombianos cuando mataron a Andrés Escobar en pleno Mundial.
Del 5-0 para acá hemos ido en picada. Si nos descuidamos un poquito, nos pasa lo de Perú, que después de las generaciones de Cubillas, Cueto, Chumpitaz, Uribe, Barbadillo y Oblitas ha dado Ronald Baronis, Waldir Saenz o Darío Muchotrigos. Nos quedamos tan dormidos en el tiempo que todavía el caremondà del Tito Puccetti entrevistó al Batistuta en 2001 antes del partido por las eliminatorias en Bogotá, preguntándole si los recuerdos del 5-0 le pesaban...El Bati respondió fastidiado un "Todavía ustedes se acuerdan de eso!". Perdimos 3-1.
Por eso, desde la Monserga, unanimemente hemos decidido mandar a la mierda el 5-0 y todo recuerdo asociado con esto.

2 comentarios:

  1. Estoy 100% de acuerdo con tus comentarios, que sal tan H.P. haber ganado ese partido. Mejor haber perdido para que nos hubieran hecho aterrizar de una vez y haber ido mas humildes a EE.UU.
    Y que oso el de Puccetti cuando le pregunta eso a Batigol, ahi estan pintados la mayoria de nuestros periodistas, viviendo del pasado... que horror !!!!

    ResponderEliminar
  2. así va a pasar en venezuela con el tres a cero a uruguay en el centenario

    ResponderEliminar